Las de­nun­cias so­bre ta­xis tru­chos po­nen a la Co­mu­na en la mi­ra

A las de­nun­cias por co­ches mellizos aho­ra se les su­ma una nue­va mo­da­li­dad, que con­sis­ti­ría en uti­li­zar el nú­me­ro de dis­co de vehícu­los cu­ya ha­bi­li­ta­ción fue da­da de ba­ja. Los dam­ni­fi­ca­dos coin­ci­den en in­di­car que de­trás de la ma­nio­bra se en­cuen­tra un di­ri

Hoy en la noticia - - PORTADA -

En la ciu­dad, el pro­ble­ma de los ta­xis mellizos si­gue sin re­sol­ver­se. Se tra­ta de en­tre vein­te y trein­ta co­ches que tra­ba­jan a la vis­ta de to­dos, con el mis­mo nú­me­ro de dis­co de otros que es­tán en re­gla. Ade­más de per­ju­di­car a los ta­xis­tas que cum­plen con la ley, su exis­ten­cia re­pre­sen­ta un ries­go pa­ra los ve­ci­nos, por­que los se­gu­ros pa­ra trans­por­te de pa­sa­je­ros no cu­bren si­nies­tros de vehícu­los que no es­tén ha­bi­li­ta­dos.

A es­ta irre­gu­la­ri­dad se le su­ma un nue­vo mo­dus ope­ran­di que con­sis­ti­ría en po­ner a cir­cu­lar co­ches de al­qui­ler, sin se­guir el pro­ce­di­mien­to le­gal, con nú­me­ros de dis­cos cu­ya ha­bi­li­ta­ción fue da­da de ba­ja.

En el con­tex­to ac­tual, tan­to los ta­xis co­mo los re­mi­ses tru­chos - que se es­ti­ma que as­cien­den a 3.000 uni­da­des- acre­cien­tan la cri­sis del trans­por­te de pa­sa­je­ros. Pa­ra col­mo, es­te pro­ble­ma po­dría pro­fun­di­zar­se si se con­fir­man los ru­mo­res que in­di­can que el in­ten­den­te Ju­lio Ga­rro lan­za­ría en 2018 unas 170 nue­vas li­cen­cias de ta­xis. Es­to, que so­lo pue­de jus­ti­fi­car­se por un cre­ci­mien­to de­mo­grá­fi­co que no ha si­do tal y que de­be ser ava­la­do por el Con­ce­jo De­li­be­ran­te, in­cre­men­ta­ría, ade­más, la ofer­ta de un ser­vi­cio cu­ya de­man­da des­cen­dió drás­ti­ca­men­te en los úl­ti­mos dos años, po­nien­do en ja­que las fuen­tes de tra­ba­jo le­gí­ti­mas que exis­ten has­ta el mo­men­to.

A pe­sar de los ope­ra­ti­vos de con- trol, diur­nos y noc­tur­nos, que des­de la Mu­ni­ci­pa­li­dad afir­man rea­li­zar pa­ra de­tec­tar irre­gu­la­ri­da­des, es­tos vehícu­los si­guen cir­cu­lan­do y, se­gún di­ver­sas fuen­tes que pre­fie­ren man­te­ner su nom­bre en re­ser­va pa­ra evi­tar re­pre­sa­lias, con­ta­rían con el res­pal­do de Mar­ce­lo Aré­va­lo, quien di­ri­ge la Aso­cia­ción de Ta­xis­tas, Peo­nes y Cho­fe­res ubi­ca­da en la ca­lle 43 en­tre 1 y 2 y que años atrás fue sin­di­ca­da co­mo uno de los ca­be­ci­llas de la “ma­fia de los ta­xis”. Se­gún in­di­ca­ron las fuen­tes con­sul­ta­das por es­te me­dio, en los úl­ti­mos me­ses vol­vió al rue­do, tras ga­nar­se la sim­pa­tía del in­ten­den­te Ga­rro lue­go de co­la­bo­rar con su cam­pa­ña.

El pro­ble­ma de los ta­xis mellizos re­flo­tó re­cien­te­men­te cuan­do apa­re­cie­ron en las re­des so­cia­les las fo­to­gra­fías de tres mó­vi­les di­fe­ren­tes con el mis­mo nú­me­ro de dis­co, el 1078.

