Un juez de­nun­cia­do por fa­vo­re­cer a re­pre­so­res vin­cu­la­dos con Mi­la­ni

Se tra­ta de Er­nes­to Kre­plak, ti­tu­lar del Juz­ga­do Fe­de­ral n º 3 de La Pla­ta. Se ra­di­có una acu­sa­ción en el Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra lue­go de que be­ne­fi­cia­ra con pri­sión do­mi­ci­lia­ria al fia­dor del ex­je­fe del Ejér­ci­to. El her­mano del magistrado es­tá pro­ces

Hoy en la noticia - - PORTADA -

Er­nes­to Kre­plak es uno de los ul­tra­kirch­ne­ris­tas que se me­tió por la ven­ta­na en la Jus­ti­cia Fe­de­ral de La Pla­ta, du­ran­te la ago­nía del go­bierno de Cris­ti­na Fer­nán­dez.

Im­pug­na­do en su mo­men­to por la dipu­tada Mar­ga­ri­ta Stol­bi­zer de­bi­do a que Kre­plak ha­bría ocul­ta­do prue­bas sen­si­bles vin­cu­la­das a la cau­sa de la ex- Cic­co­ne du­ran­te su pa­so co­mo fun­cio­na­rio del Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia de la Na­ción, siem­pre hu­bo sos­pe­chas acer­ca de que el ex­fun­cio­na­rio K lle­gó a los tri­bu­na­les de La Pla­ta con la mi­sión de ga­ran­ti­zar im­pu­ni­dad.

Las su­po­si­cio­nes se es­tán con­vir­tien­do en reali­dad. Una mues­tra de ello son los fa­vo­res que Kre­plak les ha­bría rea­li­za­do a va­rios de los co­la­bo­ra­do­res del ex­je­fe del Ejér­ci­to, Cé­sar Mi­la­ni, ac­tual­men­te pre­so por crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad.

El magistrado ac­tual­men­te arras­tra una pe­sa­da de­nun­cia en el Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra de la Na­ción. Es­tá acu­sa­do de ha­ber ins­tru­men­ta­do una suer­te de “ser­vi­cio a la car­ta” de pri­sio­nes do­mi­ci­lia­rias que be­ne­fi­cia­ron, ex­clu­si­va­men­te, a re­pre­so­res que ten­drían vin­cu­la­cio­nes con Mi­la­ni. En ese sen­ti­do, el ac­cio­nar ar­bi­tra­rio de Kre­plak sal­tó a la luz por­que el mis­mo juez ve­nía adop­tan­do cri­te­rios ab­so­lu­ta­men­te di­fe­ren­tes en aque­llos ca­sos en los que los im­pli­ca­dos en crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad no te­nían la­zos con el uni­ver­so ul­tra­kirch­ne­ris­ta. Por ello, la Cá­ma­ra Fe­de­ral de Ca­sa­ción re­sol­vió por una­ni­mi­dad apar­tar­lo en las cau­sas que se le si­guen al fun­cio­na­rio ci­vil de la Dic­ta­du­ra, Jai­me La­mont Smart.

Las de­nun­cias con­tra Kre­plak, en el Con­se­jo de la Ma­gis­tra­tu­ra, fue­ron pre­sen­ta­das por el abo­ga­do pla­ten­se Juan Lo­sinno y tra­mi­tan con el ex­pe­dien­te 170/ 17. Ac­tual­men­te, aguar­da la fir­ma del dipu­tado ra­di­cal Gus­ta­vo Val­dez, uno de los con­se­je­ros.

El le­tra­do pla­ten­se afir­mó que el juez fe­de­ral ava­ló irre­gu­lar­men­te el arres­to do­mi­ci­lia­rio del re­pre­sor Eduar­do En­ri­que Ba­rrei­ro – vin­cu­la­do a Mi­la­ni en ca­li­dad de fia­dor– en el mar­co de la cau­sa 34000243/ 2011. El be­ne­fi­cio fue otor­ga­do el 13 de no­viem­bre de 2015 con un ar­gu­men­to por de­más in­só­li­to: Ba­rrei­ro de­bía cui­dar a su “pa­dras­tro”, de ape­lli­do Car­ba­llal. Más es­can­da­lo­so aún re­sul­tó que, pe­se a que Car­ba­llal fa­lle­ció po­co tiem­po des­pués, Ba­rrei­ro si­gue es­tan­do en su ca­sa.

El com­pa­ñe­ro de ar­mas del ex­je­fe del Ejér­ci­to es­tá acu­sa­do de ha­ber for­ma­do par­te de un sis­te­ma re­pre­si­vo, du­ran­te la Dic­ta­du­ra, que fue uti­li­za­do pa­ra se­cues­trar a tres me­no­res de edad que fue­ron sa­ca­dos “des­nu­dos, con ro­pa de ca­ma, des­cal­zos y es­po­sa­dos”. La chi­ca más gran­de, que te­nía 12 años, du­ran­te tres me­ses fue in­te­rro­ga­da y tor­tu­ra­da en el Re­gi­mien­to de La Ta­bla­da y los cen­tros clan­des­ti­nos de de­ten­ción El Ve­su­bio y She­ra­ton, pa­ra que in­di­vi­dua­li­za­ra a per­so­nas por la ca­lle.

La re­la­ción con Mi­la­ni es­tá da­da por el he­cho de que el ex­je­fe del Ejér­ci­to, en una de sus úl­ti­mas de­cla­ra­cio­nes ju­ra­das, con­sig­nó que le ha­bía ven­di­do a Ba­rrei­ro el de­par­ta­men­to 7 en el pi­so 6 de Mol­des 2372 de Ca­pi­tal Fe­de­ral. Cuan­do un pe­ri­ta­je de la Pre­fec­tu­ra Na­val de­tec­tó que Mi­la­ni com­pró la nueva ca­sa en La Hor­que­ta an­tes de ven­der el de­par­ta­men­to, el ex­ge­ne­ral di­jo en­ton­ces que Ba­rrei­ro le ha­bía pres­ta­do el di­ne­ro, an­tes de la transac­ción, lo cual su­po­ne co­mo mí­ni­mo una só­li­da amis­tad.

Otro per­so­na­je vin­cu­la­do a Mi­la­ni que ha­bría si­do be­ne­fi­cia­do por Kre­plak es Es­ta­nis­lao Chia­ra Viey­ra. Se­gún Lo­sinno, hay ele­men­tos que acre­di­tan que Chia­ra Viey­ra ha­bría si­do car­ce­le­ro en el cen­tro clan­des­tino de de­ten­ción co­no­ci­do co­mo “La Ca­cha”, pe­se a lo cual des­de ha­ce tres años Kre­plak se nie­ga a fir­mar la or­den de de­ten­ción. “Es­ta de­ci­sión be­ne­fi­ció tam­bién a otros tres re­pre­so­res, uno de los cua­les tie­ne pe­di­do de de­ten­ción rea­li­za­do por el fis­cal des­de ha­ce más de 10 años”, con­clu­yó el de­nun­cian­te.

La hi­ja de Chia­ra Viey­ra, de nom­bre Gua­da­lu­pe, fue la se­cre­ta­ria pri­va­da del je­fe del Es­ta­do Ma­yor Con­jun­to, Luis Ma­ria Ca­re­na, quien res­pon­día di­rec­ta­men­te a Mi­la­ni.

Er­nes­to Kre­plak, ti­tu­lar del Juz­ga­do Fe­de­ral n º 3 de La Pla­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.