Agüe­ro se des­ma­yó y cau­só preo­cu­pa­ción en el plan­tel

El Kun su­frió un cua­dro de li­po­ti­mia en el en­tre­tiem­po del par­ti­do. En diá­lo­go con es­te me­dio, el car­dió­lo­go Ru­bén Sto­rino ana­li­zó las cau­sas

Hoy en la noticia - - ESPECTÁCULOS -

Una vez fi­na­li­za­da la pri­me­ra par­te del cho­que amis­to­so an­te Ni­ge­ria, el de­lan­te­ro del se­lec­cio­na­do na­cio­nal, Ser­gio Agüe­ro, su­frió un cua­dro de li­po­ti­mia que le pro­du­jo un des­ma­yo, ra­zón por la cual tu­vo que ser de­ri­va­do a un hos­pi­tal, en­cen­dien­do las alar­mas en to­do el plan­tel.

“Tu­vo un cua­dro de li­po­ti­mia y fue tras­la­da­do a rea­li­zar­se es­tu­dios de ru­ti­na, so­lo por pre­cau­ción”, in­for­mó el cuer­po mé­di­co de la Se­lec­ción des­de Kras­no­dar.

Agüe­ro, quien mar­có el se­gun­do gol del com­bi­na­do na­cio­nal, se des­com­pu­so en el ves­tua­rio, en el en­tre­tiem­po, e in­me­dia­ta­men­te los mé­di­cos lo tras­la­da­ron a un hos­pi­tal de la zo­na pa­ra efec­tuar­le un che­queo ge­ne­ral.

El ata­can­te, quien re­ci­bió el lla­ma­do de Die­go Ma­ra­do­na, se mos­tró re­cu­pe­ra­do en la clí­ni­ca don­de fue asis­ti­do y, lue­go de los che­queos co­rres­pon­dien­tes, se re­in­te­gró al plan­tel. Ca­be mar­car que el Kun, de­bi­do a los an­te­ce­den­tes que tu­vo du­ran­te su ado­les­cen­cia, de­be­rá to­mar las de­bi­das pre­cau­cio­nes an­tes de to­mar el vue­lo rum­bo a la ciu­dad de Man­ches­ter, In­gla­te­rra.

El go­lea­dor his­tó­ri­co del City que­dó ter­ce­ro en la ta­bla de má­xi­mos ar­ti­lle­ros del se­lec­cio­na­do ar­gen­tino, con 36 tan­tos. El ex- In­de­pen­dien­te su­peró a Her­nán Cres­po ( 35), mien­tras que Lio­nel Mes­si li­de­ra con 61 y Ga­briel Ba­tis­tu­ta lo si­gue con 54.

“Es una fal­ta de res­pues­ta del or­ga­nis­mo”

En diá­lo­go con Ra­dio Gol, el car­dió­lo­go pla­ten­se Ru­bén Sto­rino ( ver foto), pa­la­bra au­to­ri­za­da, se re­fi­rió a lo que le ocu­rrió al Kun: “Cual­quie­ra pue­de te­ner li­po­ti­mia, lo que lla­ma la aten­ción es que le ha­ya su­ce­di­do a un ju­ga­dor de al­to ren­di- mien­to, por­que sue­len te­ner va­rios che­queos pre­vios que ayu­dan a pre­ver una si­tua­ción se­me­jan­te. Es­to pue­de ser por múl­ti­ples cau­sas, co­mo la ma­la ali­men­ta­ción o la so­bre­car­ga de en­tre­na­mien­to. Hay mu­chos fac­to­res, has­ta pue­de ve­nir por es­trés”.

En tan­to, agre­gó: “La li­po­ti­mia es una fal­ta de res­pues­ta del or­ga­nis­mo a la exi­gen­cia de la com­pe­ten­cia, por­que tie­ne que desa­rro­llar el gas­to car­día­co”. Pa­ra fi­na­li­zar, ad­vir­tió: “He­mos te­ni­do ca­sos de muer­tes sú­bi­tas, de ju­ga­do­res que se han des­plo­ma­do en me­dio del par­ti­do. Por más que uno pre­vea las con­di­cio­nes, a ve­ces se da por una su­ma­to­ria de cau­sas”.

El de­lan­te­ro se des­com­pen­só y, lue­go de los es­tu­dios, se re­in­te­gró al gru­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.