Con la mi­ra­da pues­ta en la in­ves­ti­ga­ción

Hu­go Sig­man, CEO del Gru­po In­sud, re­ci­bió el ga­lar­dón por su per­for­man­ce in­ter­na­cio­nal al fren­te de un gru­po de em­pre­sas con ope­ra­cio­nes en sec­to­res co­mo el far­ma­céu­ti­co y el agro­ne­go­cio. Lla­mó a de­ba­tir la sus­ten­ta­bi­li­dad del ac­tual sis­te­ma de sa­lud en e

Fortuna - - Al Empresario Destacado En El Exterior Premio Fort -

La his­to­ria del Gru­po In­sud, de ca­pi­ta­les ar­gen­ti­nos y pre­sen­cia glo­bal en sec­to­res co­mo el far­ma­céu­ti­co, agro­ne­go­cios e in­dus­trias cul­tu­ra­les, se re­mon­ta a 1977. Aquel año, Hu­go Sig­man, psi­quia­tra, y su es­po­sa Sil­via Gold, bio­quí­mi­ca, fun­da­ron Che­mo, un la­bo­ra­to­rio orien­ta­do a la in­ves­ti­ga­ción y pro­duc­ción de me­di­ca­men­tos de ba­jo cos­to, que dio ori­gen a un con­glo­me­ra­do di­ver­si­fi­ca­do con pre­sen­cia en más 40 paí­ses.

Sig­man, ac­tual CEO de la com­pa­ñía, re­ci­bió el Pre­mio For­tu­na al Em­pre­sa­rio Des­ta­ca­do en el Ex­te­rior 2017, oca­sión en la que des­ta­có el buen ni­vel de in­ver­sio­nes que se vie­ne dan­do en I+D en el ru­bro far­ma­céu­ti­co y aler­tó so­bre la ne­ce­si­dad de un de­ba­te abier­to acer­ca de la sus­ten­ta­bi­li­dad del ac­tual sis­te­ma de sa­lud.

“El sec­tor far­ma­céu­ti­co atra­vie­sa un mo­men­to in­tere­san­te”, opi­nó en un mano a mano con For­tu­na. “Cuan­do uno ana­li­za la ba­lan­za co­mer­cial es­pe­cí­fi­ca a ni­vel na­cio­nal es po­si­ti­va. Si bien es cier­to que la ba­lan­za to­tal es­tá en ro­jo, pa­ra el sec­tor na­cio­nal es po­si­ti­va. En es­te mo­men­to el país es­tá ex­por­tan­do más de lo que im­por­ta, lo cual mues­tra una ten­den­cia a in­ter­na­cio­na­li­zar­se. Mu­chas em­pre­sas es­tán ar­man­do fi­lia­les en el ex­te­rior”, ce­le­bró.

En la ac­tua­li­dad, el Gru­po In­sud (In­no­va­ción, Sus­ten­ta­bi­li­dad y Desa­rro­llo) tra­ba­ja muy ac­ti­va­men­te en la fa­bri­ca­ción de va­cu­nas y an­ti­cuer­pos mo­no­clo­na­les en el país, “lo que va a re­pre­sen­tar, y ya lo es­tá ha­cien­do, una enor­me sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes y una gran po­si­bi­li­dad de ex­por­ta­ción”, di­jo Sig­man.

No obs­tan­te, el te­ma pre­cios aso­ma co­mo una som­bra en el ho­ri­zon­te y lo obli­ga a una re­fle­xión: “Siem­pre es un te­ma con­flic­ti­vo. Creo que el sec­tor de la sa­lud, en ge­ne­ral, va a atra­ve­sar una si­tua­ción com­pli­ca­da li­ga­da al cos­to de al­gu­nos me­di­ca­men­tos es­pe­cia­les, que va a po­ner en di­fi­cul­tad

“Sin in­ver­sión en I+D la com­pe­ti­ti­vi­dad ar­gen­ti­na no va a me­jo­rar”, ase­gu­ró Hu­go Sig­man, CEO de Gru­po In­sud.

la fi­nan­cia­ción del sis­te­ma pú­bli­co y pri­va­do de me­di­ca­men­tos. Es un asun­to que en al­gún mo­men­to el con­jun­to del sec­tor: el Go­bierno, la in­dus­tria y las pre­pa­gas, van a te­ner que abor­dar por­que si no va­mos ha­cia un pun­to que pue­de ser in­sos­te­ni­ble”, aler­tó.