Pa­ra ter­mi­nar con la ma­nio­bra, tiem­po atrás el abo­ga­do Mar­ce­lo Ia­co­na reali­zó una de­nun­cia pe­nal, pa­tro­ci­nan­do a una gran can­ti­dad de dam­ni­fi­ca­dos.

Ante la con­sul­ta de es­te me­dio, Ia­co­na in­for­mó que, de los tres ta­xis con el dis­co 1078, el que es­tá en re­gla es el Che­vro­let Cor­sa, pa­ten­te HWN 319, del año 2009, cu­yo apo­de­ra­do es Ricardo Ca­mi­nos, y des­min­tió a las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les que in­di­ca­ron que el ta­xi le­gal era el Volks­wa­gen Vo­ya­ge do­mi­nio AA 210 SP. Ade­más, Ia­co­na afir­mó que el ter­cer vehícu­lo, un Fiat Sie­na con pa­ten­te LGJ 056 “cir­cu­la ale­gre­men­te por la ciu­dad”.

Por otra par­te, el le­tra­do in­for­mó que el ca­so del 1078 no es el úni­co, ya que les cons­ta que el ta­xi n º 2066, un Che­vro­let Cor­sa Clas­sic, “se de­tie­ne a dia­rio en las pa­ra­das de 7 y 46 y de 7 y 48, y “tra­ba­ja a la vis­ta de to­dos, aun­que es tru­cho”.

Ad­ver­ti­dos del te­ma por es­te dia­rio, des­de la Di­rec­ción de Con­trol Ur­bano in­for­ma­ron que ra­di­ca­ron la de­nun­cia en la DDI y que es­tán lle­van­do ade­lan­te un re­le­va­mien­to de la si­tua­ción, pe­ro que no pue­den dar de­ta­lles pa­ra no en­tor­pe­cer la in­ves­ti­ga­ción.

Ta­xis que re­su­ci­tan

Ac­tual­men­te exis­ten unas 2.130 ha­bi­li­ta­cio­nes de ta­xis y con­se­guir una nue­va es im­po­si­ble, ya que ha­ce años que no se emi­ten. Pa­ra ge­ne­rar más ha­bi­li­ta­cio­nes, el Eje­cu­ti­vo mu­ni­ci­pal de­be con­tar con una nue­va or­de­nan­za y lue­go una li­ci­ta­ción, que de­ben ser ava­la­das por el Con­ce­jo De­li­be­ran­te. Es­ta es­ca­sez ele­va el cos­to a la ho­ra de ad­qui­rir las li­cen­cias exis­ten­tes, por las que se pi­den has­ta 800.000 pe­sos.

Un ta­xi pue­de lle­gar a re­cau­dar más de 3.000 pe­sos por día si tra­ba­ja en dos tur­nos de 12 ho­ras. Eso im­pli­ca una re­cau­da­ción men­sual de 90.000 pe­sos, apro­xi­ma­da­men­te. De ese to­tal, el pro­pie­ta­rio del vehícu­lo de­be des­con­tar los gas­tos en im­pues­tos, com­bus­ti­ble, arre­glos y, si tie­ne cho­fer, su co­mi­sión. Se es­ti­ma que, des­con­tan­do esos valores, el pro­pie­ta­rio ga­na cer­ca de 40.000 pe­sos. Se de­du­ce que los ta­xis tru­chos tie­nen una ma­yor ga­nan­cia, ya que no de­ben afron­tar las car­gas que pa­gan los que es­tán en re­gla.

Se­gún di­ver­sas fuen­tes que pi­die­ron re­ser­va de iden­ti­dad pa­ra evi­tar re­pre­sa­lias, ade­más de la per­sis­ten­cia de los au­tos mellizos, aho­ra se ob­ser­va un nue­vo me­ca- nis­mo, más so­fis­ti­ca­do, pa­ra usu­fruc­tuar un ta­xi sin ha­bi­li­ta­ción. Se tra­ta de vehícu­los que cir­cu­lan con un nú­me­ro de dis­co co­rres­pon­dien­te a otros cu­ya li­cen­cia fue sus­pen­di­da o re­vo­ca­da.

