Con­de­nan a pri­sión a un ve­cino que in­ten­tó ma­tar a su hi­jo

El he­cho se pro­du­jo en fe­bre­ro del año 2016 en un do­mi­ci­lio si­to en ca­lle 1 de Ma­yo y Li­niers. El me­nor re­la­tó que su pa­dre lo qui­so ahor­car “por no ce­bar­le ma­tes”.

Impacto - - News -

Un abe­rran­te he­cho tu­vo lu­gar en el mes de fe­bre­ro de 2016 aun­que re­cién se co­no­ció se­ma­nas des­pués, cuan­do la víc­ti­ma se ani­mó a con­tár­se­lo a una ve­ci­na.

Se tra­ta de una his­to­ria te­rri­ble de agre­sio­nes e in­ten­tos de ase­si­na­to de un pa­dre ha­cia su hi­jo me­nor de edad.

Días atrás, el Tri­bu­nal Oral en lo Cri­mi­nal N° 1, De­par­ta­men­tal Doc­to­res Es­te­ban Me­li­lli, Ka­ri­na Lorena Pie­ga­ri y Mi­guel An­gel Vi­la­se­ca, ba­jo la Pre­si­den­cia del pri­me­ro, con­de­na­ron al ve­cino a 10 años de pri­sión por el de­li­to de HO­MI­CI­DIO CA­LI­FI­CA­DO en gra­do de TEN­TA­TI­VA.

Los he­chos tu­vie­ron lu­gar en fe­bre­ro del año pa­sa­do, o fue al me­nos en­ton­ces cuan­do el ni­ño víc­ti­ma de reite­ra­dos ma­los tra­tos se ani­mó a con­tar­le a una ve­ci­na lo que le ve­nía su­ce­dien­do.

El su­ce­so que lle­vó al me­nor a con­tar su ver­dad su­ce­dió con­cre­ta­men­te “el día lu­nes 29 de fe­bre­ro de 2016, en el in­te­rior del do­mi­ci­lio si­to en ca­lle 1° de Ma­yo y Li­niers de la lo­ca­li­dad de Los Tol­dos, cuan­do una per­so­na gol­peó a su hi­jo me­nor de edad (cu­yo nom­bre no brin­da­mos por re­ser­va) pa­ra lue­go to­mar­lo del cue­llo, y ejer­cien­do un pro­ce­di­mien­to de as­fi­xia me­cá­ni­ca, in­ten­tó dar­le muer­te, la que no se pro­du­jo de­bi­do a que otra per­so­na gol­pea­ra la puer­ta, ra­zón por la cual ce­só su ac­cio­nar, pro­vo­cán­do­le pér­di­da de san­gre en la na­riz y le­sio­nes de de­rra­me he­má­ti­co en las con­jun­ti­vas ocu­la­res de­bi­do al au­men­to de la pre­sión san­guí­nea e hi­po­xia, le­sio­nes es­tas com­pa­ti­bles con ahor­ca­du­ra, se­gún in­for­me mé­di­co de fs 3/4.”

Si bien es­te he­cho fue el de­to­nan­te, las agre­sio­nes y ame­na­zas que re­ci­bía el me­nor eran fre­cuen­tes y des­de ha­ce tiem­po. Se­gún re­la­ta la sen­ten­cia, el día pre­vio al 29 de fe­bre­ro, por ejem­plo, “su pro­ge­ni­tor lo des­per­tó con gol­pes de pu­ño y pa­ta­das en to­do el cuer­po, vir­tud de que el mis­mo no se ha­bía le­van­ta­do tem­prano a ce­bar­le ma­tes.” An­te ca­da gol­pe y ata­que, el pa­dre ame­na­za­ba con que si con­ta­ba al­go lo ma­ta­ba, por lo cual el pe­que­ño guar­dó el se­cre­to has­ta don­de no pu­do más.

Fue el 5 de mar­zo cer­ca del me­dio­día cuan­do su pa­dre lo man­da a ha­cer un man­da­do y el jo­ven apro­ve­cha y se di­ri­ge has­ta la ca­sa de una ve­ci­na, con la cual se po­ne a char­lar y le cuen­ta lo que ha­bía pa­sa­do con su pa­dre y que no que­ría re­gre­sar a la ca­sa, y que se que­ría que­dar con ella. La ve­ci­na es­cu­cho el des­ga­rra­dor re­la­to e in­me­dia­ta­men­te hi­zo la de­nun­cia en la Co­mi­sa­ría, tras­la­dan­do al me­nor al Hos­pi­tal. Allí, el mé­di­co de Po­li­cía exa­mi­nó y cons­ta­tó las le­sio­nes del me­nor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.