Los tarifazos en la ener­gía, el des­plo­me del con­su­mo in­terno, la aper­tu­ra de im­por­ta­cio­nes y la fal­ta de apo­yo es­ta­tal li­mi­tan las po­si­bi­li­da­des de sub­sis­ten­cia de más de 12.000 em­pre­sas en todo el país

Hoy en la noticia - - POLITICA -

La Ar­gen­ti­na es un país que tie­ne una im­por­tan­te tra­di­ción en lo re­fe­ren­te a em­pren­di­mien­tos coo­pe­ra­ti­vos, in­clu­yen­do en es­te sec­tor tam­bién a las lla­ma­das “em­pre­sas re­cu­pe­ra­das”, que sus pro­pios tra­ba­ja­do­res han pues­to a pro­du­cir en mo­men­tos en que sus due­ños las ha­bían de­ja­do en quie­bra.

Se­gún da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Aso­cia­ti­vis­mo y Eco­no­mía So­cial ( Inaes), exis­ten en te­rri­to­rio na­cio­nal 12.760 coope­ra­ti­vas de tra­ba­jo, que nu­clean 87.486 pues­tos la­bo­ra­les. A su vez, el úl­ti­mo re­le­va­mien­to rea­li­za­do es­te año del pro­gra­ma de ex­ten­sión Fa­cul­tad Abier­ta de la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res, re­gis­tró 370 em­pre­sas re­cu­pe­ra­das, con ca­si 16.000 tra­ba­ja­do­res.

Todo ese po­ten­cial pro­duc­ti­vo es­tá hoy en cri­sis de­bi­do a una se­rie de po­lí­ti­cas im­ple­men­ta­das, desde la asun­ción del go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri, que ame­na­zan la con­ti­nui­dad de los em­pren­di­mien­tos. En­tre las mis­mas, hay cua­tro prin­ci­pa­les: los au­men­tos en las ta­ri­fas de la ener­gía eléc­tri­ca, la aper­tu­ra im­por­ta­do­ra, el des­plo­me del con­su­mo in­terno y la caí­da de la de­man­da es­ta­tal.

Ma­nuel De Arrie­ta, ge­ren­te coor­di­na­dor de la Fe­de­ra­ción de Coope­ra­ti­vas de Tra­ba­jo ( Fe­co­otra), de­ta­lló a dia­rio Hoy que “los in­cre­men­tos ta­ri­fa­rios han afec­ta­do par­ti­cu­lar­men­te a las coope­ra­ti­vas que tie­nen un uso in­ten­si­vo de la ener­gía”, en­tre las que men­cio­nó a las me­ta­lúr­gi­cas, las de­di­ca­das a la pro­duc­ción de cris­ta­les o vi­drios, y las pa­pe­le­ras. En ese sen­ti­do, ejem­pli­fi­có con el ca­so de Unión Pa­pe­le­ra Pla­ten­se que “a fi­nes de 2015, prin­ci­pios de 2016, es­ta­ban pa­gan­do 600.000 pe­sos en­tre luz y gas, y es­te año han so­bre­pa­sa­do los 2 mi­llo­nes de pe­sos”.

De he­cho, un in­for­me ela­bo­ra­do por la Fe­co­otra a me­dia­dos del año pa­sa­do se­ña­la­ba que los au­men­tos iban en el ca­so de la elec­tri­ci­dad, “del 300 al 600%”, y en el gas ron­da­ban “el 500%”. “En las más pe­que­ñas tam­bién im­pac­tó, coope­ra­ti­vas que pa­ga­ban 3.000 o 4.000 pe­sos de luz, y que les subió a más del do­ble”, afir­mó De Arrie­ta.

De la mis­ma for­ma, Ma­tías Re­ta­mo­sa, tra­ba­ja­dor de la em­ble­má­ti­ca em­pre­sa re­cu­pe­ra­da neu­qui­na pro­duc­to­ra de ce­rá­mi­cos Fa­sin­pat ( exZa­nón), se­ña­ló a es­te me­dio: “Pa­gá­ba­mos al­re­de­dor de 1.200.000 pe­sos de gas, y con el ta­ri­fa­zo del año pa­sa­do nos vi­nie­ron 8.100.000. De luz nos ve­nían 400.000 pe­sos y pa­só a 1.500.000. No es­ta­mos en con­di­cio­nes de abo­nar se­me­jan­te ci­fra”.

