“El Go­bierno no quie­re que se se­pa qué es lo que pa­só con San­tia­go”

Así lo afir­mó an­te es­te me­dio la his­tó­ri­ca di­ri­gen­te de Ma­dres de Pla­za de Ma­yo Lí­nea Fun­da­do­ra, Taty Almeida. Ade­más, acu­só a la mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad Pa­tri­cia Bull­rich “de po­ner pie­dras en el ca­mino a la ver­dad” en la cau­sa Mal­do­na­do y reali­zó un du­ro d

Hoy en la noticia - - POLITICA -

La des­apa­ri­ción de San­tia­go Mal­do­na­do el pa­sa­do 1 º de agos­to, mien­tras par­ti­ci­pa­ba de un cor­te de ru­ta or­ga­ni­za­do por la co­mu­ni­dad ma­pu­che Pu Lof en Re­sis­ten­cia de Cus­ha­men, ubi­ca­do en la pro­vin­cia de Chu­but, abrió la po­lé­mi­ca so­bre la la­bor lle­va­da ade­lan­te por las fuer­zas de se­gu­ri­dad en las pro­tes­tas so­cia­les que se su­ce­den a lo lar­go y an­cho del país.

En diá­lo­go con dia­rio Hoy, la his­tó­ri­ca re­fe­ren­te de Ma­dres de Pla­za de Ma­yo Lí­nea Fun­da­do­ra, Li­dia Es­te­la Mercedes Miy Uranga, más co­no­ci­da como “Taty Almeida”, car­gó du­ra­men­te con­tra el pa­pel que jue­ga el go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri en la cau­sa, po­nien­do especial én­fa­sis en la la­bor que vie­ne lle­van­do ade­lan­te la mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad, Pa­tri­cia Bull­rich. Ade­más, acu­só a la ad­mi­nis­tra­ción na­cio­nal de ser “ne­ga­cio­nis­ta” y de “no im­por­tar­le los De­re­chos Hu­ma­nos”.

— ¿ Có­mo ana­li­za al go­bierno de Ma­cri en ma­te­ria de De­re­chos Hu­ma­nos?

— La si­tua­ción hoy es muy com­pli­ca­da. Es muy tris­te lo que ve­mos hoy en día pe­ro, an­te un go­bierno ne­ga­cio­nis­ta, la me­mo­ria es­tá más vi­gen­te que nun­ca. Ob­ser­va­mos una sis­te­má­ti­ca vio­la­ción a los De­re­chos Hu­ma­nos, como pa­sa con el de­re­cho al tra­ba­jo, el de­re­cho a la edu­ca­ción y a la salud. Es­ta­mos an­te un go­bierno cons­ti­tu­cio­nal, por­que el de Ma­cri lo es, pe­ro de de­mo­crá­ti­co no tie­ne na­da.

— ¿ Cuá­les son los cam­bios más ne­ga­ti­vos que ve de par­te del ofi­cia­lis­mo?

— Re­pre­sión en las mar­chas de pro­tes­ta, bus­car po­ner en du­da la ci­fra de los 30.000 des­apa­re­ci­dos, en­ta­blar otra vez a tra­vés de sus fun­cio­na­rios la teo­ría de los dos de­mo­nios, ava­lar en sus ac­cio­nes el fa­llo de la Cor­te Su­pre­ma de Jus­ti­cia so­bre el 2x1 a los re­pre­so­res de la Dic­ta­du­ra, que­rer aca­bar con los Jui­cios por la Me­mo­ria y la Ver­dad, el cie­rre de fá­bri­cas y em­pre­sas afec­tan­do el de­re­cho al tra­ba­jo... Son tan­tas las cosas que pre­ci­sa­ría va­rias ho­ras para enu­me­rar­las en es­te re­tro­ce­so que es­ta­mos vi­vien­do.

— ¿ Qué opi­nión tie­ne so­bre la des­apa­ri­ción de San­tia­go Mal­do­na­do?

— Es una lo­cu­ra que a esta al­tu­ra de la historia ten­ga­mos un des­apa­re­ci­do en ma­nos de la fuer­zas de se­gu­ri­dad como lo es San­tia­go Mal­do­na­do. Ve­mos que el ac­cio­nar del Go­bierno na­cio­nal no es­tá des­ti­na­do a sa­ber la ver­dad so­bre lo ocu­rri­do, sino que solo pien­sa en em­ba­rrar la can­cha y en ta­par su res­pon­sa­bi­li­dad en el he­cho. No­so­tras fui­mos a Chu­but para re­unir­nos con el juez y la fis­cal y no nos aten­die­ron. No es­tán po­nien­do todas sus fuer­zas para en­con­trar la ver­dad, y eso es lo que más nos due­le.

