Má­xi­ma ten­sión: in­ten­ta­ron rap­tar a una es­tu­dian­te en pleno cen­tro

La víc­ti­ma tie­ne 20 años y fue sor­pren­di­da por un hom­bre a bor­do de un au­to en 46 en­tre 12 y 13, a ple­na luz del día. Tras re­sis­tir­se, lo­gró es­ca­par. En diá­lo­go con Tra­ma Ur­ba­na, su ma­dre con­tó to­dos los de­ta­lles

Hoy en la noticia - - PORTADA -

Otra vez el te­rror, otra vez una jo­ven en una si­tua­ción lí­mi­te que no pa­só a ma­yo­res so­lo de ca­sua­li­dad. Co­mo es­te dia­rio vie­ne in­for­man­do en ex­clu­si­va, las es­tu­dian­tes se vol­vie­ron blan­co de la in­se­gu­ri­dad y, en es­te ca­so, una chi­ca de 20 años tu­vo que lu­char con to­das sus fuer­zas con­tra un de­pra­va­do pa­ra no ser rap­ta­da en pleno cen­tro de nues­tra ciu­dad y a ple­na luz del día.

Moi­ra Al­ga­rra, la ma­dre de Luciana, la víc­ti­ma, aten­dió des­de su ca­sa chu­bu­ten­se de Tre­lew a Tra­ma Ur­ba­na y con­tó to­dos los de­ta­lles de lo que tu­vo que atra­ve­sar su hi­ja el pa­sa­do mar­tes 5 de es­te mes, cuan­do sa­lió de su vi­vien­da y fue abor­da­da por un su­je­to en 46 en­tre 12 y 13, a las 16.30.

“Ella es­tu­dia Psi­co­pe­da­go­gía y es su pri­mer año en La Pla­ta, con to­do lo que eso im­pli­ca. Cur­sa siem­pre a las 18, pe­ro sa­le de su ca­sa a las 16.30, va a lo de una ami­ga que vi­ve en­fren­te de la Fa­cul­tad, to­man unos ma­tes mien- tras re­pa­san y des­pués van a las cla­ses”, con­tó la mu­jer, y ex­pli­có que la ru­ti­na de la jo­ven se vio in­te­rrum­pi­da de la peor ma­ne­ra, cuan­do fue sor­pren­di­da mien­tras ca­mi­na­ba por un in­di­vi­duo que iba en un co­che: “Se le acer­có y mi hi­ja cre­yó que le iba a pre­gun­tar por una di­rec­ción, pe­ro no. Se ba­jó del au­to, la aco­rra­ló y le di­jo que le hi­cie­ra se­xo oral. Des­pués la qui­so me­ter en el vehícu­lo pe­ro ella se de­fen­dió, lo em­pu­jó y se fue co­rrien­do”.

Si bien la jo­ven no pu­do de­ter­mi­nar cuán­tas per­so­nas ha­bía den­tro del ro­da­do, sí fue ca­paz de pre­ci­sar que el hom­bre ten­dría unos 35 años. Deses pe­ra­da, Moi­ra na­rró que “si la le­van­ta­ba, se la lle­va­ba y no apa­re­cía más. Otras chi­cas di­je­ron que les pa­só lo mis­mo y lo que no­so­tros que­re­mos es que ha­ya pa­tru­lle­ros en la en­tra­da y la sa­li­da de las cur­sa­das. Las ve­ces que vi­ne a La Pla­ta a vi­si­tar­la nun­ca vi un po­li­cía en la ca­lle, ni de día ni de no­che. La ma­yo­ría de los es­tu­dian­tes son del in­te­rior y es­tán so­los acá. De­be­rían ayu­dar­los”.

A su vez, es­gri­mió que Luciana “es una ex­ce­len­te alum­na. Su sue­ño era ve­nir a La Pla­ta y es in­jus­to que ten­ga que aban­do­nar­lo. Ella y no­so­tros co­mo pa­dres te­ne­mos mu­cho mie­do y ya de por sí tu­vo que cam­biar sus há­bi­tos: aho­ra ha­ce to­do en ta­xi, y eso im­pli­ca otro gas­to. Ade­más, aho­ra an­da con gas pi­mien­ta”.

No le to­ma­ron la de­nun­cia

La mu­jer se la­men­tó, ade­más, por el des­tra­to que sin­tió de par­te de las fuer­zas de se­gu­ri­dad: “Des­de Tre­lew lla­ma­mos a la Co­mi­sa­ría de la Mu­jer y de ahí nos hi­cie­ron lla­mar a la Se­gun­da, por la ju­ris­dic­ción en don­de ella vi­ve. Ahí tam­po­co nos es­cu­cha­ron y la hi­cie­ron ir a mi hi­ja a ha­cer la de­nun­cia a la DDI, pe­ro cuan­do lle­gó no se la to­ma­ron por­que no te­nía gol­pes. ¿ Qué te­ne­mos que es­pe­rar? ¿ Que la ma­ten? Es­te hom­bre que qui­so se­cues­trar­la lo va a in­ten­tar de nue­vo con otra chi­ca, por­que con mi hi­ja no pu­do”.

La cuadra don­de se desa­rro­lla­ron los acon­te­ci­mien­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.