OCIÓLOGA EX­PER­TA

Con un rit­mo de tra­ba­jo más cal­mo, Ma­ju Lo­zano se es­tá re­des­cu­brien­do co­mo mu­jer de ocio y ami­gan­do con la idea de es­tar en ca­sa. Ho­ga­re­ña, tran­qui­la y ami­gue­ra.

La Nacion - Revista Club - - CLUB -

Ma­ju Lo­zano, la ma­dru­ga­do­ra

“Este año ten­go más tiem­po li­bre que nun­ca”, cuen­ta Ma­ju, que, ade­más de co­con­du­cir El Club del Mo­ro en La 100 por las ma­ña­nas, por pri­me­ra vez se en­cuen­tra con ho­ras pa­ra ella a lo lar­go del día. “Al prin­ci­pio me lle­na­ba de co­sas por­que me da­ba culpa no ha­cer na­da, pe­ro me fui acos­tum­bran­do”, cuen­ta la ac­triz que apro­ve­cha las ma­ña­nas pos­ra­dio pa­ra ir al den­tis­ta, al psi­có­lo­go, al os­teó­pa­ta, al ho­meó­pa­ta . “Voy en­con­tran­do co­sas nue­vas pa­ra ha­cer: ca­mino, te­jo, leo”, di­ce. Dis­fru­ta de ir a bus­car a su hi­jo Joa­quín a la es­cue­la –al­go que an­tes le re­sul­ta­ba im­po­si­ble–, de pa­sear con él por el ba­rrio, sa­lir a to­mar un he­la­do o acom­pa­ñar­lo a an­dar en bi­ci. “El año pa­sa­do fue de mu­cho tra­ba­jo y es­ta­ba po­co en ca­sa. Así que cuando ten­go tiem­po li­bre, lo apro­ve­cho con él”, di­ce.

Los fi­nes de se­ma­na trans­cu­rren en­tre su de­par­ta­men­to y la ca­sa que al­qui­la en Ti­gre, don­de se reúne con ami­gos y des­can­sa jun­to a Joa­quín y Her­nán, su no­vio. Sea don­de sea, el pro­gra­ma pre­di­lec­to de la con­duc­to­ra es es­tar en ca­sa. De hecho, si no tiene que asis­tir a al­gún even­to del ám­bi­to la­bo­ral, a las diez de la no­che es­tá me­ti­da en la ca­ma (no ol­vi­dar que se le­van­ta a las cin­co de la ma­ña­na pa­ra ha­cer ra­dio). Cuen­ta que pre­fie­re ir a vi­si­tar a sus ami­gos an­tes que re­ci­bir­los en su ca­sa. “Cuando me aga­rra la fo­bia me voy”, admite en­tre ri­sas. Y agre­ga: “Tam­bién ten­go mi gru­po de ami­gas se­pa­ra­das, y cuando nos coin­ci­den los fi­nes de se­ma­na sin hi­jos, nos jun­ta­mos a no ha­cer na­da”.

Ad­ju­di­ca su rit­mo de vi­da tran­qui­lo a su tra­ba­jo: “Estoy siempre con gen­te, siempre ha­cien­do co­sas, siempre con música, siempre ha­blan­do, en­ton­ces, cuando no estoy tra­ba­jan­do, eli­jo el si­len­cio”. Cla­ro que le gus­ta sa­lir con su no­vio a ca­mi­nar y to­mar al­go.

Via­jar es una de las co­sas que más le gustan, y es­tá fas­ci­na­da con poder to­mar­se más de un fin de se­ma­na pa­ra ir­se a al­gún la­do. Tam­bién, con sus ami­gas de Pa­ra­ná or­ga­ni­zan pa­ra en­con­trar­se en Ro­sa­rio o en al­gún cam­po cer­cano. “Hay épo­cas de mu­cho tra­ba­jo, en las que no hay tiem­po pa­ra na­da, se­gui­das de me­ses más tran­qui­los. En­ton­ces apro­ve­cho, me gus­ta no ha­cer na­da”, re­ma­ta.b

“Cuando no estoy tra­ba­jan­do, eli­jo el si­len­cio”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.