Lu­lu Biaus, la pri­me­ri­za

Desde que fue ma­má de Sil­ves­tre, la vi­da de la di­se­ña­do­ra y blog­ger Lu­lu Biaus cam­bió ra­di­cal­men­te. Ho­ga­re­ña, pa­ler­mi­ta­na, aman­te de la moda y del cam­po.

La Nacion - Revista Club - - CLUB - “Em­pe­cé a va­lo­rar otro tipo de mo­men­tos”

Las va­li­jas he­chas al la­do de la puer­ta pre­sa­gian un via­je in­mi­nen­te: es la pri­me­ra vez que Lu­lu Biaus va a vo­lar so­la con su hi­jo de seis me­ses. Es­ta vez le to­ca vi­si­tar a su her­ma­na en el Sur y la re­cien­te ma­má asu­me el desafío con en­tu­sias­mo. “Me gus­ta verme en si­tua­cio­nes co­ti­dia­nas pe­ro con un be­bé. Es mi nue­va vi­da. Soy la úni­ca per­so­na de to­do mi gru­po so­cial que tie­ne un hi­jo, así que, si no me adap­to, me pier­do de to­do. Es­tá bueno es­tar en ca­sa, pe­ro tam­bién me gus­ta te­ner la ini­cia­ti­va de mo­ver­me e ir re­cu­pe­ran­do de a po­co mi vi­da”, cuen­ta, fe­liz, es­ta ma­dre que eli­ge no que­dar­se en la co­mo­di­dad del ho­gar. Sil­ves­tre va adon­de va­ya ella: a un even­to, a un al­muer­zo, a un via­je.

“El mo­men­to en el que es­tá bueno ha­cer al­go pa­ra mí es cuan­do Sil­ves­tre se duer­me”, cuen­ta Lu­lu so­bre su nue­va ru­ti­na. Es que el rit­mo de vi­da de es­ta ocióloga se re­vo­lu­cio­nó por com­ple­to desde la lle­ga­da de su pri­mo­gé­ni­to. “Em­pe­cé a va­lo­rar otro tipo de mo­men­tos, co­mo te­ner unos mi­nu­tos pa­ra leer, cui­dar el bal­cón o pin­tar­me las uñas, que an­tes da­ba por sen­ta­do. Aho­ra el tiem­po que ten­go lo dis­fru­to el do­ble”, re­fle­xio­na, y agre­ga: “No sa­bía que ser ma­má me iba a cam­biar tan­to la vi­da”. Ma­ne­jar, di­ce, es otro de sus mo­men­tos de dis­ten­sión. Con el ni­ño ase­gu­ra­do atrás en su hue­vi­to, la fas­hion blog­ger se re­la­ja con­cen­trán­do­se en el ca­mino al rit­mo de la mú­si­ca.

Desde la lle­ga­da del tan es­pe­ra­do ni­ño, la oriun­da de San Antonio de Are­co y su ma­ri­do, otro­ra ha­bi­tués de to­do tipo de pro­gra­mas, es­tán más vol­ca­dos a pa­sar tiem­po en ca­sa que a sa­lir. “Aho­ra pre­fe­ri­mos co­ci­nar o pe­dir al­go y que­dar­nos en ca­sa vien­do una serie. Sil­ves­tre se duer­me tem­prano y la no­che es nues­tro mo­men­to”, ex­pli­ca es­ta in­fluen­cer so­bre el tiem­po que com­par­te con Pa­to en­tre ve­las, vino, mú­si­ca y char­las noc­tur­nas. Am­bos me­ló­ma­nos, co­lec­cio­nan dis­cos y has­ta ar­ma­ron play­lists pa­ra que su hi­jo jue­gue o duer­ma. Pa­ra es­ta fa­mi­lia re­cien­te, los pa­seos por el barrio son fre­cuen­tes, así co­mo las sa­li­das a co­mer brunch y los fi­nes de se­ma­na en el cam­po.

Mien­tras bus­ca un nue­vo ho­gar (el de­par­ta­men­to ado­ra­do le es­tá que­dan­do chi­co a es­ta fa­mi­lia de tres), Lu­lu ate­so­ra su ru­ti­na ac­tual: “Me en­can­ta le­van­tar­me a la ma­ña­na, ha­cer­me el ma­te y con­tes­tar los mails mien­tras el be­bé jue­ga”. Y aun­que con­fie­sa que nun­ca ha­bía dis­fru­ta­do tan­to de su ca­sa, no se al­te­ra cuan­do le to­ca ir a la pla­za con pe­rro, co­che­ci­to y ma­te a cues­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.