Mi­mí Ar­dú, del dra­ma a la co­me­dia

A so­las con la ac­triz de Fa­lla­das, la exi­to­sa obra de Mus­ca­ri

Hoy en la noticia - - PORTADA - EN­TRE­VIS­TA EX­CLU­SI­VA

No­mi­na­da a los Pre­mios ACE de es­te año co­mo me­jor co­me­dia, Fa­lla­das ( na­die es per­fec­to) lle­ga en me­dio de una gi­ra na­cio­nal con la his­to­ria de cua­tro ami­gas áci­das y mu­chos re­cla­mos pen­dien­tes, que de­ci­den con­tra­tar a una psi­có­lo­ga muy par­ti­cu­lar pa­ra sa­car to­dos los tra­pi­tos al sol. Ma­ña­na a las 21, en el Tea­tro Co­li­seo Po­des­tá, se pre­sen­ta­rá es­ta pie­za di­ri­gi­da por Jo­sé Ma­ría Mus­ca­ri y pro­ta­go­ni­za­da por Mi­mí Ar­dú, Ma­ría Leal, Emi­lia Ma­zer,

Patricia Vig­giano y Ma­ria­na Prom­mel. “Es­ta es una de las me­jo­res co­me­dias que se han he­cho en la Ar­gen­ti­na. La gen­te sa­ca los pa­ñue­los y se se­ca las lá­gri­mas de tan­to reír­se”, con­tó or­gu­llo­sa a dia­rio Hoy Ar­dú, quien se po­ne en la piel de una de las ami­gas.

Dis­ten­di­da, mo­des­ta, sim­pá­ti­ca, la ac­triz hi­zo un re­pa­so de su ex­ten­sa tra­yec­to­ria y ha­bló de có­mo sien­te y dis­fru­ta so­bre las ta­blas: “Yo no lu­cho contra la edad. En es­tos 61 años de vi­da me si­gue apa­sio­nan­do la ac­tua­ción. Me apa­sio­na ca­da co­sa que ha­go”. Sin em­bar­go, re­co­no­ció que no siem­pre es­tu­vo to­do tan cla­ro. “Me re­ci­bí de pro­fe­so­ra de Mú­si­ca a los 15 años, in­gre­sé a la Fa­cul­tad de Fi­lo­so­fía y Le­tras, en la ca­rre­ra de Psi­co­lo­gía, me pu­se a tra­ba­jar en un con­sul­to­rio del Ban­co Na­ción, y un día fui a un cas­ting. Ahí lo úni­co que hi­ce fue dis­fru­tar de esos se­gun­dos que la vi­da me re­ga­ló”, re­cor­dó la ac­triz, y re­ma­tó: “Pa­ra mí, el es­ce­na­rio es un lu­gar de co­mo­di­dad, ca­si co­mo es­tar en la pan­za de ma­má”.

— ¿ Có­mo es tra­ba­jar con Jo­sé Ma­ría Mus­ca­ri?

— Es ge­nial. Él me po­ten­cia mu­cho, es muy dis­ci­pli­na­do, sa­be lo que quie­re, te de­ja crear en el es­ce­na­rio pe­ro tam­bién po­ne lí­mi­tes. Tie­ne una lí­nea de con­duc­ta con los ho­ra­rios, con lo que se de­be ha­cer, es res­pe­tuo­so y un gue­rre­ro in­can­sa­ble, no pa­ra. En el día ha­ce 20 co­sas di­fe­ren­tes, es una má­qui­na de tra­ba­jar y crear.

— ¿ Es di­fí­cil con­se­guir pa­pe­les in­tere­san­tes pa­ra mu­je­res que su­pe­ran los 60?

— Sí, hay po­cos pa­pe­les. Tal vez hay que ser fle­xi­bles o ac­ce­si­bles en lo eco­nó­mi­co y en las pre­ten­sio­nes. Hay ac­tri­ces que se nie­gan a ha­cer de abue­las o de ma­dres de chi­cos gran­des. En mi ca­so, no ten­go pro­ble­ma en in­ter- pre­tar a una vie­ja, nin­gún ro­llo con eso, pe­ro aho­ra el mun­do va al re­vés. Yo no lu­cho con la edad, voy pi­lo­teán­do­la co­mo pue­do.

— Hi­cis­te cua­tro años de dra­ma en la obra La ca­sa de Ber­nar­da Al­ba y aho­ra mu­tás a la co­me­dia. ¿ Dón­de te sen­tís más có­mo­da?

— Es cí­cli­co. A ve­ces es ne­ce­sa­rio pa­ra el es­pí­ri­tu y el en­ri­que­ci­mien­to co­mo ac­triz cam­biar de ca­mino. La co­me­dia es un lu­gar que tran­si­té to­da mi vi­da y el dra­ma vino des­pués, ha­cien­do en ci­ne Un año sin amor, El bo­nae­ren­se o la se­rie Mu­je­res ase­si­nas. To­dos fue­ron dra­mas in­ten­sos y me en­can­ta­ron, pe­ro an­tes no sa­bía que me gus­ta­ba el gé­ne­ro, sim­ple­men­te por­que no me con­vo­ca­ban pa­ra ha­cer­lo. Du­ran­te mu­chos años se con­si­de­ró que las ac­tri­ces más o me­nos pro­du­ci­das, co­mo yo, no po­día­mos ha­cer dra­ma. Te en­ca­si­lla­ban en la co­me­dia, pe­ro en es­tos años pu­de su­pe­rar esos pre­jui­cios y eti­que­tas.

Jo­sé Ma­ría Mus­ca­ri, el di­rec­tor de la pie­za, jun­to al elen­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.