Va­rios dam­ni­fi­ca­dos coin­ci­den en in­di­car que de­trás de es­ta ma­nio­bra se en­cuen­tra Aré­va­lo, quien a fi­nes de 2014 es­tu­vo sie­te me­ses

de­te­ni­do tras ame­na­zar a fun­cio­na­rios de la Di­rec­ción de Ha­bi­li­ta­cio­nes. Ade­más, tam­bién fue de­nun­cia­do por Ia­co­na por fal­si­fi­ca­ción de do­cu­men­to pú­bli­co y aso­cia­ción ilí­ci­ta, por la lla­ma­da “ma­fia de los ta­xis”. Pro­ble­mas si­mi­la­res de­bió en­fren­tar Mar­ce­lo Is­mael Áre­va­lo ( hi­jo del gre­mia­lis­ta), quien en­tre sus múl­ti­ples cau­sas, an­tes de que Ju­lio Ga­rro asu­mie­ra en la Co­mu­na

ca­yó pre­so por pre­sun­tas ame­na­zas a una mu­jer en la Di­rec­ción de Ha­bi­li­ta­cio­nes de Ta­xis: la in­ten­ción no ha­bría si­do otra que ob­te­ner una ha­bi­li­ta­ción que le era ne­ga­da.

En ese en­ton­ces, a Aré­va­lo pa­dre se lo acu­sa­ba de ofre­cer li­cen­cias apó­cri­fas por 30.000 pe­sos ini­cia­les más un ca­non men­sual de seis mil, pa­ra cir­cu­lar sin mie­do a los con­tro­les. Aho­ra, se­gún in­di­ca­ron, la ci­fra a abo­nar to­dos los me­ses se­ría de 15.000 y el mon­to ini­cial se­ría

va­ria­ble.

Al igual que en el ca­so de las ha­bi­li­ta­cio­nes nue­vas, pa­ra vol­ver a po­ner en cir­cu­la­ción una que fue re­vo­ca­da, se de­be ha­cer una li­ci­ta­ción pú­bli­ca. Sin em­bar­go, eso no se reali­zó y ac­tual­men­te cir­cu­la­rían al me­nos quin­ce au­tos con nú­me­ros da­dos de ba­ja. Ade­más, dos de es­tos dis­cos ten­drían au­tos mellizos.

La Jus­ti­cia ten­dría en la mi­ra los vehícu­los con los dis­cos: 94, 305, 481, 484, 510, 620, 1103, 1261, 1299 ( ha­bría

dos uni­da­des igua­les), 1407, 1502, 1959, 2000, 2066 ( tam­bién ha­bría dos uni­da­des) y 2113.

Des­de ha­ce tiem­po, los pro­pie­ta­rios le­gí­ti­mos de los ta­xis le re­cla­man al Mu­ni­ci­pio un lis­ta­do de los vehícu­los ha­bi­li­ta­dos en cir­cu­la­ción.

En esa mis­ma lí­nea, el con­ce­jal de 1País, Gas­tón Cres­po, pre­sen­tó el pa­sa­do 3 de oc­tu­bre un pro­yec­to de de­cre­to pa­ra ci­tar al di­rec­tor de Ha­bi­li­ta­cio­nes, Pa­blo Gui­di, pa­ra

que dé cuen­ta de cuál es la si­tua­ción del trans­por­te ile­gal en la ciu­dad. Al no con­tar con los dos ter­cios ne­ce­sa­rios, el pe­di­do pa­só a la co­mi­sión de Trans­por­te, di­ri­gi­da por el con­ce­jal Mi­guel For­te.

Con­sul­ta­do por es­te me­dio, For­te ex­pli­có que bus­ca­rá con­for­mar una co­mi­sión de se­gui­mien­to con los con­ce­ja­les de­nun­cian­tes y re­pre­sen­tan­tes de la Mu­ni­ci­pa­li­dad. Mien­tras tan­to, el trans­por­te ile­gal se mul­ti­pli­ca sin con­trol.

1078. Uno de los dis­cos que se mul­ti­pli­can por la ciu­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.