Crí­ti­cas por la de­sig­na­ción de Die­go Ci­fa­re­lli en el Mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción

La po­si­ble elec­ción del te­so­re­ro del club Sar­mien­to de Ju­nín pa­ra in­te­grar el ga­bi­ne­te de Vidal, des­per­tó crí­ti­cas de en­ti­da­des agro­pe­cua­rias. Por eso, des­de Cam­bie­mos ya ma­ne­jan otros nom­bres.

Impacto - - News -

Des­de que tras­cen­dió la elec­ción de Die­go Ci­fa­re­lli co­mo vir­tual mi­nis­tro de la Pro­duc­ción bo­nae­ren­se, mu­chas vo­ces se al­za­ron con­tra esa po­si­ble de­sig­na­ción por par­te de la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eu­ge­nia Vidal. Las prin­ci­pa­les crí­ti­cas se es­cu­cha­ron en sus pa­gos de Ju­nín. Allí, los re­pre­sen­tes agro­pe­cua­rios re­pu­dia­ron la de­ci­sión, al igual que al­gu­nos sec­to­res po­lí­ti­cos ali­nea­dos con el in­ten­den­te ma­cris­ta, Pa­blo Pe­trec­ca. En el go­bierno bo­nae­ren­se to­ma­ron no­ta de es­ta si­tua­ción, al pun­to que ya exis­te un plan B: Ca­ro­li­na Cas­tro, Sub­se­cre­ta­ria de Po­lí­ti­cas y Ges­tión Py­Me en el mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción de la Na­ción que co­man­da Fran­cis­co Ca­bre­ra.

Ha­ce más de un mes que Die­go Ci­fa­re­lli, ti­tu­lar de la Fe­de­ra­ción Ar­gen­ti­na de la In­dus­tria Mo­li­ne­ra, man­tie­ne con­tac­tos con re­pre­sen­tan­tes del go­bierno bo­nae­ren­se de Ma­ría Eu­ge­nia Vidal. El tam­bién te­so­re­ro del Club Sar­mien­to de Ju­nín, fue ten­ta­do pa­ra pre­si­dir el mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción, un área que es­tá acé­fa­la des­de ha­ce más de cin­co me­ses.

Al tras­cen­der es­ta no­ti­cia, va­rios re­pre­sen­tan­tes agro­pe­cua­rios re­pu­dia­ron es­ta de­ci­sión, al igual que al­gu­nos sec­to­res po­lí­ti­cos ali­nea­dos con el in­ten­den­te ma­cris­ta, Pa­blo Pe­trec­ca.

De he­cho, es­ta si­tua­ción ge­ne­ró una fuer­te con­mo­ción in­ter­na en el ofi­cia­lis­mo lo­cal, al tras­cen­der que ha­bría sido el je­fe co­mu­nal quien alen­tó la pos­tu­la­ción de Ci­fa­re­lli. Los re­pre­sen­tan­tes de la So­cie­dad Ru­ral, Fe­de­ra­ción Agra­ria y Li­ga Agrí­co­la-Ga­na­de­ra, de Ju­nín, ele­va­ron a las au­to­ri­da­des del Con­ce­jo De­li­be­ran­te lo­cal, una “pe­ti­ción par­ti­cu­lar” 10-101/2017, don­de pi­den que se in­ter­ce­da pa­ra evi­tar esa de­sig­na­ción. “Pe­ti­cio­na­mos a es­te cuer­po co­le­gia­do que in­ter­ce­da an­te la Go­ber­na­do­ra, Ma­ría Eu­ge­nia Vidal a los fi­nes de ha­cer­le sa­ber que el nom­bra­do ha rea­li­za­do una ac­ti­va de­fen­sa de las po­lí­ti­cas na­cio­na­les im­pul­sa­das por el en­ton­ces Se­cre­ta­rio de Co­mer­cio In­te­rior Gui­ller­mo Mo­reno, don­de la pro­duc­ción de tri­go tu­vo la caí­da más gran­de de la his­to­ria gra­na­ria del país” in­di­can en el tex­to de la pe­ti­ción.

Y re­mar­can que Ci­fa­re­lli “mal po­dría al­guien de­fen­der la pro­duc­ción cuan­do en el pa­sa­do re­cien­te de­fen­dió pú­bli­ca­men­te la destrucción de la mis­ma”. “Ci­fa­re­lli acom­pa­ñó las po­lí­ti­cas ne­fas­tas, ne­ga­ti­vas e in­ter­ven­cio­nis­ta del se­ñor Gui­ller­mo Mo­reno que tan­to da­ño han he­cho al sec­tor agro­pe­cua­rio”, afir­ma­ron des­de la FAA, en re­la­ción al víncu­lo del fu­tu­ro mi­nis­tro con el ex Se­cre­ta­rio de Co­mer­cio In­te­rior de la Na­ción, du­ran­te los go­bier­nos de Néstor Kirch­ner y de Cris­ti­na Fer­nán­dez.

En otra de las em­bes­ti­das con­tra el po­si­ble Mi­nis­tro, di­je­ron: “Apo­yó la me­nor pro­duc­ción (de tri­go) en 100 años”.

Y re­mar­ca­ron que “en­tre el ba­llo­ta­ge (2015) y la se­gun­da vuel­ta di­jo que no veía con bue­nos ojos sa­car las re­ten­cio­nes al tri­go. Y aho­ra di­ce to­do lo con­tra­rio” Des­de que se es­cin­dió de Cien­cia y Tec­no­lo­gía, el área de Pro­duc­ción tu­vo una bre­ve je­fa­tu­ra, a car­go del aho­ra mi­nis­tro de Go­bierno, Joa­quín de la To­rre.

Pero una vez que el fun­cio­na­rio mu­dó sus co­sas, en di­ciem­bre de 2016, el mi­nis­te­rio que­dó sin con­duc­ción po­lí­ti­ca. Y pa­ra re­sol­ver la cues­tión bu­ro­crá­ti­ca, se ex­ten­dió la au­to­ri­za­ción de fir­ma al ti­tu­lar de Agroin­dus­tria, Leo­nar­do Sar­quís, en tan­to el sub­se­cre­ta­rio de In­dus­tria y Co­mer­cio, Agus­tín O´Really, que­dó ca­si co­mo en­car­ga­do.

Aun­que la es­truc­tu­ra no se al­te­ró, en los he­chos el mi­nis­te­rio se con­vir­tió en una car­te­ra de es­ca­sa ac­ti­vi­dad, a tal pun­to que mo­ti­vó el re­cla­mo de sus tra­ba­ja­do­res, que ini­cia­ron un pro­ce­so de lu­cha que con­ti­núa has­ta la fe­cha.

Die­go Ci­fa­re­lli

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.