UNA NU­BE EN PA­RÍS

Char­la­mos con Mat­hil­de Lau­rent, “na­riz ofi­cial”de la per­fu­me­ría de Car­tier, so­bre la ins­ta­la­ción sen­so­rial que di­se­ñó y con la que lo­gró con­quis­tar a mi­les de per­so­nas.

GQ Latinoamerica - - FRAGANCIAS - Por Al­fon­so Pa­rra

En un ini­cio, na­die en­ten­día qué es­ta­ba ocu­rrien­do. Los pa­ri­si­nos que pa­sa­ban fren­te al Pa­lais de Tok­yo veían un gran cu­bo de cristal trans­pa­ren­te con una ex­tra­ña nu­be aden­tro. A las 9 de la ma­ña­na en pun­to, un gru­po de pe­rio­dis­tas e in­fluen­cers pro­ve­nien­tes de dis­tin­tos paí­ses del mun­do co­men­za­ron a lle­gar y, po­co a po­co, el mis­te­rio se fue es­cla­re­cien­do. El extraño cu­bo fue bau­ti­za­do co­mo Le Nua­ge Par­fu­mé (La nu­be per­fu­ma­da), el pri­mer OSNI (Uni­den­ti­fied Scen­ted Ob­jects) crea­do por Car­tier y que sig­ni­fi­có un par­tea­guas en la ma­ne­ra de co­mu­ni­car la esen­cia de sus fra­gan­cias.

Sen­ta­dos en una me­sa al ai­re li­bre, con un cie­lo des­pe­ja­do so­bre no­so­tros y un ca­fé en la mano, Mat­hil­de Lau­rent, la “na­riz” crea­do­ra de las fra­gan­cias de la mar­ca des­de 2005, nos ex­pli­có el con­cep­to: “Es­te ex­pe­ri­men­to es una for­ma in­no­va­do­ra de ha­blar a la in­dus­tria. Po­cas per­so­nas y fir­mas con­si­de­ran a la per­fu­me­ría co­mo un ar­te, así que se en­fo­can en ven­der y no en des­cu­brir nue­vos aro­mas; por eso, qui­si­mos pre­sen­tar­lo más allá de cual­quier con­tex­to co­mer­cial o pu­bli­ci­ta­rio y op­tar por crear una má­qui­na pro­duc­to­ra de sen­sa­cio­nes”.

Gra­cias a to­da la ex­pec­ta­ti­va ge­ne­ra­da, la ins­ta­la­ción fue vi­si­ta­da du­ran­te va­rios días por mi­les de per­so­nas. A ella se ac­ce­día por una puer­ta la­te­ral. Una vez den­tro, subías por una es­ca­le­ra de ca­ra­col que te lle­va­ba del pri­me­ro al se­gun­do ni­vel. Con­for­me avan­za­bas, te en­vol­vía una gran nu­be a una tem­pe­ra­tu­ra pro­me­dio de 15°C. Es­pon­tá­nea­men­te y de mo­do muy su­til, apa­re­cían en el am­bien­te las no­tas de L’en­vol, la fra­gan­cia mas­cu­li­na de Car­tier. Una mez­cla de ex­pe­rien­cias sen­so­ria­les en la que el ol­fa­to y la tecnología aca­ba­ron por con­ver­ger.

Mat­hil­de Lau­rent, “na­riz ofi­cial” de las fra­gan­cias

de Car­tier des­de 2005.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.