Do­lo­res Fon­zi, más allá de La cor­di­lle­ra

El fu­tu­ro que vie­ne lle­ga hoy a los cines, pre­ce­di­da de gran­des crí­ti­cas. Sus pro­ta­go­nis­tas, Do­lo­res Fon­zi y Pi­lar Gam­boa, jun­to con su di­rec­to­ra, Cons­tan­za Novick, con­ta­ron a es­te me­dio el víncu­lo que for­ma­ron du­ran­te el ro­da­je

Hoy en la noticia - - PORTADA -

En ex­clu­si­va, la ac­triz ha­bló de su rol pro­ta­gó­ni­co en el fil­me El fu­tu­ro que vie­ne, la ópe­ra pri­ma de Cons­tan­za Novick que se cen­tra en los víncu­los en­tre las mu­je­res

“Me pre­gun­ta­ba có­mo ha­cer pa­ra en­trar en su di­ná­mi­ca, y al to­que nos reía­mos las tres de los mis­mos chis­tes”, le con­tó a es­te me­dio Pi­lar Gam­boa, quien du­ran­te los en­sa­yos de El fu­tu­ro que vie­ne se amol­dó a la amis­tad que du­ran­te 20 años cons­tru­ye­ron una de las me­jo­res ac­tri­ces del me­dio lo­cal, Do­lo­res Fon­zi, y la di­rec­to­ra y guio­nis­ta Cons­tan­za Novick.

Es­ta cin­ta, que es la ópe­ra pri­ma de Novick, lle­ga hoy a los cines lo­ca­les. Ala­ba­da por los crí­ti­cos, vie­ne a con­fir­mar el gran año de las mu­je­res en el ci­ne ar­gen­tino, que tu­vo por ejem­plo a Do­lo­res Fon­zi co­mo ju­ra­do en San Se­bas­tián y a Anahí Ber­ne­ri pre­mia­da en ese fes­ti­val co­mo me­jor di­rec­to­ra por su tra­ba­jo en Ala­nis. Ade­más, se agre­ga que Za­ma, la pri­me­ra cin­ta de Lu­cre­cia Mar­tel en nue­ve años, fue se­lec­cio­na­da pa­ra re­pre­sen­tar al país en los pre­mios Óscar.

“Mien­tras más chi­cas fil­men, me­jor. Si fil­ma una chi­ca yo quie­ro ir a ver la película. Que se de­ba­ta si una mu­jer pue­de o no di­ri­gir es anacró­ni­co, pe­ro aún hay mu­cho ca­mino por re­co­rrer”, con­tó la rea­li­za­do­ra, se­cun­da­da por Fon­zi, quien agre­gó: “Creo que des­de ha­ce tiem­po las mu­je­res que­re­mos di­ri­gir, y esa es una gran lu­cha. Creo que la con­quis­ta de­be ser ma­yor. Si bien en to­dos los ru­bros va­mos ga­nan­do es­pa­cio, aún fal­ta”.

Do­lo­res, quien bri­lló es­te año en La cor­di­lle­ra, ex­pre­só ade­más sus sen­sa­cio­nes por ha­ber si­do ju­ra­do en un fes­ti­val tan im­por­tan­te co­mo el del País Vas­co: “Fue una ex­pe­rien­cia in­creí­ble, en­ci­ma el pre­mio a me­jor di­rec­to­ra lo ga­nó Anahí Ber­ne­ri, fue emo­cio­nan­te par­ti­ci­par de esa en­tre­ga.”

Ami­gas pa­ra siem­pre

El fil­me cuen­ta la his­to­ria de Romina ( Fon­zi) y Flor ( Gam­boa) des­de que son ni­ñas, pa­san­do por los vein­te y pi­co, y lle­gan­do fi­nal­men­te a los cua­ren­ta. En ese tiem­po hay ma­ter­ni­dad, di­vor­cios, pe­leas y un víncu­lo sus­tan­cial que es im­po­si­ble de ha­cer des­apa­re­cer. Por mo­men­tos, una re­la­ción nu­tri­ti­va y, por otros, des­truc­ti­va, pe­ro siem­pre esen­cial ca­da vez que la vi­da las vuel­ve a jun­tar.

