EL AR­TE DE TE­JER LA NA­TU­RA­LE­ZA

Las obras de Ale­xan­dra Kehayoglou que aler­tan so­bre el cui­da­do del me­dio am­bien­te

La Nacion - La Nación revista - - ÉPOCA L A - TEX­TO Ma­rián­ge­les López Sa­lon FOTOS Mar­tín Lu­ce­so­le

Sie­te días na­ve­gó por el Río San­ta Cruz, desafian­do las in­cle­men­cias del tiempo y acam­pan­do de no­che en tie­rras sin ru­tas ni ca­mi­nos. Do­cu­men­tó to­do lo que veía, des­de el cau­dal de un rio ame­na­za­do por re­pre­sas has­ta la flo­ra y fau­na des­ti­na­das a des­apa­re­cer. Así Ale­xan­dra Kehayoglou, ar­tis­ta por elec­ción y aven­tu­re­ra por na­tu­ra­le­za, co­men­zó a vis­lum­brar la obra que la lle­va­ría me­ses más tar­de a la trie­nal de Na­tio­nal Ga­llery of Victoria, en Aus­tra­lia.

To­da su crea­ti­vi­dad la plas­ma en el ar­te tex­til, y su so­por­te son las al­fom­bras y los ta­pi­ces. A par­tir de sus te­ji­dos lle­gó a lu­ga­res que ni ima­gi­na­ba. Co­mo a una pa­sa­re­la de Pa­ris Fas­hion Week, con­vo­ca­da por el di­se­ña­dor bel­ga Dries Van No­ten, o atra­ve­sar con un ka­yaks un río pa­ta­gó­ni­co.

Vol­vió a sus raí­ces – aun­que nun­ca se ha­bía ido– cuan­do Her­mès la con­vo­có pa­ra crear una ins­ta­la­ción en la vi­drie­ra de su tien­da en Atenas. Nie­ta de in­mi­gran­tes grie­gos, cre­ció ro­dea­da de al­fom­bras ( en su casa na­tal ha­bía has­ta el ba­ño) y se apa­sio­nó por los tra­ba­jos en la­na. Su abue­la ha­bía lle­ga­do a la Ar­gen­ti­na con el te­lar ba­jo el bra­zo, y en su casa de Saa­ve­dra les en­se­ñó a te­jer pri­me­ro a sus hi­jos, y más tar­de a ve­ci­nas que adop­ta­ron el ofi­cio. Cuan­do en los 60 co­men­za­ron a tra­ba­jar con te­la­res in­dus­tria­les, na­ció una im­por­tan­te em­pre­sa de al­fom­bras del mer­ca­do.

Ale­xan­dra, de 36 años, es­tu­dió ar­tes vi­sua­les en IUNA y pro­bó con la fotografía, pin­tu­ra, vi­deos e ins­ta­la­cio­nes sin en­con­trar lo que bus­ca­ba, has­ta que vol­vió a la em­pre­sa fa­mi­liar pa­ra di­se­ñar al­fom­bras. En su ate­lier, con es­tan­te­rías cu­bier­tas con ovi­llos de la­na, hay se­ña­les de to­dos los pa­sos de su ca­rre­ra. Co­mo los chalecos que, col­ga­dos de una bi­blio­te­ca, imi­tan el

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.