El al­za de cos­tos ge­ne­ra­les que vie­nen su­frien­do es­tos sec­to­res de la eco­no­mía pe­sa más que en otros, ya que no tie­nen po­si­bi­li­da­des de re­du­cir otra cosa que no sea el pro­pio suel­do. “Mu­chas ve­ces es­to no se pue­de tras­la­dar al cos­to del pro­duc­to, por­que si lo ha­cen se que­dan sin mer­ca­do. En­ton­ces lo que van ajus­tan­do es el in­gre­so de la mano de obra, que son los aso­cia­dos. Al no te­ner un res­pal­do eco­nó­mi­co o fi­nan­cie­ro, el mar­gen de ajus­te que les que­da para po­der sub­sis­tir es ese”, afir­mó el se­cre­ta­rio de Fe­co­otra.

Solo al­gu­nas po­cas em­pre­sas coope­ra­ti­vas ini­cia­ron pro­ce­sos de re­con­ver­sión para la aper­tu­ra de nue­vos mer­ca­dos, aun­que se­gún ex­pli­có De Arrie­ta, se tra­ta de las que “tie­nen al­gu­na es­pal­da fi­nan­cie­ra, que les per­mi­tió ge­ne­rar nue­vos pro­duc­tos o ma­yor va­lor agre­ga­do al pro­duc­to que rea­li­zan. En otros ca­sos eso es im­po­si­ble, por­que es un pro­duc­to fi­nal que no les po­des agre­gar más va­lor. O en el mer­ca­do tex­til, don­de le afec­tó fuer­te­men­te la im­por­ta­ción ex­tran­je­ra”.

Con­su­mo, en ba­ja

“En general las coope­ra­ti­vas y em­pre­sas re­cu­pe­ra­das vi­vi­mos del mer­ca­do in­terno. Es­ta­mos en la mis­ma si­tua­ción que las py­mes. Hu­bo apro­xi­ma­da­men­te un 40% de caí­da en las ven­tas”, afir­mó a es­te dia­rio Jo­sé San­cha, se­cre­ta­rio de la Con­fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Coope­ra­ti­vas de Tra­ba­jo ( CNCT) y pre­si­den­te de la coo­pe­ra­ti­va De­co­sur.

La pér­di­da de po­der ad­qui­si­ti­vo de los asa­la­ria­dos, ge­ne­ra­da por la es­ca­la­da in­fla­cio­na­ria, re­per­cu­te di­rec­ta­men­te en las ven­tas de las coope­ra­ti­vas y em­pre­sas re­cu­pe­ra­das, que ven de­cre­cer sus ven­tas al mis­mo rit­mo. En ese mar­co, De Arrie­ta de­fi­nió al com­bo en­tre ta­ri­fa­zo y caí­da del con­su­mo como “un im­pac­to do­ble. La ba­ja en las ven­tas es­tu­vo más o me­nos en un 30%”.

A su vez, tam­bién ca­yó la de­man­da desde los or­ga­nis­mos del Es­ta­do, que du­ran­te va­rios años man­tu­vo re­gí­me­nes de com­pras a em­pre­sas coope­ra­ti­vas y re­cu­pe­ra­das. El men­cio­na­do re­le­va­mien­to del pro­gra­ma Fa­cul­tad Abier­ta ejem­pli­fi­ca con da­tos del Mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad que “com­pra­ba cha­le­cos, uni­for­mes y ro­pa de tra­ba­jo a las coope­ra­ti­vas de la Red Tex­til Coo­pe­ra­ti­va, pro­vo­can­do el ce­se del tra­ba­jo de la ma­yo­ría” cuan­do el año pa­sa­do de­jó de ad­qui­rir mer­ca­de­ría.

De he­cho, al­re­de­dor del 70% de las coope­ra­ti­vas exis­ten­tes en el país es­tán de­di­ca­das a ser­vi­cios y cons­truc­ción, vin­cu­la­das a dis­tin­tos pro­gra­mas del Es­ta­do. En es­te pun­to, Jo­sé San­cha se­ña­ló que “hu­bo una caí­da en la de­man­da pú­bli­ca. Y a su vez se da tam­bién un pro­ce­so de des­coo­pe­ra­ti­vi­za­ción en áreas de cons­truc­ción y ser­vi­cios. Si es­to su­ce­de, es de­cir, si se des­ar­man las coope­ra­ti­vas que se fue­ron ge­ne­ran­do en los úl­ti­mos años en es­tos ru­bros, se­ría el pa­so pre­vio a la exis­ten­cia de un sub­si­dio por des­em­pleo”.

Pa­pe­le­ra San Jorge. Una de las fá­bri­cas re­cu­pe­ra­das por tra­ba­ja­do­res de La Pla­ta atra­vie­sa un di­fí­cil mo­men­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.