“Re­duc­ción de pe­nas a ge­no­ci­das: La im­pu­ni­dad y la re­con­ci­lia­ción co­mo po­lí­ti­cas de Es­ta­do”

Hoy Pinto - - News -

En un co­mu­ni­ca­do que fue­ra leí­do en el ac­to de re­pu­dio a los ge­no­ci­das rea­li­za­do el pa­sa­do miér­co­les 10, des­de los gru­pos “Mu­je­res por la equi­dad de gé­ne­ro” y “Abier­ta­men­te fe­mi­nis­tas” de Ge­ne­ral Pin­to, en­cuen­tro al que con­vo­ca­ron el con­ce­jal Ser­gio San­tos (del uni­blo­que de Iz­quier­da del H.C.D.), in­te­gran­tes del gru­po tea­tral "Ca­la­ve­ro no chi­lla", etc. se ex­pre­só:

“Al igual que ocu­rre con los fe­mi­ci­das cuan­do se los mues­tra co­mo lo­cos, anor­ma­les, monstruos o ca­sos ais­la­dos, pa­ra de­sen­ten­der­nos co­mo so­cie­dad res­pon­sa­ble de for­mar ma­chos vio­len­tos, así tam­bién, se pre­ten­de mos­trar a es­tos jue­ces co­mo un mal re­sul­ta­do de la di­vi­sión de po­de­res, pa­ra no ha­cer­se car­go la cla­se po­lí­ti­ca go­ber­nan­te de que és­te fa­llo mar­ca la ideo­lo­gía de épo­ca y vie­ne en con­so­nan­cia con de­cla­ra­cio­nes del pre­si­den­te y miem­bros de su ges­tión que cues­tio­nan los 30.000, que co­mien­zan a ha­blar de ´jus­ti­cia com­ple­ta´ es­con­dien­do la reivin­di­ca­ción del ge­no­ci­dio de es­ta­do; y de la con­sa­bi­da ´re­con­ci­lia­ción´ por la que la Igle­sia vie­ne bre­gan­do, des­de el fin de la dic­ta­du­ra, pa­ra per­mi­tir la im­pu­ni­dad de los ge­no­ci­das.

No­so­tras de­ci­mos no per­do­na­mos, no nos re­con­ci­lia­mos, fue ge­no­ci­dio y fue­ron crí­me­nes de lesa hu­ma­ni­dad que se per­pe­tra­ron contra lu­cha­do­ras y lu­cha­do­res an­ti­ca­pi­ta­lis­tas, pa­ra sos­te­ner és­te sis­te­ma eco­nó­mi­co.

No que­re­mos a los ge­no­ci­das li­bres, ni a Mui­ña, ni a Et­che­co­laz, ni a Mi­la­ni, pre­mia­do co­mo mi­nis­tro por el go­bierno an­te­rior.

No son tres jue­ces ais­la­dos. La ex­cu­sa de la di­vi­sión de po­de­res es una fic­ción. A és­tos jue­ces los pu­sie­ron pe­ro­nis­tas, ra­di­ca­les y la alian­za Cam­bie­mos; res­pon­den a las po­lí­ti­cas de Ma­cri y és­te a sus so­cios ca­pi­ta­lis­tas.

De no com­pren­der ese acuer­do es­tra­té­gi­co en­tre los par­ti­dos tra­di­cio­na­les pa­ra sos­te­ner el apa­ra­to re­pre­si­vo y en­cu­brir a la ma­yor can­ti­dad de ge­no­ci­das po­si­ble, cos­ta­ría en­ten­der va­rias co­sas.

Por ca­so, cos­ta­ría com­pren­der por qué, a más de 10 años de desaparecido Jor­ge Ju­lio Ló­pez, no exis­te en los ex­pe­dien­tes ju­di­cia­les un só­lo impu­tado, mien­tras es vox po­pu­li la par­ti­ci­pa­ción di­rec­ta de la po­li­cía bo­nae­ren­se y se sa­be quié­nes po­drían es­tar de­trás de ese cri­men.

Tam­bién cos­ta­ría en­ten­der por­qué el nú­me­ro de impu­tados co­mo pro­ce­sa­dos y con­de­na­dos por el ani­qui­la­mien­to de 30.000 per­so­nas y el sa­queo de la eco­no­mía na­cio­nal re­pre­sen­ta me­nos del 2 % del to­tal de eje­cu­to­res del te­rro­ris­mo de Es­ta­do.

Y cos­ta­ría en­ten­der por­qué los des­ti­nos del país si­guen sien­do di­gi­ta­dos por una cla­se so­cial pa­rá­si­ta y cri­mi­nal, ayu­da­da en su em­pre­sa por un nu­tri­do per­so­nal político, po­li­cial y ju­di­cial.

El es­cán­da­lo del 2 x 1 pro­ta­go­ni­za­do por jue­ces ri­cos que la po­bla­ción no eli­gió ni pue­de re­mo­ver, no sa­lió de la na­da ni pue­de sor­pren­der del to­do. Esos jue­ces fue­ron pues­tos por las mis­mas ma­nos que du­ran­te dé­ca­das vo­ta­ron le­yes de im­pu­ni­dad, de­cre­tos de am­nis­tía y otras ca­na­lla­das.

Las mis­mas ma­nos que, cuan­do la pre­sión po­pu­lar fue in­con­te­ni­ble, anu­la­ron esas le­yes y de­cre­tos, ba­ja­ron al­gún que otro cua­dro y se vis­tie­ron de pro­gre­sis­tas.

Echar­le la cul­pa del es­ta­do ac­tual de las cau­sas y de la po­si­bi­li­dad de que esos ge­no­ci­das sal­gan en li­ber­tad so­lo a los jue­ces se­ría un ac­to de ci­nis­mo, por­que a los mi­li­cos, an­tes y aho­ra, los sal­va­ron sus ami­gos de la de­mo­cra­cia pe­ro­nis­ta y ra­di­cal”, fi­na­li­za el do­cu­men­to de “Mu­je­res Pin­to” y de “Abier­ta­men­te Fe­mi­nis­tas”.

El ac­to se reali­zó en la pla­za “Arturo Mas­sey” y, en­tre otros, es­tu­vo pre­sen­te el in­ten­den­te mu­ni­ci­pal Ale­xis Gue­rre­ra.

Miem­bros de “Mu­je­res por la equi­dad de gé­ne­ro” y “Abier­ta­men­te fe­mi­nis­tas” de Ge­ne­ral Pin­to que par­ti­ci­pa­ron del ac­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.