El jue­go de los opues­tos. El Des­cen­den­te

Horoscopo - - Índice -

Cuan­do ha­bla­mos de com­pa­ti­bi­li­da­des en­tre los sig­nos, es­ta­mos ha­blan­do de As­cen­den­te y Des­cen­den­te. Por eso de­ci­mos, por ejem­plo, que el signo com­pa­ti­ble de Sagitario es Géminis y vi­ce­vewr­sa; o el de Aries es Li­bra. Aquí, un jue­go de opues­tos pa­ra que se­pas más del tu­yo.

DES­CEN­DEN­TE

El Des­cen­den­te es el opues­to del As­cen­den­te. Mien­tras que el As­cen­den­te re­pre­sen­ta la sen­sa­ción del yo y de su au­to­ex­pre­sión, el Des­cen­den­te re­fle­ja la ex­pe­rien­cia en unión con la otra per­so­na.

Es el po­lo opues­to, es lo que atrai­go co­mo des­tino en re­la­ción a la pa­re­ja, so­cie­da­des o amis­ta­des ín­ti­mas. Po­dría­mos de­cir que el Des­cen­den­te es “mi me­jor mi­tad” (o mi “peor” se­gún el gra­do de evo­lu­ción).

En­ton­ces po­de­mos de­du­cir lo si­guien­te:

As­cen­den­te en Aries = Des­cen­den­te en Li­bra (atrai­go ener­gía de Ai­re)

En la pa­re­ja, atrai­go ener­gía in­te­li­gen­te. El otro es con­des­cen­dien­te, edu­ca­do, di­plo­má­ti­co.

Yo, As­cen­den­te en Aries, no me con­si­de­ro así (o por lo me­nos

creo que no).

As­cen­den­te en Tauro = Des­cen­den­te en Escorpio (atrai­go ener­gía de Agua)

En la pa­re­ja atrai­go ener­gías in­ten­sas, fuer­tes, po­se­si­vas, don­de el po­der siem­pre es­tá pre­sen­te.

La pa­re­ja es el área de vi­da don­de ocu­rren mis más gran­des trans­for­ma­cio­nes.

As­cen­den­te en Géminis = Des­cen­den­te en Sagitario (atrai­go ener­gía de Fue­go)

Atrai­go per­so­nas fo­go­sas, ex­pan­si­vas, ha­ce­do­ras, ba­ta­lla­do­ras. O bien, maes­tros, per­so­nas que son co­mo “guías” en mi ca­mino. Sue­le ocu­rrir que al otro le gus­te mu­cho via­jar ( y a mí tam­bién).

As­cen­den­te en Cán­cer = Des­cen­den­te en Capricornio (atrai­go ener­gía de Tie­rra)

El otro siem­pre es se­rio, res­pon­sa­ble, con­cre­to y ma­te­ria­lis­ta. O bien se sa­be res­trin­gir y se exi­ge de­ma­sia­do.

Tam­bién pue­de ser al­guien ma­yor o con ca­rac­te­rís­ti­cas pa­ter­na­les y que me li­mi­te en al­gún sen­ti­do.

As­cen­den­te en Leo = Des­cen­den­te en Acuario (atrai­go ener­gía de Ai­re)

El otro es crea­ti­vo, lo­co dis­tin­to, ori­gi­nal. Pe­ro tam­bién es mi ami­go.

Es im­pre­de­ci­ble y no gus­ta de las ata­du­ras y con­ven­cio­na­lis­mos.

As­cen­den­te en Virgo = Des­cen­den­te en Piscis (atrai­go ener­gía de Agua)

El otro es sen­si­ble, mís­ti­co, ar­tis­ta, es­pi­ri­tual. O es sim­bió­ti­co, caó­ti­co y en­ga­ño­so. Sue­le con­fun­dir­me.

As­cen­den­te en Li­bra = Des­cen­den­te en Aries (atrai­go Fue­go) El otro es com­pe­ti­ti­vo, pa­sio­nal. Enér­gi­co, con gran po­der de ini­cia­ti­va. O es pe­lea­dor, agre­si­vo, au­to­ri­ta­rio.

As­cen­den­te en Escorpio = Des­cen­den­te en Tauro (atrai­go ener­gía de Tie­rra)

El otro es sen­sual, prác­ti­co, te­rre­nal, dis­fru­ta­dor, buen chef. O es tes­ta­ru­do, par­co, ru­ti­na­rio.

As­cen­den­te en Sagitario = Des­cen­den­te en Géminis (atrai­go ener­gía de Ai­re)

El otro es con­ver­sa­dor, in­te­li­gen­te, di­ver­ti­do, so­cia­ble. O es men­ti­ro­so, cam­bian­te, dual.

As­cen­den­te en Capricornio = Des­cen­den­te en Cán­cer (atrai­go ener­gía de Agua)

El otro es mi­mo­so, con­te­ne­dor, sen­si­ble, ma­ter­nal. O es de­pen­dien­te, celoso, muy emo­cio­nal y con cam­bios de hu­mor fre­cuen­tes.

As­cen­den­te en Acuario = Des­cen­den­te en Leo (atrai­go ener­gía de Fue­go)

El otro es fo­go­so, crea­ti­vo, ge­ne­ro­so, bri­llan­te, apa­sio­na­do. O bien es ego­cén­tri­co, dés­po­ta, en­greí­do.

As­cen­den­te en Piscis = Des­cen­den­te en Virgo (atrai­go ener­gía de Tie­rra)

El otro es hu­mil­de, tra­ba­ja­dor, ser­vi­cial, or­de­na­do. O es crí­ti­co, hi­po­con­dría­co, que­jo­so.

En ver­dad, lo que de­bo sa­ber es que la ener­gía de Des­cen­den­te tam­bién soy yo. Só­lo que tien­do a pro­yec­tar­la en el otro. Re­co­no­cer que “eso otro” tam­bién soy yo se­rá evo­lu­ti­vo e in­te­gra­dor pa­ra mi per­so­na. Po­dré, en­ton­ces, te­ner re­la­cio­nes más ri­cas y adul­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.