La ci­neas­ta de­bu­tan­te con­tó: “Em­pe­zó sien­do una obra de tea­tro que contaba la his­to­ria de dos ami­gas que se re­en­con­tra­ban des­pués de un tiem­po. Lue­go apa­re­ció la idea de con­tar la in­fan­cia y fi­nal­men­te la adul­tez y ma­du­rez, con hi­jas que tu­vie­ran la edad que te­nían ellas. Así se ar­mó”.

Con res­pec­to al víncu­lo que cons­tru­yó en­tre los per­so­na­jes, Novick con­si­de­ró per­ti­nen­te con­tar “una amis­tad que vie­ne des­de la in­fan­cia, y que lue­go cuan­do se re­en­cuen­tran más gran­des y en un pri­mer mo­men­to se ríen co­mo cuan­do eran ado­les­cen­tes, apa­re­ce una dis­tan­cia por la pre­sen­cia del be­bé de una de ellas y lo que im­pli­ca ser ma­má. Ahí en­tien­den que ca­da una es­tá en una sin­to­nía di­fe­ren­te”.

Por su par­te, Gam­boa ex­pre­só: “Yo soy muy fan de la amis­tad y pien­so mu­cho so­bre eso. Sien­to que el amor de­be­ría apren­der de la amis­tad. En mi ca­so en par­ti­cu­lar, las ami­gas que ten­go las con­se­guí a los 18,

ha­ce 20 años. Por eso, pa­ra mí era in­tere­san­te pro­fun­di­zar con mi per­so­na­je en ese víncu­lo que Romina y Flor tie­nen des­de la in­fan­cia, y que es un víncu­lo pa­sio­nal, muy fe­me­nino, de un amor muy pro­fun­do”.

Fon­zi tam­bién fue por la mis­ma lí­nea: “La amis­tad es fun­da­men­tal pa­ra mí, el po­der te­ner cóm­pli­ces que te co­no­cen y no te­ner que ex­pli­car­les lo que te pa­sa. Las mu­je­res en la amis­tad so­mos así: nos in­tere­san los te­mas más im­por­tan­tes, los tra­ta­mos, y des­pués pa­sa­mos al mo­men­to de la dis­ten­sión. La in­ti­mi­dad que se ge­ne­ra te ha­ce sen­tir acom­pa­ña­da siem­pre. Va­lo­ro mu­cho te­ner ami­gas mu­je­res”.

So­bre el tra­ba­jo jun­tas, Do­lo­res con­fe­só: “Fue emo­cio­nan­te tra­ba­jar con Cons­tan­za, aun­que es­toy ner­vio­sa co­mo ella, con la ex­pec­ta­ti­va de que la gen­te la va­ya a ver. Pe­ro tra­ba­jar con ami­gos siem­pre es­tá bueno”. Ade­más, elo­gió a su com­pa­ñe­ra en la pan­ta­lla: “Fue in­creí­ble la­bu­rar con Pi­lar, un lu­jo. Es una lo­te­ría la­bu­rar siem­pre con ac­to­res, y con ella es muy fá­cil, en el sen­ti­do em­pá­ti­co. Ade­más, ga­né una ami­ga con es­ta película”.

Su co­pro­ta­go­nis­ta tam­bién le ti­ró flo­res al ex­pre­sar: “Me acuer­do de que Cons­tan­za me con­tó la película y le di­je que sí, que­ría tra­ba­jar con Do­lo­res. Es­ta­ba en un mal mo­men­to de mi vi­da, se los con­té y al to­que me abra­za­ron”.

“Fue in­creí­ble la­bu­rar con Pi­lar, un lu­jo”, di­jo la ac­triz

Pi­lar Gam­boa: “Sien­to que el amor de­be­ría apren­der de la amis­tad”

Cons­tan­za Novick de­bu­tó di­ri­gien­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.