Co­rrup­ción un­der­wear

La Nacion - - OPINIÓN - Gra­cie­la Guadalupe

“En­fren­te, unas mon­ji­tas ti­ran bol­sos con pla­ta y no­so­tros dis­cu­ti­mos por cal­zon­ci­llos” (De Jo­sé “Pepe” Mu­ji­ca.)

Hablemos de di­men­sio­nes. Un me­tro cua­dra­do en Recoleta y otro en La Ma­tan­za cues­tan dis­tin­to, pe­ro mi­den lo mis­mo. ¿Adón­de va­mos con es­to? Di­rec­ta­men­te, a la fra­se del ex pre­si­den­te de Uru­guay Jo­sé “Pepe” Mu­ji­ca en de­fen­sa del re­nun­cian­te vi­ce­pre­si­den­te de ese país Raúl Sen­dic, acu­sa­do de ha­ber usa­do en be­ne­fi­cio pro­pio tar­je­tas de la pe­tro­le­ra es­ta­tal uru­gua­ya. El hom­bre no pu­do ex­pli­car gas­tos en avio­nes, ho­te­les y jo­yas. Se­gún Mu­ji­ca, eso es ape­nas un vuel­to com­pa­ra­do con los US$ 16 mi­llo­nes en­con­tra­dos en el de­par­ta­men­to de un ex mi­nis­tro del pre­si­den­te Te­mer o los ca­si US$ 9 mi­llo­nes que Jo­sé Ló­pez, nues­tro Pe­pi­to, ti­ró a un con­ven­to con la es­pe­ran­za de que fue­ra Whoo­pi Gold­berg en Cam­bio de há­bi­to quien los es­con­die­ra y no tres mon­ji­tas ave­ria­das que no po­dían ni arras­trar­los.

Se­gún Mu­ji­ca, unos “cal­zon­ci­llos” com­pra­dos con di­ne­ro del era­rio –aun­que es­tén bor­da­dos en oro– no pue­den ser con­si­de­ra­dos un ac­to de co­rrup­ción. A pro­pó­si­to, Sen­dic ve­nía me­dio va­pu­lea­do por ha­ber de­cla­ra­do un tí­tu­lo uni­ver­si- ta­rio que no tie­ne y por ha­ber de­ja­do un dé­fi­cit mi­llo­na­rio en su pa­so por An­cap. Pe­ro vol­va­mos al cal­zon­ci­llo. ¿Es­ta­rá el Pepe orien­tal ava­lan­do la co­rrup­ción un­der­wear?

Si lo de Sen­dic es un pa­ño me­nor en el pla­card del ro­bo a cua­tro ma­nos, ¿se­rá una muscu­losa la con­de­na a 18 meses de pri­sión para el ex pre­si­den­te de Pe­rú Ollan­ta Hu­ma­la y su es­po­sa, acu­sa­dos de ha­ber re­ci­bi­do coimas de par­te de Ode­brecht? ¿Y los nue­ve años im­pues­tos a Lu­la por el mis­mo ca­so de la cons­truc­to­ra bra­si­le­ña re­pre­sen­ta­rán una re­me­ra de man­ga cor­ta o lar­ga?

Tal vez, en ese ropero, la destitución de Fer­nan­do Co­llor de Me­llo, en Bra­sil, en 1992,equi­val­ga a un par de za­pa­tos, ya que fue quien dio los pri­me­ros pa­sos al inau­gu­rar la lis­ta de man­da­ta­rios la­ti­noa­me­ri­ca­nos des­ti­tui­dos. Y no se­ría raro que el pri­mer tra­je a me­di­da lle­ve en el ori­llo el nom­bre de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, otro ex pre­si­den­te pe­ruano, con con­de­nas por co­rrup­ción, se­cues­tros, ase­si­na­tos y com­pra de con­gre­sis­tas.

Con Ode­brecht, Pa­na­má Pa­pers, Skans­ka, Cic­co­ne, Ho­te­sur y Los Sau­ces, po­dría­mos lle­nar­les un ves­ti­dor a nues­tros her­ma­nos la­ti­noa­me­ri­ca­nos. Y, si como di­ce el va­li­je­ro Fa­ri­ña, Nés­tor y Cris­ti­na se ro­ba­ron un PBI en­te­ro, va­mos a te­ner que sa­lir a com­prar tie­rras fis­ca­les para agran­dar el ropero. Es que aun­que ese me­tro siem­pre mi­de lo mis­mo, acá se lo con­si­gue a pre­cio vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.