Los La­nat­ta y Schi­lla­ci pi­die­ron un jui­cio por ju­ra­dos por la tri­ple fu­ga

Un juez re­sol­ve­rá el re­que­ri­mien­to la se­ma­na pró­xi­ma; otra acu­sa­da quie­re una pro­ba­tion

La Nacion - - SEGURIDAD - Jesús A. Cor­ne­jo CORRESPONSALíA LA PLA­TA

LA PLA­TA.– Los her­ma­nos Cristian y Mar­tín La­nat­ta y Víc­tor Schi­lla­ci pi­die­ron ser en­jui­cia­dos por un ju­ra­do po­pu­lar en re­la­ción con su fu­ga de la cár­cel de Ge­ne­ral Alvear en di­ciem­bre de 2015.

La so­li­ci­tud re­ca­yó en el juez de Ga­ran­tías Jorge Mo­ya Pa­ni­se­llo, que tie­ne cin­co días há­bi­les pa­ra re­sol­ver. “Aún no hay de­fi­ni­cio­nes, pe­ro es pro­ba­ble que pue­da lle­var­se a ca­bo un pro­ce­so por ju­ra­do”, di­jo a la nacion una ca­li­fi­ca­da fuentes con ac­ce­so al ex­pe­dien­te.

El jue­ves 28 de sep­tiem­bre, la fis­cal Vir­gi­nia Bravo so­li­ci­tó la ele­va­ción a jui­cio de la cau­sa por la eva­sión de los tres con­de­na­dos por el tri­ple cri­men de la efe­dri­na en Ge­ne­ral Ro­drí­guez. Jun­to a ellos se­rá juz­ga­da Susana El­vi­ra Martínez, la sue­gra de Cristian La­nat­ta, ba­jo la sos­pe­cha de ha­ber te­ni­do al­gún gra­do de par­ti­ci­pa­ción en la fu­ga.

La fis­cal dio por pro­ba­do que el 27 de di­ciem­bre de 2015 los La­nat­ta y Schi­lla­ci es­ta­ban en el sec­tor Sa­ni­dad de la Uni­dad Pe­ni­ten­cia­ria 30 y a la 1.45 gol­pea­ron a un guar­dia que ha­bía in­gre­sa­do a ha­cer el re­cuen­to.

Lue­go, lo ata­ron de pies y ma­nos, lo amor­da­za­ron y le ro­ba­ron los bor­ce­guíes, una tri­co­ta y las lla­ves de un Fiat 128 y del pe­nal. Cuan­do iban a sa­lir por el “tú­nel” de la pri­sión, ame­na­za­ron con lo que apa­ren­ta­ba ser un ar­ma a otro guar­dia, que les abrió la re­ja; fue re­du­ci­do y ata­do con pre­cin­tos.

“Que­da­te tran­qui­lo, si ha­cés un mo­vi­mien­to en falso atrás vie­nen 60 más”, lo ame­na­zó uno de los tres; si­guie­ron has­ta la ofi­ci­na de guar­dia, don­de es­ta­ba el je­fe de turno, al que le co­lo­ca­ron la su­pues­ta ar­ma en la es­pal­da.

An­tes de ga­nar la ca­lle re­du­je­ron al guar­dia de la puer­ta, le ro­ba­ron una pis­to­la ame­tra­lla­do­ra con car­ga­dor y car­tu­chos y lo lle­va­ron un par de cua­dras mien­tras uno de ellos ha­bla­ba por ce­lu­lar y gri­ta­ba: “¡Dón­de es­tás, dón­de es­tás, ha­cé se­ñas de lu­ces!”. Unos me­tros más allá, fi­nal­men­te, ata­ron al guar­dia, subie­ron a una ca­mio­ne­ta 4x4 ne­gra do­ble ca­bi­na y es­ca­pa­ron.

La tri­ple fu­ga cau­só con­mo­ción y fue la pri­me­ra prue­ba de fue­go pa­ra Ma­ría Eugenia Vidal, que ha­bía asu­mi­do 17 días an­tes. Los eva­di­dos se con­vir­tie­ron en los de­lin­cuen­tes más fa­mo­sos de la Ar­gen­ti­na y a las fuer­zas po­li­cia­les pro­vin­cia­les y fe­de­ra­les les de­man­dó dos se­ma­nas re­cap­tu­rar­los en Ca­yas­tá, San­ta Fe.

Ade­más del pe­di­do de los La­nat­ta y Schi­lla­ci, la Jus­ti­cia ten­drá que re­sol­ver una so­li­ci­tud del de­fen­sor de Susana Martínez. Es­te­ban Gu­tié­rrez re­qui­rió que se mo­di­fi­que la acu­sa­ción contra la mu­jer de “en­cu­bri­mien­to agra­va­do” a “sim­ple” y que se le per­mi­te ac­ce­der a una sus­pen­sión del jui­cio a prue­ba (pro­ba­tion).

En la cau­sa tam­bién es­ta­ban impu­tados los her­ma­nos Ru­bén Da­río “Weby” y Car­los Alberto “el Pa­ra­gua­yo” Spi­tal, y Ma­tías Gam­buz­za. Pe­ro la fis­cal Bravo con­si­de­ró que no ha­bía ele­men­tos su­fi­cien­tes pa­ra impu­tar­les una even­tual par­ti­ci­pa­ción en la fu­ga y pi­dió que sean so­bre­seí­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.