— ¿ Cree que desde el Eje­cu­ti­vo se bus­ca ta­par la ver­dad?

— Lo más cla­ro de es­to es lo que vie­ne pa­san­do con la in­ves­ti­ga­ción por la des­apa­ri­ción for­za­da de San­tia­go Mal­do­na­do, con un go­bierno que pa­re­ce más preo­cu­pa­do por pro­te­ger a la Gen­dar­me­ría que por po­ner todas sus fuer­zas para en­con­trar al jo­ven y co­no­cer la ver­dad de lo que real­men­te pa­só con él. No ten­go nin­gu­na du­da de que el Es­ta­do es res­pon­sa­ble.

— ¿ Qué pien­sa so­bre la la­bor de Pa­tri­cia Bull­rich en el ca­so?

— Ella tra­ta por todas las fuer­zas de que no se co­noz­ca la ver­dad. El Go­bierno no quie­re que se se­pa real­men­te qué es lo que pa­só con San­tia­go, y siguen po­nien­do pie­dras en el ca­mino a la ver­dad. Es una ver­güen­za lo que ha­ce el Eje­cu­ti­vo con Pa­tri­cia Bull­rich a la ca­be­za, quien de­be­ría dar un pa­so al cos­ta­do por las bar­ba­ri­da­des y atro­ci­da­des que vie­ne haciendo en el ma­ne­jo de la des­apa­ri­ción for­za­da. Si ella tu­vie­ra un po­co de dig­ni­dad de­be­ría re­nun­ciar, pe­ro in­com­pren­si­ble­men­te se la man­tie­ne en el car­go. Es es­can­da­lo­so eso.

— Us­ted par­ti­ci­pó de una reunión que man­tu­vie­ron or­ga­nis­mos de DD. HH. con Garavano, Bull­rich y Avruj, ¿ por qué fra­ca­só la mis­ma?

— Fue muy tris­te esa reunión. Los or­ga­nis­mos de­fen­so­res de los De­re­chos Hu­ma­nos tu­vi­mos que es­cu­char una bar­ba­ri­dad tras otra por par­te de los fun­cio­na­rios, ne­gan­do tes­ti­gos, gra­ba­cio­nes y lo que he­mos vis­to todos tra­vés de las fil­ma­cio­nes y fo­tos. Nos pro­po­nían se­guir tra­ba­jan­do todos jun­tos, ¿ pe­ro có­mo va­mos a se­guir ha­cién­do­lo si no re­co­no­cen la des­apa­ri­ción for­za­da de San­tia­go y solo in­ten­tan en­cu­brir la la­bor de Gen­dar­me­ría? De esa ma­ne­ra no po­de­mos tra­ba­jar en con­jun­to.

— ¿ Pien­sa que exis­te la vo­lun­tad po­lí­ti­ca de tra­ba­jar para sa­ber ver­da­de­ra­men­te qué fue lo que ocu­rrió?

— Ellos sa­ben qué pa­só con San­tia­go, de eso es­toy se­gu­ra. Por lo tan­to, lo que exi­gi­mos es que di­gan la ver­dad, na­da más sim­ple que eso. Que­re­mos que se aca­be con el en­cu­bri­mien­to a Gen­dar­me­ría, que el Go­bierno de­je de plan­tar pis­tas fal­sas para des­viar la aten­ción de la par­ti­ci­pa­ción de las fuer­zas de se­gu­ri­dad en la des­apa­ri­ción for­za­da. La lla­ve para co­no­cer la ver­dad es­tá en ma­nos del Go­bierno. Oja­lá que sean ca­pa­ces de com­par­tir con la so­cie­dad en su con­jun­to qué es lo que pa­só real­men­te con San­tia­go, para así po­der en­ca­rar el pre­sen­te y el fu­tu­ro de una ma­ne­ra di­fe­ren­te.

La re­fe­ren­te gre­mial reali­zó gra­ves crí­ti­cas so­cia­les en re­la­ción a la des­apa­ri­ción del jo­ven ar­te­sano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.