MAES­TRA RE­LO­JE­RA

GQ Latinoamerica - - RELOJES -

Con­ver­sa­mos con Ca­ro­le Fo­res­tier-Ka­sa­pi, la ge­nial res­pon­sa­ble de creary desa­rro­llar los mo­vi- mien­tos de Al­ta Relojería pa­ra Car­tier, durante el pa­sa­do SIHH en Gi­ne­bra, Sui­za.

¿De dón­de to­ma su ins­pi­ra­ción, cuan­do se tra­ta de crear un nue­vo me­ca­nis­mo? “De­pen­de. Hay téc­ni­cas que le per­mi­ten a una ser crea­ti­va, que le de­jan tra­ba­jar, y pre­ci­sa­men­te hay que ha­cer uso de las téc­ni­cas pa­ra ge­ne­rar esa crea­ti­vi­dad, así po­de­mos ver que no se ne­ce­si­ta ins­pi­ra­ción”.

Muy bien. Téc­ni­ca y tra­ba­jo du­ro… “Así es. Tra- ba­jo du­ro. No es al­go que te dic­te una mu­sa. Al me­nos no pa­ra mí”.

¿Cuál ha si­do el ma­yor re­to al que se ha en­fren- ta­do has­ta aho­ra, co­mo par­te de Car­tier? “Mi ma­yor re­to fue em­pe­zar la ac­ti­vi­dad de los mo­vi- mien­tos, por­que ha­ce ocho años Car­tier es­ta­ba tra­ba­jan­do con un éta­blis­seur, de ma­ne­ra que an­tes de eso Car­tier fa­bri­ca­ba sus mo­vi­mien­tos con pie­zas que ob­te­nía de pro­vee­do­res, y aho­ra he­mos in­te­gra­do la producción y en­sam­bla­je de mo­vi­mien­tos. Así que mi ma­yor re­to fue desarro- llar es­ta ac­ti­vi­dad en tan po­co tiem­po”.

Us­ted es una mu­jer exi­to­sa en una in­dus­tria do­mi­na­da por hom­bres, es una es­tre­lla, ¿có­mo se sien­te al res­pec­to? ¿Las co­sas han si­do más di­fí­ci­les pa­ra us­ted? “Yo ca­mino con ojos que pue­den ser, in­dis­tin­ta­men­te, de mu­jer o de hom- bre, ¿sa­be? Así que en reali­dad pien­so co­mo re­lo- je­ra, de­jan­do de la­do el gé­ne­ro. Y cla­ro, us­ted sa­be, la in­dus­tria es un mundo muy con­ser­va­dor y sí, tie­nes que de­mos­trar tu va­lía cuan­do eres mu­jer, tus ca­pa­ci­da­des”.

¿Cuán­do se dio cuen­ta de que que­ría ser re­lo- je­ra? “Oh... nun­ca. [Ri­sas] De he­cho, na­cí en una fa­mi­lia de re­lo­je­ros, mi pa­dre, mi ma­dre y mi her- mano se de­di­ca­ban a la relojería, así que pa­ra mí fue al­go na­tu­ral ini­ciar­me en es­to. Creo que la relojería me em­pe­zó a in­tere­sar no pa­ra re­pa­rar re­lo­jes, sino por­que que­ría en­ten­der su fun­cio­na- mien­to, así que yo so­lía des­ba­ra­tar los me­ca­nis- mos de las pie­zas que caían en mis ma­nos pa­ra ver có­mo fun­cio­na­ban, pe­ro no me in­tere­sa­ba vol­ver­los a en­sam­blar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.