Alu­de Sig­man a lo cos­to­so que re­sul­ta desa­rro­llar y pro­du­cir una se­rie de me­di­ca­men­tos des­ti­na­dos al tra­ta­mien­to del cáncer, la ar­tri­tis reuma­toi­dea y otras “en­fer­me­da­des ra­ras”. “Hay pro­duc­tos que al­can­zan va­lo­res de u$s 800.000 u u$s 850.000 el tra­ta­mien­to. Otros fluc­túan en­tre u$s 100.000 y u$s 150.000. No es un pro­ble­ma só­lo de la Ar­gen­ti­na, pe­ro va­mos a te­ner que re­fle­xio­nar qué va­mos a ha­cer con es­te te­ma por­que hace que la gen­te que ten­ga que re­ci­bir un tra­ta­mien­to ambulatorio más con­ven­cio­nal no pue­da re­ci­bir­lo por­que el di­ne­ro va ha­cia otro la­do”.

FOR­TU­NA: ¿Vis­lum­bra se­ña­les de que ese de­ba­te pue­da dar­se en el cor­to pla­zo?

SIG­MAN: Ló­gi­ca­men­te, la per­so­na que su­fre una en­fer­me­dad ra­ra o cu­yo hi­jo o un fa­mi­liar en­tra en una cri­sis de vi­da, lu­cha con de­ses­pe­ra­ción por re­ci­bir el tra­ta­mien­to. En­ton­ces ape­la a abo­ga­dos o me­di­das cau­te­la­res. Per­so­nal­men­te, creo que hay que ha­cer un buen aná­li­sis de fár­ma­co-eco­no­mía en el país pa­ra ver cuá­les son los me­di­ca­men­tos que el sis­te­ma real­men­te pue­de ab­sor­ber y cuá­les no.

COS­TOS. “Sin in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo -en­tien­de el em­pre­sa­rio- la com­pe­ti­ti­vi­dad ar­gen­ti­na no va a me­jo­rar. Cuan- do ha­blo de com­pe­ti­ti­vi­dad me re­fie­ro a pro­ble­mas reales co­mo el cos­to la­bo­ral, el fis­cal, el lo­gís­ti­co. To­dos los em­pre­sa­rios, jun­to con el Go­bierno, de­be­re­mos ana­li­zar de qué for­ma se pue­de in­ver­tir más en in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo. Sin eso no se ge­ne­ra­rán nue­vos pro­duc­tos con va­lor agre­ga­do”.

Los da­tos que ma­ne­ja y com­par­te lo lle­van a opi­nar que “la Ar­gen­ti­na in­vier­te muy po­co en I+D, ape­nas el 0,6% de su PBI. La me­dia eu­ro­pea es del 2,2%. Corea in­vier­te el 4,3% e Is­rael, el 4,1%. Te­ne­mos po­cos in­ves­ti­ga­do­res por mi­llón de ha­bi­tan­tes, ne­ce­si­ta­mos más. En to­do el mun­do, en por­cen­tual, es más im­por­tan­te la in­ver­sión en in­ves­ti­ga­ción pri­va­da que la pú­bli­ca. En la Ar­gen­ti­na es al re­vés, es mu­cho más la pú­bli­ca que la pri­va­da. Acá, el 85% de la in­ver­sión en I+D es pú­bli­ca. Los pri­va­dos in­ver­ti­mos ape­nas el 15% del de por sí po­bre por­cen­ta­je del PBI. Es­to re­quie­re que exis­tan me­di­das de es­tí­mu­lo, co­mo las hay en to­dos la­dos. No hay an­te­ce­den­tes en el mun­do de que la in­ver­sión pri­va­da se dé sin un es­tí­mu­lo por par­te del Go­bierno”.

Hu­go Sig­man, CEO

ANá­LI­SIS. Hu­go Sig­man des­ta­có que pa­ra el sec­tor far­ma­céu­ti­co na­cio­nal la ba­lan­za co­mer­cial es po­si­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.