Cam­bió el con­sor­cio del Sarmiento y el Go­bierno ne­go­cia con Ode­brecht

Esta se­ma­na se con­cre­tó la salida de los bra­si­le­ños; Ghe­lla co­man­da la obra y bus­ca fi­nan­cia­mien­to

La Nacion - - POLÍTICA - Maia Jas­tre­blansky

El con­sor­cio a car­go del so­te­rra­mien­to del Sarmiento cul­mi­nó esta se­ma­na las ges­tio­nes para des­vin­cu­lar de­fi­ni­ti­va­men­te a ode­brecht de la obra. Pa­sa­ron ca­si tres meses desde que la ca­sa Ro­sa­da anun­ció la salida del gi­gan­te bra­si­le­ño, su­mi­do en el es­cán­da­lo del La­va Ja­to: fue­ron se­ma­nas de ar­duas ne­go­cia­cio­nes y trá­mi­tes en­tre las em­pre­sas y el Go­bierno.

a par­tir de aho­ra, tan­to el con­sor­cio como Mau­ri­cio Ma­cri res­pi­ran más tran­qui­los. Pe­ro el cor­dón con ode­brecht no se cor­tó del todo. To­da­vía res­ta re­sol­ver el es­cán­da­lo de las coimas que po­drían sal­pi­car a ex fun­cio­na­rios del kirch­ne­ris­mo y a otras fir­mas lo­ca­les.

Se­gún pu­do co­no­cer la na­cion, mien­tras las cau­sas ju­di­cia­les avan­zan, las ne­go­cia­cio­nes para lle­gar a un acuer­do con ode­brecht siguen vi­vas para te­ner da­tos de los pa­gos in­de­bi­dos, tan­to en la Jus­ti­cia como en el Po­der Eje­cu­ti­vo.

la Pro­cu­ra­du­ría de in­ves­ti­ga­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas (Pia), un or­ga­nis­mo del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal en­ca­be­za­do por Ser­gio Ro­drí­guez, tu­vo ha­ce un mes y me­dio la úl­ti­ma reunión con re­pre­sen­tan­tes de ode­brecht. El fis­cal plan­teó que el úni­co acuer­do que ha­bi­li­ta la ley ar­gen­ti­na es el del ré­gi­men del arre­pen­ti­do. En la cons­truc­to­ra acor­da­ron eva­luar la pro­pues­ta, que si­gue en sus­pen­so.

En el Go­bierno, en tan­to, tam­po­co ce­rra­ron la ven­ta­na de negociación para un acuer­do en el ám­bi­to ad­mi­nis­tra­ti­vo. la Pro­cu­ra­ción del Te­so­ro aún de­be es­ti­mar el da­ño cau­sa­do por ode­brecht para exi­gir un re­sar­ci­mien­to y, even­tual­men­te, ini­ciar una de­man­da ci­vil. En ese ca­mino, ya ex­tra­jo co­pias de las tres cau­sas ju­di­cia­les que in­ves­ti­gan el La­va Ja­to lo­cal.

Sin ode­brecht, con un “cam­bio de ca­ra”, la unión tran­si­to­ria de em­pre­sas (UTE) a car­go del Sarmiento esta se­ma­na pa­só a de­no­mi­nar­se “con­sor­cio G&S”. Sin la es­pa­ño­la com­sa, que tam­bién sa­lió de la obra, en el pro­yec­to so­bre­vi­vie­ron dos so­cios: Ghe­lla, que que­dó con el 71% del con­tra­to, y Sac­de (ex iec­sa), la em­pre­sa que Mar­ce­lo Mind­lin le com­pró al pri­mo del Pre­si­den­te y que que­dó con el 29% del pro­yec­to. La es­tra­te­gia de Ghe­lla

Ghe­lla su­po traer­le bue­nas no­ti­cias a Ma­cri en el pa­sa­do. Em­po­rio fa­mi­liar fun­da­do en ita­lia, hi­zo en la ciudad de Bue­nos ai­res el en­tu­ba­mien­to del arro­yo Mal­do­na­do. Es­pe­cia­li­za­da en tú­ne­les, la em­pre­sa hoy es­tá cons­tru­yen­do fe­rro­ca­rri­les en los al­pes y sub­te­rrá­neos en Sid­ney. Para cui­dar su repu­tación, cuan­do el La­va Ja­to gol­peó al Sarmiento, ac­ti­vó un ope­ra­ti­vo para no ser sal­pi­ca­da por ode­brecht.

Ghe­lla y ode­brecht en­ca­ra­ron una lar­ga negociación que cul­mi­nó en los úl­ti­mos días con un con­tra­to de con­fi­den­cia­li­dad mu­tua, en el que se con­tem­pla­ron “con­tin­gen­cias” a fu­tu­ro en ca­so de que ha­ya con­se­cuen­cias le­ga­les y eco­nó­mi­cas para el so­te­rra­mien­to.

así, al tiem­po que com­pró la salida de ode­brecht, Ghe­lla se con­vir­tió en un sal­va­vi­das para Ma­cri, quien evi­tó el cos­to po­lí­ti­co de se­guir gi­rán­do­le fon­dos a una fir­ma que se de­cla­ró co­rrup­ta.

Se­gún pu­do co­no­cer la na­cion de fuen­tes del mer­ca­do, Ghe­lla no só­lo le qui­tó un las­tre al Go­bierno: tam­bién bus­ca fi­nan­cia­mien­to in­ter­na­cio­nal para el so­te­rra­mien­to, una po­si­bi­li­dad an­tes ve­da­da por la pre­sen­cia de los bra­si­le­ños.

cuan­do la obra se li­ci­tó, en fe­bre­ro de 2006, nés­tor Kirch­ner es­ti­pu­ló que los ad­ju­di­ca­ta­rios bus­ca­rían fi­nan­cia­mien­to pri­va­do. la UTE ofre­ció cré­di­tos del cre­dit Suis­se y el Dep­fa Bank, pe­ro el go­bierno de en­ton­ces di­jo que la ta­sa era al­ta.

En 2008, cris­ti­na fir­mó un de­cre­to en el que con­si­de­ró que “las tur­bu­len­cias in­ter­na­cio­na­les” ha­cían in­con­ve­nien­te el cré­di­to pri­va­do y or­de­nó pa­gar la obra con fon­dos del Te­so­ro.

El kirch­ne­ris­mo des­em­bol­só, así, $ 865 mi­llo­nes, aun­que la tu­ne­la­do­ra no se mo­vió.

En oc­tu­bre del año pa­sa­do, Ma­cri reac­ti­vó la obra y dis­pu­so un pre­su­pues­to pú­bli­co de US$ 3000 mi­llo­nes. Ya se gi­ra­ron más de $ 1000 mi­llo­nes en fon­dos pú­bli­cos.

Ese es­que­ma po­dría cam­biar si re­sul­ta­ran exi­to­sas las tra­ta­ti­vas de Ghe­lla para con­se­guir un cré­di­to in­ter­na­cio­nal. aun­que se ini­ció ha­ce ca­si diez años, el pro­yec­to só­lo avan­zó un 10 por cien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.