Con­cre­ta­ron una mar­cha y ma­ni­fes­ta­ción por la apa­ri­ción con vi­da de San­tia­go Mal­do­na­do

Hoy Pinto - - News -

El vier­nes pa­sa­do, los gru­pos Mu­je­res Pin­to, Abier­ta­men­te Fe­mi­nis­tas y Pin­ten­ses con el Fren­te de Iz­quier­da con­vo­ca­ron a ma­ni­fes­tar­se en la pla­za pú­bli­ca "Ar­tu­ro C. Mas­sey" de Ge­ne­ral Pin­to, pi­dien­do por la apa­ri­ción con vi­da de San­tia­go Mal­do­na­do y pa­ra de­nun­ciar "La res­pon­sa­bi­li­dad del Es­ta­do en el he­cho", se­ña­la­ron.

Ma­ría Luz Mo­rón ("Ma­ri­lú") le­yó el do­cu­men­to que se­gui­da­men­te ofre­ce­mos y el con­ce­jal Ser­gio Fran­cis­co San­tos hi­zo uso de la pa­la­bra, rea­li­zan­do una re­se­ña del des­po­jo su­fri­do por los pue­blos ori­gi­na­rios en sus te­rri­to­rios des­de los co­mien­zos de la Ar­gen­ti­na co­mo Na­ción has­ta el pre­sen­te.

Lue­go, pu­so en con­tex­to la des­apa­ri­ción de San­tia­go Mal­do­na­do cuan­do es­ta­ba de­fen­dien­do la cau­sa ma­pu­che, "Pe­lean­do por sus tierras y reprimidos por el es­ta­do na­cio­nal en de­fen­sa del mul­ti­mi­llo­na­rio Be­net­ton", ex­pre­só el edil.

De­be des­ta­car­se que días pre­vios a la ma­ni­fes­ta­ción se ha­bían co­lo­ca­do car­te­les in­vi­tan­do a la con­vo­ca­to­ria en di­fe­ren­tes lu­ga­res de la ciu­dad ca­be­ce­ra, los que la no­che del jue­ves fue­ron arran­ca­dos por des­co­no­ci­dos.

En cuan­to al do­cu­men­to que pre­sen­ta­ron los ma­ni­fes­tan­tes du­ran­te la mar­cha, ex­pre­sa:

"Hoy nos mo­vi­li­za­mos pa­ra re­cla­mar­le al Es­ta­do la apa­ri­ción con vi­da de San­tia­go Mal­do­na­do des­apa­re­ci­do por la Gen­dar­me­ría Na­cio­nal en el mar­co de la re­pre­sión a la re­sis­ten­cia ma­pu­che que se plan­ta de­fen­dien­do sus tierras.

Lo ha­ce­mos ad­hi­rien­do a la con­vo­ca­to­ria na­cio­nal lan­za­da por el En­cuen­tro Me­mo­ria Ver­dad y Jus­ti­cia y acom­pa­ñan­do la lu­cha de la fa­mi­lia de San­tia­go.

Lo ha­ce­mos cons­cien­tes de que su apa­ri­ción, el cas­ti­go a los res­pon­sa­bles y el freno a las po­lí­ti­cas re­pre­si­vas, de per­se­cu­ción y de des­po­jo de­pen­de de que no se aban­do­ne el re­cla­mo. El go­bierno apues­ta a que nos can­se­mos y nos acos­tum­bre­mos a su au­sen­cia, por­que so­lo de esa ma­ne­ra po­drá lle­var a ca­bo to­das sus ac­cio­nes de ata­que al pue­blo.

No­ta­mos que pe­li­gro­sa­men­te se reavi­van y re­pi­ten los ar­gu­men­tos de la dic­ta­du­ra: al­go ha­brá he­cho; no te me­tás; yo no me me­to; si ha­cés lío des­pués no te que­jes; etc. Es­te go­bierno asu­me, de ma­ne­ra no­ve­do­sa en la de­mo­cra­cia, un dis­cur­so jus­ti­fi­ca­to­rio de la mano du­ra, la re­pre­sión y el ame­dren­ta­mien­to. Es­ta se­ma­na aco­sa­ron y per­si­guie­ron a do­cen­tes por ha­blar de San­tia­go en cla­se, ar­gu­men­tan­do que eso es ha­cer po­lí­ti­ca; es­con­dien­do que ´no nom­brar­lo´ es ocul­tar­le al alum­na­do un he­cho tan gra­ve co­mo una des­apa­ri­ción for­za­da y, por lo tan­to, tam­bién es ha­cer po­lí­ti­ca, una po­lí­ti­ca del ocul­ta­mien­to.

En su avan­za­da re­pre­si­va, en Cór­do­ba se alla­na­ron si­mul­tá­nea­men­te on­ce lo­ca­les de par­ti­dos de iz­quier­da, or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les de ba­se, cen­tros cul­tu­ra­les y el do­mi­ci­lio de una ma­dre de víc­ti­ma de ga­ti­llo fá­cil, con el mis­mo fin de ate­mo­ri­zar y tra­tar de evi­tar la mar­cha de hoy (por el vier­nes). Re­pu­dia­mos es­ta es­ca­la­da re­pre­si­va pa­ra in­ten­tar de­te­ner la or­ga­ni­za­ción de nues­tro pue­blo".

