So­lea­da tar­de acom­pa­ñó a los niños en su día

Co­mo es una tra­di­ción el Ae­ro Club de Los Tol­dos fue el es­ce­na­rio que con­gre­gó a las fa­mi­lias pa­ra ce­le­brar jun­to a sus pe­que­ños.

Impacto - - News -

Ven­to­sa pe­ro so­lea­da fue la jor­na­da do­mi­ni­cal en la cual to­dos los niños ce­le­bra­ron su día. En Los Tol­dos, el lu­gar tra­di­cio­nal don­de to­dos los años se or­ga­ni­za el fes­te­jo, fue el Ae­ro Club.

Co­men­za­da la tar­de em­pe­za­ron a lle­gar en ca­ra­va­na los au­tos, mo­tos y bi­ci­cle­tas car­ga­das de pe­que­ños jun­to a sus pa­pis pa­ra dis­fru­tar de una jor­na­da un tan­to fres­ca des­de lo cli­má­ti­co, pe­ro cá­li­da des­de lo afec­ti­vo, don­de los niños tu­vie­ron la opor­tu­ni­dad de rea­li­zar dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des co­mo por ejem­plo fút­bol, pa­lo en­ja­bo­na­do, re­mon­ta de ba­rri­le­tes, ma­qui­lla­je ar­tís­ti­co, te­nis, fut­bol, te­las, etc. Muchas opor­tu­ni­da­des de pa­sar­la bien, ofer­tas pa­ra to­dos los gus­tos con el ob­je­ti­vo cen­tral de que los aga­sa­ja­dos pa­sen su me­jor día in­clu­yen­do el sorteo de bi­ci­cle­tas en­tre los niños pre­sen­te ade­más de ri­quí­si­mos co­pos de azú­car co­mo así tam­bién sa­bro­sos po­cho­clos que se re­par­tie­ron gra­tui­ta­men­te en­tre los pre­sen­tes.

Me­dian­do la tar­de, el cho­co­la­te ca­lien­te y los al­fa­jo­res sir­vie­ron pa­ra ha­cer una pau­sa, re­car­gar ener­gías y se­guir dis­fru­tan­do con re­no­va­das fuer­zas el res­to de la jor­na­da.

En fin, ca­da uno de los chi­cos que asis­tie­ron el do­min­go al Ae­ro Club ha­brá vuel­to a sus ca­sas con una son­ri­sa de ore­ja a ore­ja. Can­sa­dí­si­mos se­gu­ra­men­te, pe­ro con la ex­pe­rien­cia de un do­min­go úni­co, gra­cias al enor­me apor­te de to­do el gru­po de tra­ba­jo de la en­ti­dad tol­den­se que or­ga­ni­zó es­te even­to en con­jun­to con la Mu­ni­ci­pa­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.