Los di­ri­gen­tes son los que más su­dan en la pre­tem­po­ra­da por la fal­ta de di­ne­ro

Deu­das de has­ta cua­tro me­ses po­nen a va­rios plan­te­les en pie de gue­rra; Ban­fi­eld es el úl­ti­mo en no en­tre­nar­se co­mo pro­tes­ta

La Nacion - - DEPORTES - Clau­dio Mau­ri

To­da la sol­ven­cia fut­bo­lís­ti­ca que Ban­fi­eld tu­vo en la can­cha en el úl­ti­mo mes y me­dio de com­pe­ten­cia es la que le fal­ta a la te­so­re­ría del club. Por un la­do, cin­co triun­fos con­se­cu­ti­vos –en­tre ellos, an­te los en­cum­bra­dos Es­tu­dian­tes y Ne­well’s, y de vi­si­tan­te con­tra In­de­pen­dien­te–. Y por el otro, una deu­da de cua­tro me­ses con los suel­dos del plan­tel. En el cons­tan­te go­teo de los equi­pos que to­man me­di­das de fuer­zas por la fal­ta de pa­go, el Ta­la­dro ayer fue el úl­ti­mo en no con­ti­nuar con la pre­tem­po­ra­da co­men­za­da ha­ce una se­ma­na.

Sin el téc­ni­co Ju­lio Fal­cio­ni, cu­ya au­sen­cia fue su­ges­ti­va­men­te jus­ti­fi­ca­da por un es­ta­do gri­pal, los ju­ga­do­res se reunie­ron des­de las 9 en el pre­dio de Luis Gui­llón. Ahí to­mó la pa­la­bra el ca­pi­tán Wal­ter Er­vi­ti: “De­ci­di­mos no en­tre­nar­nos por­que el áni­mo del gru­po no es el me­jor an­te una deu­da tan con­si­de­ra­ble”. El vo­lan­te, que es pre­ten­di­do por Ariel Ho­lan pa­ra In­de­pen­dien­te, se mos­tró en cier­to pun­to com­pren­si­vo con la acu­cian­te si­tua­ción eco­nó­mi­ca del club, pe­ro tam­bién re­mar­có el con­tras­te en­tre el cuar­to pues­to en el tor­neo de pri­me­ra, a cua­tro pun­tos del lí­der de Bo­ca, y la fal­ta de res­pues­ta de los di­ri­gen­tes: “Co­mo pro­fe­sio­na­les siem­pre le res­pon­di­mos a Ban­fi­eld; aun cuan­do ya te­nía­mos atra­sos en los pa­gos, fue cuan­do me­jor ju­ga­mos”.

La deu­da más abul­ta­da es con los prin­ci­pa­les fut­bo­lis­tas: cua­tro me­ses de suel­dos y pri­mas; la mo­ra con los más jó­ve­nes es de ca­si tres me­ses. En la co­mi­sión di­rec­ti­va que en­ca­be­za Eduar­do Spi­no­za, ex te­so­re­ro de la AFA, in­ter­pre­tan que acreen­cia es de dos me­ses, ya que el club pa­ga con che­ques a 60 días. La fal­ta de pa­go con los em­plea­dos abar­ca ca­sos des­de no­viem­bre y di­ciem­bre.

Co­mo otras en­ti­da­des, Ban­fi­eld se ex­cu­sa en que la AFA no hi­zo la úl­ti­ma trans­fe­ren­cia de di­ne­ro por los de­re­chos de te­le­vi­sa­ción. Hoy no se pue­de ase­gu­rar que Er­vi­ti y San­tia­go Sil­va va­yan a con­ti­nuar. El vo­lan­te, que al­gu­na vez ya emi­gró del Ta­la­dro a Bo­ca en me­dio de con­tro­ver­ti­das ges­tio­nes, es uno de los ex­pre­sos pe­di­dos de Ho­lan a In­de­pen­dien­te. Y por el de­lan­te­ro uru­gua­yo exis­te un in­te­rés de Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca. En cuan­to a los re­fuer­zos, es­tá cer­ca de re­gre­sar el de­fen­sor Re­na­to Ci­ve­lli, pe­ro no se­rá anun­cia­do has­ta que se re­suel­va el con­flic­to con el plan­tel.

Ne­well’s, en vías de so­lu­ción

Ne­well’s es otro de los clu­bes cu­ya bue­na cam­pa­ña de­por­ti­va su­fre una in­ter­fe­ren­cia eco­nó­mi­ca. El en­tre­na­dor Die­go Ose­lla mos­tró pre­dis­po­si­ción y pa­cien­cia pa­ra que los pa­gos se ali­neen con un equi­po que es­tá se­gun­do, a tres pun­tos de Bo­ca.

El plan­tel le­van­tó el pa­ro y co­men­zó con la pre­tem­po­ra­da en Mar del Pla­ta. El pre­si­den­te Eduar­do Ber­mú­dez ex­pli­có la si­tua­ción: “Ya les abo­na­mos el se­gun­do mes de los cua­tro que de­be­mos y tam­bién can­ce­la­mos el pre­mio por el triun­fo an­te San Mar­tín por la úl­ti­ma fe­cha. Pron­to van a es­tar al día por­que son ellos los que van a sa­car ade­lan­te a la ins­ti­tu­ción. Só­lo tu­vi­mos un des­fa­sa­je con la AFA por la pla­ta que no lle­gó de la te­le­vi­sión”.

Ber­mú­dez des­min­tió un ma­les­tar del plan­tel por las lle­ga­das de los re­fuer­zos Ja­co­bo Man­si­lla y Jo­sé San Ro­mán en mo­men­tos que no so­bra el di­ne­ro: “Los ju­ga­do­res nos agra­de­cen las in­cor­po­ra­cio­nes. Hay que ar­mar un gru­po com­pe­ti­ti­vo pa­ra po­ten­ciar a los cracks”.

En Mar del Pla­ta tam­bién se ins­ta­ló des­de ayer Unión, lue­go de dos días de huel­ga por las deu­das. Mis­mo des­tino cos­te­ro pa­ra Quil­mes, que es­tu­vo tres días en pa­ro. Gim­na­sia y Olim­po son los otros que de­mo­ra­ron la vuel­ta al tra­ba­jo por im­pa­gos de en­tre dos y cua­tro me­ses. Los que más su­dan en la pre­tem­po­ra­da son los di­ri­gen­tes pa­ra con­se­guir di­ne­ro fres­co.

@CAB_o­fiCiAl

er­vi­ti, vo­ce­ro de la me­di­da de fuer­za que to­mó el plan­tel de ban­fi­eld

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.