¿VIA­JE DE NE­GO­CIOS?

Si la res­pues­ta es "Sí", es­tas son las 7 apps in­dis­pen­sa­bles que de­bes car­gar en tu smartp­ho­ne.

GQ Latinoamerica - - TECNOLOGÍA - Por Lu­cía Mar­tín

El te­lé­fono mó­vil se ha con­ver­ti­do en una he­rra- mien­ta im­pres- cin­di­ble. Te­ne­mos po­cos ejem­plos a lo lar­go de la his­to­ria de un apa­ra­to con el que ha­ya­mos desa­rro­lla­do una re­la­ción tan ín­ti­ma, ¡has­ta nos lo lle­va- mos a la ca­ma! Si en el día a día es esencial, ima­gí­na­te si te pa­sas la vi­da via­jan­do. Tu smart- pho­ne se con­vier­te en un bá­si­co de la ma­le­ta por­que hay un sin­fín de apli­ca- cio­nes que te per- mi­ti­rán or­ga­ni­zar un via­je per­fec­to: des­de la pri­me­ra pla­ni­fi­ca­ción has­ta tu re­gre­so a casa; te­nien­do to­do ba­jo con­trol, aho­rran­do cos­tos y mi­ni­mi- zan­do erro­res. Es­tas son 7 apli­ca­cio­nes pa­ra un buen bu­si- ness tra­vel.

ENTRAIN

Crea­da por un gru­po de ma­te­má­ti­cos, es­ta app se con­ver­ti­rá en tu me­jor ar­ma con­tra el te­mi­do jet lag. Te in­di­ca cuá­les son los me­jo­res mo­men­tos pa­ra dor­mir (o pa­ra in­ten­tar­lo, al me­nos). Fun­cio­na se­lec­cio- nando el des­tino al que via­ja­mos e in­di­can­do a qué ti­po de luz es­ta­re­mos so­me­ti­dos en­ton­ces, de­pen­dien­do de la ho­ra. Muy útil si eres de los que el cam­bio de ho­ra­rio no­quea por com­ple­to.

PACKPOINT

No to­do el mundo es un ge­nio pre­pa­ran­do el equi­pa­je, de he­cho, so­le­mos ser un desas­tre. No hay na­da peor que lle­gar a tu des­tino con un cli­ma por de­ba­jo de los ce­ro gra­dos y per­ca­tar­te de que no lle­vas­te tu abri­go y de­más ro­pa de frío. Se aca­ba­ron los pro­ble­mas. Es­ta app (Pac­king­pro en IOS) te di­ce lo que tie­nes que lle­var en la ma­le­ta en fun­ción del des­tino, el nú­me­ro de no­ches y si tu via­je es de ocio o de tra­ba­jo.

TRIPIT

Un via­je es una su­ma de bo­le­tos, re­ser- vas, di­rec­cio­nes, con­fir­ma­cio­nes y de­más elementos que de­be­re­mos te­ner siem­pre a la mano. Y es­ta app es una vuel­ta de tuer­ca a Pass­book: apar­te de los bo­le­tos del medio de trans­por­te, reúne tam­bién la re­ser­va del ho­tel e, in­clu­so, la pre­vi­sión me­teo­ro­ló- gi­ca del des­tino. Un "to­do en uno" en só­lo una he­rra­mien­ta, lo que la vuel­ve bas­tan­te fun­cio­nal.

GATEGURU

Te pro­por­cio­na to­da la información de los dis­tin­tos vue­los en un so­lo pan­ta­lla­zo, in­clu­yen­do al­go muy útil, so­bre to­do si via­jas con el tiem­po jus­to: los cam­bios de puer­ta de em­bar­que que acon­te­cen en el úl­ti­mo mi­nu­to. Tam­bién per­mi­te ver las tien­das que hay en el ae­ro­puer­to, e in­clu­so al­qui­lar un co­che en só­lo unos cuan­tos pa­sos.

DUFL

¿Via­jar con las ma­nos en los bol­si­llos, des- preo­cu­pán­do­te de ma­le­tas, check-in y cin­tas de equi­pa­je?

Sí, es po­si­ble, y aun- que ha­gas va­rias co­ne­xio­nes. Es­ta mag­ní­fi­ca apli­ca­ción de mo­men­to ope­ra den­tro de Es­ta­dos Uni­dos y en al­gu­nos des­ti­nos de Eu­ro­pa, Ca­na­dá, Ja­pón y Síd­ney. Sim­ple­men­te eli­ges el con­te­ni­do de tu ma­le­ta y el ser­vi­cio lo tras­la­da al ae­ro­puer­to y a los dis­tin­tos hoteles. Cuan­do des­car­gas la app, re­ci­bes una ma­le­ta Dufl que de­bes lle­nar con lo que va­yas a ne­ce­si­tar (cui­da­do, sal­vo ae­ro- so­les), tras lo cual, la em­pre­sa la re­co­ge y la de­ja en la fe­cha que de­ter­mi­nes, en el des­tino ele­gi­do. La idea la ha­ce úni­ca en el mer­ca­do.

WIFIFINDER

¿Qué se­ría de no­so- tros sin In­ter­net? Im­pen­sa­ble, ¿ver- dad? Pe­ro cla­ro, si es­tás en el ex­tran­je­ro y sal­vo que ten­gas una bue­na ta­ri­fa con tu com­pa­ñía, te arries­gas a que si uti­li­zas la red, lue­go te lle­gue una fac­tu­ra muy ele­va­da. Pa­ra evi­tar­lo exis­te es­ta apli­ca­ción que te in­di­ca dón­de hay re­des de wi­fi abier­tas. Fun­cio­na tan­to en smartp­ho­nes co­mo en ta­blets.

PASSWALLET/ PASS­BOOK

Ima­gí­na­te si en­ca­de- nas vue­los y tre­nes: de­bes lle­var to­dos tus bo­le­tos y tar­je­tas de em­bar­que a la mano. Por eso es­ta apli­ca­ción es de lo más útil: re­agru­pa los bi­lle­tes elec­tró­ni­cos que sus­ti­tu­yen al in­có­mo­do pa­pel y to­do al al­can­ce de la ye­ma de los de­dos. Tu bo­le­to pa­sa de la ban- de­ja de en­tra­da de tu co­rreo a un sis­te­ma, de tal for­ma que el día de tu sa­li­da apa­re­ce la no­ti­fi­ca­ción en la pan­ta­lla del ce­lu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.