BAN­QUE­TE DE EM­PE­RA­DOR

Pro­duc­tos y tra­di­cio­nes asiá­ti­cas al­re­de­dor de un Bu­da ni­ño

La Nacion - La Nación revista - - MERCADO E N E L - TEX­TO Ali­cia Del­ga­do

No fal­tan los dum­plings ni el cer­do y el pes­ca­do en la car­ta de Ni­ño Gor­do, co­mo en el ban­que­te del Em­pe­ra­dor de Ja­de, que au­gu­ra­ba di­ne­ro, abun­dan­cia y bue­na suer­te, es­pe­cial­men­te di­ne­ro. Son el me­jor co­mien­zo y van ge­nial con los exó­ti­cos tra­gos del bar­ten­der Ma­rio Mon­tes o con las cer­ve­zas la­ger le­gí­ti­mas de aque­llos paí­ses, sua­ves y ape­nas es­pu­mo­sas. En el ré­gi­men co­mu­nis­ta, el ni­ño gor­do pro­me­tía sa­lud, bie­nes­tar y be­bes mofl etu­dos.

El ca­len­da­rio con los sig­nos del año lu­ce en lo al­to de la ba­rra – 2018 es el pe­rro de tie­rra–. El pri­mer sa­lón es un pa­so obli­ga­do de gen­te que va y vie­ne, ba­jo el cie­lo­rra­so ab­so­lu­ta­men­te cu­bier­to con muy lin­dos glo­bos ro­sa­dos de pa­pel de arroz. A la iz­quier­da, se abre la ba­rra do­ble en dos ni­ve­les, pa­ra co­mer sen­ta­dos en có­mo­das ban­que­tas gi­ra­to­rias. Ocho co­ci­ne­ros con bue­na on­da – dos chi­cas de ojos sep­ten­trio­na­les– y el grill de le­ña pro­veen los pla­tos pa­ra to­do Ni­ño Gor­do.

Pa­ra apo­yar los pa­li­tos, gra­cio­sos osi­tos pan­da, ga­ti­tos que sa­lu­dan, pes­ca­di­tos y pa­tos des­plu­ma­dos, ni­ñi­tos gor­dos y son­rien­tes, y mu­chos sím­bo­los kitsch de la abun­dan­cia, que sue­len “lle­var­se sin per­mi­so” al­gu­nos clien­tes, así co­mo los pa­li­tos me­tá­li­cos. El co­me­dor pos­te­rior, en la te­rra­za, más con­for­ta­ble y ele­gi­do por los me­nos jó­ve­nes, se adorna con lin­dos fa­ro­les de pa­pel col­gan­tes.

Pe­dro Pe­ña – alumno de Her­nán Gip­po­ni– y Germán Sitz – del vas­co Be­ra­sa­te­gui–, con sus de­lan­ta­les ne­gros, crea­ron La Car­ni­ce­ría y Cho­ri, al­re­de­dor de nues­tro gran pro­duc­to y la pa­rri­lla pe­ro a la ma­ne­ra asiá­ti­ca, de sa­bo­res pi­can­tes que no lle­gan a arran­car lá­gri­mas. Im­per­di­bles los dum­plings de to­fu y shii­ta­ke, y los de pa­to más sua­ves ($ 200- 219). Una com­ple­ta ra­ción ve­ge­ta­ria­na es la de pa­pa, za­naho­ria, pe­pino, ce­bo­lla y wa­ka­me ( al­ga), ter­mi­na­da con un hue­vo fri­to ( 160). El sa­bro­sí­si­mo cal­do de car­nes avi­na­gra­do lle­va fi deos mung, na­bo, pe­pino, man­za­na ver­de y hue­vo ( 240).

Re­co­men­da­bles las cro­can­tes mo­lle­jas con chi­le, mi­so, ci­lan­tro, so­bre cho­clo y aku­sai ( 250). Otro exi­to­so es el ta­ta­ki de bi­fe con wa­sa­bi, hier­bas y arroz ( 260). Aun­que no fal­ta la pes­ca a la plan­cha, con kim­chi ( 240), o fri­ta en­te­ra con arroz pi­can­te, pa­ra za­far de pro­teí­nas cár­ni­cas.

Per­fi les asiá­ti­cos so­bre pro­duc­tos lo­ca­les, sa­bo­res de via­jes de los co­ci­ne­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.