DEL BANCO AL AE­RO­PUER­TO

Un gru­po de em­pren­de­do­res de­ci­dió crear una al­ter­na­ti­va a la pro­tec­ción de film que se po­ne usual­men­te en los ae­ro­puer­tos. Ter­mi­nó crean­do la pri­me­ra fun­da Smart del mun­do.

Infotechnology - - .COM TRENDING - Por Flo­ren­cia Pu­lla

Per­die­ron la va­li­ja pe­ro en­con­tra­ron un ne­go­cio “QUERÍAMOS UNA VA­LI­JA QUE SE PUDIESE LOCALIZAR EN CUAL­QUIER LU­GAR” Fer­nan­do Pic­co­ne, fun­da­dor de Cu­bri­tas

Fer­nan­do Pic­co­ne y Pa­blo Pérez tra­ba­ja­ban jun­tos en el Banco Galicia cuan­do se les ocu­rrió la idea de­trás de Cu­bri­tas: crear fun­das per­so­na­li­za­das con un me­ca­nis­mo de se­gu­ri­dad que re­em­pla­ce al tí­pi­co pa­pel film que la gen­te usa en los ae­ro­puer­tos pa­ra pre­ser­var sus per­te­nen­cias. Jun­ta­ron $70.000 y se pu­sie­ron ma­nos a la obra: dos años des­pués, ya fac­tu­ra $10 mi­llo­nes y se apres­tan a lan­zar una fun­da in­te­li­gen­te que ha­ga po­si­ble no so­la­men­te ves­tir la va­li­ja con es­ti­lo sino tam­bién geo­lo­ca­li­zar­la pa­ra que no se pier­da nun­ca más.

¿Có­mo fue que em­pe­za­ron con el pro­yec­to?

En prin­ci­pio, lar­ga­mos Cu­bri­tas co­mo un pro­yec­to analó­gi­pé­rez, co: nos ju­ga­mos por una fun­da de va­li­jas que fue­se, ade­más, se­gu­ra. Un día es­ta­ba con mi es­po­sa en un ae­ro­puer­to ex­tran­je­ro y vi co­mo unos chi­cos usa­ban sus re­me­ras de fút­bol pa­ra cu­brir sus va­li­jas y así iden­ti­fi­car­las y nos pa­re­ció al­go que po­dría re­pli­car­se. Fue con ella que ar­mé el pri­mer pro­to­ti­po que al po­co tiem­po, $70.000 me­dian­tes em­pe­za­mos a pro­du­cir en se­rie. Apos­ta­mos al di­se­ño; hoy te­ne­mos 25 pro­pios y li­cen­cias de va­rios clu­bes de fút­bol. In­clu­so 50 por cien­to de nues­tra fac­tu­ra­ción vie­ne del la­do de las em­pre­sas a quie­nes les ha­ce­mos fun­das per­so­na­li­za­das co­mo re­ga­los em­pre­sa­ria­les: nos con­tra­ta­ron, ya, em­pre­sas co­mo Che­vro­let, ICBC y Dell. Al po­co tiem­po se su­mó Pa­blo mi so­cio, y hoy ya nos de­di­ca­mos full ti­me al ne­go­cio los dos.

Lan­za­ron una Cu­bri­tas track, que usa tec­no­lo­gía de GPS y geo­lo­ca­li­za­ción pa­ra no per­der nun­ca la va­li­ja. ¿Có­mo la di­se­ña­ron?

La fun­da in­te­li­gen­te sa­lió de la ne­ce­si­dad de se­guir me­jo­ran­do nues­tro pro­duc­to. La idea era crear al­go que no pudiese co­piar­se fá­cil­men­te. Por eso tam­bién te­ne­mos una alian­za con una ase­gu­ra­do­ra, pa­ra que si la va­li­ja usa Cu­bri­tas es­té ase­gu­ra­da por un año. La apa­ri­ción de Track va en ese sen­ti­do: queríamos una fun­da Pre­mium que per­mi­ta la lo­ca­li­za­ción en cual­quier lu­gar del mun­do. Via­ja­mos a los Es­ta­dos Uni­dos y en­con­tra­mos un pro­vee­dor que nos hi­zo un dis­po­si­ti­vo es­pe­cial pa­ra la fun­da. Cuan­do es­tá pren­di­do se sin­cro­ni­za con una App de ce­lu­lar y así se geo­lo­ca­li­za.

¿Qué tec­no­lo­gía usa?

Es GCM, la mis­ma que tie­nen los chips de los celulares. En­ton­ces cuan­do es­tán le­jos las va­li­jas pue­den en­con­trar­se ba­jo la co­ber­tu­ra de an­te­nas de celulares. Cuan­do es­tán cer­ca es más fá­cil por­que se co­nec­ta vía Blue­tooth: cuan­do es­tás en la cin­ta es­pe­ran­do la va­li­ja lo po­dés ac­ti­var pa­ra sa­ber si es­tá cer­ca. Ade­más, tie­ne un sis­te­ma que de­tec­ta cuán­do el avión ca­rre­tea y se po­ne en mo­do sleep pa­ra no in­ter­fe­rir con la fre­cuen­cia del avión.

¿Com­pi­te con otros pla­yers Smart Lug­ga­ge?

Con Blues­mart so­mos las úni­cas dos op­cio­nes que hay en el mer­ca­do. Pe­ro la tec­no­lo­gía de ras­treo es más eco­nó­mi­ca que to­das las que tie­ne ado­sa­das una va­li­ja, así en­ton­ces el pre­cio es me­nos prohi­bi­ti­vo. Una fun­da track hoy es­tá en $2.499. Y hay de­man­da. Ya ven­di­mos 300. Mien­tras que las fun­das tra­di­cio­na­les van a un usua­rio preo­cu­pa­do por la mo­da, lo es­té­ti­co, la op­ción de track se en­fo­ca en el via­je­ro fre­cuen­te y cor­po­ra­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.