Uni­dad. Todos aden­tro para vol­ver al po­der en 2019

La Nacion - - POLÍTICA -

“Es di­fí­cil ser un obs­tácu­lo ha­bien­do ga­na­do y, so­bre todo, que los que di­cen que soy un obs­tácu­lo no ha­yan te­ni­do re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos en las elec­cio­nes.”

La fra­se de Cris­ti­na Kirch­ner en la en­tre­vis­ta del jue­ves pa­sa­do no só­lo es la exac­ta con­tra­ca­ra de su otra sen­ten­cia so­bre su po­si­ble rol en el reor­de­na­mien­to del pe­ro­nis­mo des­pués de las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas (“si soy un obs­tácu­lo para que el pe­ro­nis­mo ga­ne en 2019, voy a dar un pa­so al cos­ta­do”).

La primera sen­ten­cia de la ex pre­si­den­ta es, ade­más, una bue­na sín­te­sis de uno de los es­ce­na­rios que po­drían de­li­near­se si la can­di­da­ta de Unión Ciu­da­da­na ga­na­ra las ge­ne­ra­les de oc­tu­bre.

Si ése fue­ra el re­sul­ta­do, ¿ten­drá lu­gar en la nue­va me­sa del pe­ro­nis­mo?

En el kirch­ne­ris­mo más pu­ro no tie­nen du­das: a Cris­ti­na ha­brá que su­mar­la sí o sí. O como lo pu­so uno de sus sol­da­dos más fie­les: “Es im­po­si­ble pen­sar la re­cons­truc­ción del PJ sin Cris­ti­na. Es y se­rá pro­ta­go­nis­ta por el lu­gar que ocu­pa, más allá de lo que pa­se en oc­tu­bre. Es y se­rá un pun­to de re­fe­ren­cia in­elu­di­ble. Cual­quier es­tra­te­gia para 2019 de­be con­tem­plar­la”.

Pre­ver los pa­sos de la ex pre­si­den­ta des­pués de oc­tu­bre es im­po­si­ble. Más allá del re­sul­ta­do de la elec­ción le­gis­la­ti­va, Cris­ti­na po­dría re­cla­mar un lu­gar pro­ta­gó­ni­co en la me­sa de negociación para rear­mar el PJ o de­jar que esa ta­rea re­cai­ga en el res­to de las fac­cio­nes del pe­ro­nis­mo y con­for­mar­se con con­ser­var un po­lo de po­der aco­ta­do en el Se­na­do.

Por otro lado, un triun­fo so­bre Cam­bie­mos –o in­clu­so una de­rro­ta por po­co–, como su­gie­re la fra­se que abre esta no­ta, le ser­vi­ría de im­pul­so para exi­gir lu­gar en los pla­nes del PJ para 2019.

A esas op­cio­nes hay que su­mar otro fac­tor cen­tral, apun­tan los pe­ro­nis­tas de todas las ori­llas que ya dis­cu­ten su fu­tu­ro más allá de lo que les de­pa­re oc­tu­bre: có­mo que­de pa­ra­do Mau­ri­cio Ma­cri. Triun­fo y ajus­te

La ma­yo­ría da por des­con­ta­do que un triun­fo en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res y una me­jo­ra en la co­se­cha de vo­tos a ni­vel na­cio­nal en­va­len­to­na­rán al Pre­si­den­te, tan­to para en­ca­rar los te­mas que ya tie­ne en agen­da (con las re­for­mas tri­bu­ta­ria y ju­bi­la­to­ria como prio­ri­da­des) como para pen­sar en re­te­ner el po­der en 2019.

La ma­yo­ría tam­bién cree que los “pen­dien­tes” del Go­bierno in­clu­yen una pro­fun­di­za­ción del ajus­te, como sos­tie­ne Cris­ti­na Kirch­ner.

“Si la de­rro­ta es fea o la vic­to­ria es por muy po­co, la co­yun­tu­ra va a ser cla­ve. Ma­cri va a ir a fon­do con el ajus­te y eso nos va a obli­gar a jun­tar­nos. El ajus­te va a fun­cio­nar como amal­ga­ma”, aven­tu­ró an­te la na­cion un pe­ro­nis­ta es­tre­cha­men­te vin­cu­la­do con los mo­vi­mien­tos so­cia­les.

Otros, en cam­bio, sos­tie­nen que Ma­cri sí bus­ca­rá avan­zar con las re­for­mas, pe­ro no in­ten­si­fi­ca­rá el ajus­te. “Ol­vi­da­te. Si Cam­bie­mos ga­na, al día si­guien­te es­tán todos pen­san­do en 2019. No van a re­cor­tar, como se cree aho­ra. Es­tos ti­pos no son ton­tos”, pro­nos­ti­có un pe­ro­nis­ta del Con­gre­so.

¿Y los go­ber­na­do­res? Todos ha­blan de “bus­car la uni­dad” y de pen­sar la re­cons­truc­ción sin Cris­ti­na Kirch­ner, pe­ro tie­nen –y re­co­no­cen– un pro­ble­ma. Más allá de que va­rios en­ca­jan en el per­fil del di­ri­gen­te jo­ven, buen ges­tor y ale­ja­do del pa­ra­dig­ma del vie­jo cau­di­llo, no hay uno que so­bre­sal­ga por so­bre el res­to. No con­tar con un lí­der den­tro de ese gru­po de po­der es un lí­mi­te im­por­tan­te. Y re­po­si­cio­na a Cris­ti­na Kirch­ner.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.