Cau­sa Mal­do­na­do: de­cla­ra­ron cua­tro gen­dar­mes y el Go­bierno re­co­no­ció que “no se di­jo la ver­dad”

La fa­mi­lia del jo­ven des­apa­re­ci­do vol­vió a cues­tio­nar al juez Otran­to, quien re­cha­zó el pe­di­do de re­cu­sa­ción. La co­mu­ni­dad ma­pu­che bus­ca ser que­re­llan­te en la cau­sa

Hoy en la noticia - - POLITICA -

Cua­tro gen­dar­mes que par­ti­ci­pa­ron del ope­ra­ti­vo de des­alo­jo en el cor­te de ru­ta en Chu­but don­de se pre­su­me que de - sa­pa­re­ció San­tia­go Mal­do­na­do de­cla­ra­ron ayer como tes­ti­gos an­te la Jus­ti­cia Fe­de­ral de Es­quel. Mien­tras tan­to, la fa­mi­lia del jo­ven vol­vió a cues­tio­nar al juez Gui­do Otran­to.

An­te el ma­gis­tra­do y la fis­cal Sil­via Ávi­la, de­cla­ra­ron el al­fé­rez Ema­nuel Echa­zú ( quien, aún he­ri­do con una frac­tu­ra en el pó­mu­lo, la­bró el ac­ta por el des­alo­jo del 1 º de agos­to) y los ca­bos Da­río Zoi­lán, Die­go Ra­mos y Aní­bal Car­do­zo. Los cua­tro uni­for­ma­dos in­gre­sa­ron al edi­fi­cio ju­di­cial ubi­ca­do en 25 de Ma­yo y San Mar­tín, en la lo­ca­li­dad de Es­quel, don­de los es­pe­ra­ban el cues­tio­na­do juez Otran­to, la fis­cal Ávi­la y la abo­ga­da que re­pre­sen­ta a la fa­mi­lia de Mal­do­na­do, Ve­ró­ni­ca He­re­dia.

Zoi­lán, uno de los cua­tro es­co­pe­te­ros del es­cua­drón El Bol­són, re­co­no­ció an­te el De­par­ta­men­to de Se­gui­mien­to de Cau­sas de Vio­len­cia Ins­ti­tu­cio­nal y De­li­tos de In­te­rés Fe­de­ral del Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad ha­ber efec­tua­do “uno o dos dis­pa­ros” con pos­tas de go­ma a seis me­tros de dis­tan­cia, a tra­vés de una ba­rre­ra tu­pi­da de sau­ces, con­tra un ma­ni­fes­tan­te que cru­za­ba el río Chu­but. De es­te mo­do, ya su­man quin­ce los gen­dar­mes que de­cla­ra­ron en se­de ju­di­cial.

El abo­ga­do de la fuer­za de se­gu­ri­dad, Gus­ta­vo Dal­zo­ne, ase­gu­ró que “no exis­te nin­gún ti­po de en­cu­bri­mien­to” en­tre los agen­tes. Sin em­bar­go, el de­fen­sor pú­bli­co ofi­cial an­te la Jus­ti­cia Fe­de­ral de Es­quel, Jorge Fer­nan­do Ma­cha­do, se­ña­ló que con los tes­ti­mo­nios se “va avan­zan­do en un mar­co de prue­ba y con­fir­man­do hi­pó­te­sis”.

Ma­cha­do di­jo que las de­cla­ra­cio­nes “fue­ron fruc­tí­fe­ras para avan­zar en de­ter­mi­na­da hi­pó­te­sis” y ad­vir­tió que la po­si­bi­li­dad de que agen­tes de gen­dar­me­ría es­tén in­vo­lu­cra­dos en la des­apa­ri­ción del jo­ven es la teo­ría “que flo­ta en el ai­re y tie­ne más for­ta­le­za”. En ese mar­co, se­ña­ló que “más que lo que de­cla­ró Echa­zú es lo que ha de­cla­ra­do el res­to” por­que, ex­pli­có, hay “cir­cuns­tan­cias que no se con­di­cen con los di­chos” de los de­cla­ran­tes.

En me­dio del her­me­tis­mo im­pues­to a la in­ves­ti­ga­ción, la fa­mi­lia de San­tia­go Mal­do­na­do vol­vió a cues­tio­nar al juez Otran­to, quien re­cha­zó la re­cu­sa­ción que ha­bía si­do pe­di­da y gi­ró las ac­tua­cio­nes a la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Co­mo­do­ro Ri­va­da­via, con ju­ris­dic­ción en la zo­na. Los fa­mi­lia­res ad­vir­tie­ron que in­ten­ta­rán “ha­cer todo lo po­si­ble para lo­grar sa­ber qué pa­só con San­tia­go y dón­de es­tá. Eso solo po­drá lo­grar­se con una in­ves­ti­ga­ción se­ria, a car­go de un ma­gis­tra­do im­par­cial y efi­caz”.

So­bre la de­ci­sión de Otran­to de re­cha­zar el pe­di­do de re­cu­sa­ción so­li­ci­ta­do en las úl­ti­mas ho­ras, la fa­mi­lia en­fa­ti­zó que “es­to agra­va el es­ta­do de in­cer­ti­dum­bre so­bre el fu­tu­ro de la cau­sa y, en especial, la suer­te de San­tia­go”.

Por otra par­te, la co­mu­ni­dad ma­pu­che que to­mó te­rre­nos del gru­po Be­net­ton re­cla­mán­do­los como pro­pios reali­zó un pe­di­do an­te la Jus­ti­cia para in­ten­tar su­mar­se como que­re­llan­te en la cau­sa. El es­cri­to fue pre­sen­ta­do por la abo­ga­da Eli­za­beth Gó­mez Al­cor­ta, la le­tra­da Sonia Iva­noff y la “au­to­ri­dad es­pi­ri­tual y fi­lo­só­fi­ca” de la agru­pa­ción, Fa­cun­do Jo­nes Hua­la.

A su vez, el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Garavano, con­si­de­ró que “lo que es­tá sa­lien­do a la luz” es que “pro­ba­ble­men­te” ha­ya gen­dar­mes que “no di­je­ron la ver­dad en un pri­mer mo­men­to” so­bre có­mo fue su ac­tua­ción du­ran­te el des­alo­jo del 1 º de agos­to, don­de Mal­do­na­do fue vis­to por úl­ti­ma vez. El fun­cio­na­rio afir­mó que esta nue­va si­tua­ción “ha da­do un gi­ro y un en­vión a la in­ves­ti­ga­ción”.

Las de­cla­ra­cio­nes del mi­nis­tro de Jus­ti­cia mues­tran un cam­bio de es­tra­te­gia del Go - bierno na­cio­nal que, de­ses­pe­ra­da­men­te, bus­ca des­pe­gar­se del ac­cio­nar de la Gen­dar­me­ría, cuan­do desde la Ca­sa Ro­sa­da en reite­ra­das oca­sio­nes ha­bían de­fen­di­do con én­fa­sis el ac­cio­nar de los in­te­gran­tes de esa fuer­za du­ran­te el ope­ra­ti­vo.

Los gen­dar­mes, al in­gre­sar a los tri­bu­na­les de Es­quel para pres­tar de­cla­ra­ción tes­ti­mo­nial an­te el juez fe­de­ral Gui­do Otran­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.