Se­gui­da­men­te, el do­cu­men­to ex­pre­sa:

"No­so­tras y no­so­tros nun­ca nos acos­tum­bra­mos a que nos fal­ten los 30.000, nun­ca nos acos­tum­bra­mos a que nos fal­te Ju­lio Ló­pez, nun­ca nos acos­tum­bra­mos a que nos si­gan ma­tan­do por ser mu­je­res, nun­ca nos acos­tum­bra­mos a que las pi­bas si­gan des­apa­re­cien­do pa­ra ser ex­plo­ta­das se­xual­men­te por las re­des de tra­ta, nun­ca nos acos­tum­bra­re­mos a que se ma­ten a los pi­bes de los ba­rrios por ga­ti­llo fá­cil, nun­ca nos acos­tum­bra­re­mos a que se re­pri­ma la pro­tes­ta so­cial co­mo en Pe­psi­co, nun­ca nos acos­tum­bra­re­mos a que se per­si­ga y re­pri­ma a los pue­blos ori­gi­na­rios, ayer a los Qom, hoy a los Ma­pu­ches.

No nos acos­tum­bra­mos ni nos acos­tum­bra­re­mos por­que no es nor­mal. Y es­ta­mos dis­pues­tas y dis­pues­tos a im­pe­dir que se na­tu­ra­li­ce, no va­mos a ce­rrar los ojos, apre­tar los dien­tes y se­guir con nues­tras vidas co­mo si na­da pa­sa­ra, co­mo si no es­tu­vié­ra­mos sien­do ata­ca­das y ata­ca­dos por el po­der del Es­ta­do, el po­der eco­nó­mi­co y el po­der pa­triar­cal.

No es­ta­mos dis­pues­tas ni dis­pues­tos a per­mi­tir­les que ten­gan po­der so­bre nues­tros cuer­pos y te­rri­to­rios sin re­sis­tir. No nos que­da­re­mos quie­tas ni quie­tos; ca­lla­das ni ca­lla­dos ¡ Nun­ca Más !. Por to­das y por to­dos quie­nes nos pre­ce­die­ron en la bús­que­da de una so­cie­dad de se­res igua­les y li­bres.

Sa­be­mos que el ajus­te no cie­rra sin re­pre­sión y ese es el mo­ti­vo de la es­ca­la­da re­pre­si­va del go­bierno ma­cris­ta. Quie­ren dis­ci­pli­nar, aco­bar­dar al pue­blo que se re­be­la con­tra la concentración de la ri­que­za. Fren­te a to­do es­to de­be­mos re­do­blar nues­tro compromiso y pre­sen­cia evi­tan­do la na­tu­ra­li­za­ción de esa ló­gi­ca fa­cis­ta, evi­tan­do que se ins­ta­le el mie­do y la pa­si­vi­dad que les per­mi­ta eje­cu­tar sus po­lí­ti­cas de ri­cos y pa­ra ri­cos".

Fi­nal­men­te, el do­cu­men­to da­do a co­no­cer se­ña­la:

"Por eso, al Es­ta­do le de­ci­mos: Bas­ta de de­fen­der a Be­net­ton y de­más em­pre­sa­rios ex­pro­pia­do­res y ex­plo­ta­do­res; Bas­ta de per­se­guir y re­pri­mir a los pue­blos ori­gi­na­rios; Li­ber­tad a Fa­cun­do Jo­nes Hua­la y de­más pre­sas y pre­sos po­lí­ti­cos; Bas­ta de per­se­guir y re­pri­mir a las or­ga­ni­za­cio­nes po­pu­la­res; Bas­ta de re­pri­mir la pro­tes­ta so­cial; Bas­ta de ga­ti­llo fá­cil; Bas­ta de mi­li­ta­ri­zar al país; Bas­ta de pro­te­ger ma­fias y re­des de tra­ta.

La des­apa­ri­ción for­za­da de per­so­nas es un crí­men de le­sa hu­ma­ni­dad. El Es­ta­do y el go­bierno son res­pon­sa­bles. Exi­gi­mos la re­nun­cia de la mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad, Pa­tri­cia Bull­rich.

¡¡¡ Apa­ri­ción con vi­da Ya de San­tia­go Mal­do­na­do !!!", fi­na­li­za, y re­fren­dan Mu­je­res Pin­to; Abier­ta­men­te Fe­mi­nis­tas y Pin­ten­ses con el Fren­te de Iz­quier­da, se­ña­lan­do ade­más que ad­hi­rie­ron Ser­gio Fran­cis­co San­tos, con­ce­jal del uni­blo­que Iz­quier­da y Uni­dad Ciu­da­da­na de Ge­ne­ral Pin­to.

El con­ce­jal Ser­gio Fran­cis­co San­tos al ha­cer uso de la pa­la­bra.

Ma­ría Luz Mo­rón ("Ma­ri­lú") al dar a co­no­cer el do­cu­men­to.

Car­te­les co­lo­ca­dos en Av­da. Mi­tre y lue­go sa­ca­dos por des­co­no­ci­dos.

Los ma­ni­fes­tan­tes mar­chan­do por la pla­za "Ar­tu­ro C. Mas­sey".

Al­gu­nos de los asis­ten­tes al ac­to del vier­nes 1º en Ge­ne­ral Pin­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.