“Cha­cho” Álvarez, otra vez en el llano

De­jó el car­go in­ter­na­cio­nal en la Ala­di, que ocu­pa­ba desde ha­cía seis años

La Nacion - - POLÍTICA - Jaime Ro­sem­berg LA NA­CION

Ha­ce una se­ma­na, y des­pués de mu­cho tiem­po de au­sen­cia, los mo­zos de su bar pre­fe­ri­do, el mí­ti­co Va­re­la Va­re­li­ta, lo vie­ron lle­gar para to­mar un ca­fé con su hi­ja Lu­cía, a me­tros del an­ti­guo de­par­ta­men­to pa­ler­mi­tano de la ca­lle Pa­ra­guay don­de se co­ci­na­ron ex­pe­rien­cias po­lí­ti­cas exi­to­sas y trans­cu­rrie­ron, tam­bién, sus mo­men­tos po­lí­ti­cos más amar­gos.

Car­los “Cha­cho” Álvarez, fun­da­dor del Fre­pa­so y ex vi­ce­pre­si­den­te de la Na­ción por la Alian­za, es­tá de nue­vo en Bue­nos Ai­res lue­go de largos años de “exi­lio po­lí­ti­co” en Mon­te­vi­deo, don­de ejer­ció su­ce­si­va­men­te como pre­si­den­te del Mer­co­sur y se­cre­ta­rio general de la Aso­cia­ción Latinoamericana de In­te­gra­ción (Ala­di), car­go que desde el 1º de es­te mes ocu­pa el me­xi­cano Ale­jan­dro de la Pe­ña Na­va­rre­te.

¿Qué res­pon­sa­bi­li­dad tu­vo el go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri en que Álvarez no con­ti­nua­ra en el car­go, que asu­mió en sep­tiem­bre de 2011 jun­to con los en­ton­ces can­ci­lle­res Ni­co­lás Al­ma­gro (Uru­guay), Ni­co­lás Ma­du­ro (Ve­ne­zue­la) y Héctor Ti­mer­man? “Nin­gu­na. Se le ter­mi­nó el man­da­to y son los 13 paí­ses miem­bros los que eli­gen el se­cre­ta­rio general”, se ata­ja­ron an­te la con­sul­ta de en la la na­cion Can­ci­lle­ría. Y agre­ga­ron: “Tam­po­co es nor­mal que un re­pre­sen­tan­te de un solo país sea se­cre­ta­rio por tan­tos años y que no ha­ya ro­ta­ción. Se bus­có dar­le a otro país ese pri­vi­le­gio”, agre­ga­ron las fuen­tes de la po­lí­ti­ca ex­te­rior ar­gen­ti­na.

Desde que re­nun­ció, en oc­tu­bre de 2000, a la vi­ce­pre­si­den­cia de la Na­ción, en me­dio de sus de­nun­cias so­bre so­bor­nos en el Se­na­do, y de­jó al go­bierno de Fer­nan­do de la Rúa he­ri­do de muerte, Álvarez en­tró en un os­tra­cis­mo vo­lun­ta­rio, del que sa­lió, aun­que par­cial­men­te, en 2005, cuan­do por ges­tión del en­ton­ces pre­si­den­te Nés­tor Kirch­ner asu­mió como pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Re­pre­sen­tan­tes del Mer­co­sur.

Es­tu­vo allí has­ta fi­nes de 2009, y un año y me­dio des­pués, sin cam­biar Mon­te­vi­deo como re­si­den­cia ofi­cial, asu­mió en la Ala­di, una ins­ti­tu­ción con po­ca vi­si­bi­li­dad pú­bli­ca, cu­ya se­de es­tá en la ca­pi­tal uru­gua­ya, de­di­ca­da, se­gún el si­tio web del or­ga­nis­mo, a la “con­ver­gen­cia pro­gre­si­va de ac­cio­nes par­cia­les ha­cia la for­ma­ción de un mer­ca­do co­mún la­ti­noa­me­ri­cano”.

A pe­sar de ba­jar ca­si to­tal­men­te el per­fil y no par­ti­ci­par más de la vi­da po­lí­ti­ca ac­ti­va, Álvarez de­fen­dió al kirch­ne­ris­mo (por lo me­nos su po­lí­ti­ca ex­te­rior) has­ta el fin del go­bierno de Cris­ti­na Kirch­ner. De todos mo­dos, y a diferencia de al­gu­nos de sus vie­jos com­pa­ñe­ros fre­pa­sis­tas, como Da­río Alessandro, que de­jó su pues­to como em­ba­ja­dor en Pe­rú seis días des­pués del triun­fo elec­to­ral de Mau­ri­cio Ma­cri, o Juan Pa­blo Ca­fie­ro, que tam­bién de­jó el Va­ti­cano an­tes del fin del go­bierno de Cris­ti­na, Álvarez con­ti­nuó en su car­go por ca­si dos años. “Te­ne­mos una de­le­ga­ción ar­gen­ti­na en la Ala­di que fue se­lec­cio­na­da por la Can­ci­lle­ría, pe­ro con el se­cre­ta­rio general no tu­vi­mos ni te­ne­mos na­da que ver”, acla­ra­ron en el Go­bierno.

Mien­tras su te­lé­fono si­gue sin res­pon­der lla­ma­das de pe­rio­dis­tas, con 68 años y otros vien­tos po­lí­ti­cos en el po­der, Álvarez me­di­ta sus pa­sos. En es­tos días su nom­bre vol­vió a ser men­cio­na­do por los me­dios, da­do que su ré­cord de vo­tos como can­di­da­to a dipu­tado por la Ca­pi­tal en aquel oc­tu­bre de 1997 (56%) es­tá en la mi­ra de Eli­sa Ca­rrió, can­di­da­ta de Cam­bie­mos en las le­gis­la­ti­vas del pró­xi­mo 22 de oc­tu­bre. “Es un ti­po muy ca­paz, va a re­in­ser­tar­se se­gu­ro en cual­quier lado”, sor­pren­dió una elo­gio­sa fuen­te ofi­cial, aun­que el fun­da­dor del Gru­po de los 8 du­ran­te el pe­río­do me­ne­mis­ta es­tá en las an­tí­po­das del pen­sa­mien­to del go­bierno de Cam­bie­mos.

car­los álvarez ex vi­ce­pre­si­den­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.