EL TA­LEN­TO QUE SE LLE­VA EN LA SAN­GRE

Los Sa­li­nas, los Iaies, los Pe­lli­can, los Fra­ga... Pa­dres e hi­jos que abra­zan el gus­to por el jazz y desa­rro­llan un cru­ce ge­ne­ra­cio­nal que en­ri­que­ce la es­ce­na. Cuan­do los nom­bres se renuevan, pero los ape­lli­dos se man­tie­nen

La Nacion - La Nación revista - - ÉPOCA L A - TEX­TO Humph­rey In­zi­llo // FO­TOS Fer­nan­do Dvos­kin // PRO­DUC­CIÓN Vic­to­ria Do­rin

La es­ce­na po­dría trans­cu­rrir ha­ce trein­ta o cua­ren­ta años, en el Hot Club, en Jazz y Pop, en los con­cier­tos del Círcu­lo Ami­gos del Jazz o en el ci­clo Jaz­zo­lo­gía: Fra­ga, Pe­lli­can, Iaies y Sa­li­nas se en­cuen­tran, con­ver­san, se ríen y com­par­ten una jam ses­sion. La es­ce­na trans­cu­rre ahora, en Thelonious, en Be­bop, en Vel­vet, en la Usina del Ar­te o… ¡ En Jaz­zo­lo­gía! Los ape­lli­dos se man­tie­nen, pero los nom­bres se renuevan. En el mes del pa­dre, el ci­clo crea­do por Car­los In­zi­llo en 1984, don­de se for­ma­ron arri­ba y tam­bién aba­jo del es­ce­na­rio, co­mo oyen­tes, va­rias ge­ne­ra­cio­nes de mú­si­cos ar­gen­ti­nos, pre­sen­ta el ci­clo Pa­dres e Hi­jos del Jazz. Luis Sa­li­nas y su hi­jo Juan com­par­tie­ron una mi­ra­da jaz­zís­ti­ca so­bre los blues y otros rit­mos de la música ar­gen­ti­na en la sa­la Mui­ño del Cen­tro Cul­tu­ral San Mar­tín, Sarmiento 1551. Tam­bién lo hi­cie­ron Ma­nuel, To­más y Ce­ci­lia Fra­ga, mien­tras que ahora les lle­ga el turno a Adrián y Mar­tín Iaies ( pa­sa­do ma­ña­na) y a Ri­car­do y An­drés Pe­lli­can ( el 26 de ju­nio). Un cru­ce ge­ne­ra­cio­nal que da cuen­ta del va­lio­so le­ga­do que ate­so­ra el jazz ar­gen­tino. No son los úni­cos, des­de la fa­mi­lia Ma­lo­set­ti ( del pa­triar­ca Walter a su hi­jo Ja­vier y su nie­to Ju­lián) has­ta el trom­pe­tis­ta Juan Cruz de Ur­qui­za y su hi­jo, el con­tra­ba­jis­ta Se­bas­tián, pa­san­do por el con­tra­ba­jis­ta Hernán Mer­lo y su hi­jo Fer­mín, ba­te­ris­ta, el jazz ar­gen­tino pa­re­ce trans­mi­tir el ta­len­to por car­ga ge­né­ti­ca.

El pa­no­ra­ma es dis­tin­to pa­ra es­ta nue­va ge­ne­ra­ción. Más allá de la for­ma­ción old school, que con­sis­tía en to­car por en­ci­ma de los vi­ni­los de las le­yen­das del gé­ne­ro, exis­te en Bue­nos Ai­res una ca­rre­ra de jazz, di­ri­gi­da por el pia­nis­ta Er­nes­to Jo­dos, en el con­ser­va­to­rio Ma­nuel de Fa­lla. “Otra gran di­fe­ren­cia – di­ce el gui­ta­rris­ta Ri­car­do Pe­lli­can– es­tá mar­ca­da por la apa­ri­ción de In­ter­net. Hoy los jó­ve­nes pue­den in­for­mar­se ili­mi­ta­da­men­te, y eso no siem­pre jue­ga a fa­vor, si no son me­tó­di­cos se pue­den dis­traer y qui­zás has­ta per­der ob­je­ti­vi­dad en sus avan­ces mu­si­ca­les. Aun­que veo con gran sa­tis­fac­ción que mu­chos de nues­tros hi­jos han lle­ga­do a ni­ve­les ar­tís­ti­cos mu­cho más ele­va­dos que los mú­si­cos de mi épo­ca. Afor­tu­na­da­men­te, en el pa­no­ra­ma actual del jazz en la Ar­gen­ti­na,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.