Aní­bal Fer­nán­dez cri­ti­có du­ro a Cris­ti­na y agra­vó la in­ter­na K

Le cues­tio­nó la es­tra­te­gia elec­to­ral y su fal­ta de leal­tad; en La Cám­po­ra ven una ac­ti­tud de­fen­si­va

La Nacion - - POLÍTICA - Ga­briel Sued LA NACION

Aní­bal Fer­nán­dez ex je­fe de ga­bi­ne­te “Hay lea­les que es­tán pre­sos por lea­les y trai­do­res que no só­lo go­zan de las mie­les de su en­tre­ga, sino que son con­vo­ca­dos”

El día en que Ale­jan­dro Bur­za­co, ex CEO de Tor­neos, acu­só an­te la jus­ti­cia de los Es­ta­dos Uni­dos a fun­cio­na­rios que res­pon­dían a Aní­bal Fer­nán­dez, el ex je­fe de Ga­bi­ne­te pu­bli­có una du­ra car­ta pú­bli­ca. Pe­ro no pa­ra re­fe­rir­se al su­pues­to pa­go de so­bor­nos en el pro­gra­ma Fút­bol pa­ra To­dos, te­ma del que evi­tó ha­blar, sino pa­ra cues­tio­nar a Cris­ti­na Kirch­ner.

Co­mo ya ha­bían he­cho Ju­lio De Vi­do, Gui­ller­mo Mo­reno y Luis D’Elía, Fer­nán­dez re­cla­mó ayer a la ex pre­si­den­ta una de­fen­sa más de­ci­di­da de los ex fun­cio­na­rios in­ves­ti­ga­dos por la Jus­ti­cia. Pe­ro eso no fue to­do: con fra­ses car­ga­das de iro­nía, ata­có a La Cám­po­ra y cri­ti­có la es­tra­te­gia elec­to­ral y el mo­do de con­duc­ción de Cris­ti­na a par­tir de la con­for­ma­ción de Uni­dad Ciu­da­da­na. En la de­rro­ta pro­li­fe­ran los pa­ses de fac­tu­ra.

“Hoy hay lea­les que es­tán pre­sos por lea­les y trai­do­res que no só­lo go­zan de las mie­les de su en­tre­ga, sino que ca­da tan­to son con­vo­ca­dos por el «nue­vo es­pa­cio» pa­ra ver si vuel­ven al re­dil, o si ne­go­cian, o si dia­lo­gan, o si ar­ti­cu­lan o si… co­so”, sos­tu­vo el ex je­fe de Ga­bi­ne­te en su car­ta, di­fun­di­da por las re­des so­cia­les. El tex­to se ti­tu­la: “Con el pe­ro­nis­mo no al­can­za, sin el pe­ro­nis­mo no se pue­de”, una fra­se de Néstor Kirch­ner, al que Fer­nán­dez de­fi­nió co­mo “un gran­de de ver­dad”.

En lí­nea con el con­cep­to del tí­tu­lo, el ex je­fe de Ga­bi­ne­te arre­me­tió con­tra la es­tra­te­gia elec­to­ral de Uni­dad Ciu­da­da­na: “Aun­que de­ci­dan una cam­pa­ña light y ama­teur pa­ra evi­tar que se re­cuer­de a la «vie­ja Cris­ti­na», ha­ce­do­ra de tan­to, mien­tras la «nue­va Cris­ti­na» ha­bla de los lo­gros de sus dos go­bier­nos, y aun­que se lim­pie el ho­ri­zon­te de «di­ri­gen­tes es­tig­ma­ti­za­dos», di­ri­gen­tes que se han ro­to el al­ma en nom­bre del pro­yec­to (por fa­vor no me in­clu­yan en es­ta ca­li­fi­ca­ción), aun­que te pi­dan que no va­yan a los ac­tos, no in­te­gres las lis­tas, no jue­gues… [Sin el pe­ro­nis­mo] No se pue­de”.

Con­sul­ta­do por la nacion, Fer­nán­dez no qui­so pro­nun­ciar­se so­bre la de­cla­ra­ción de Bur­za­co ni am­pliar los mo­ti­vos de su tex­to. La di­fu­sión de la car­ta tam­bién se pro­du­jo des­pués de que el juez Clau­dio Bo­na­dio ci­tó a in­da­ga­to­ria a ca­si cien in­ten­den­tes, en una cau­sa en la que el ex je­fe de Ga­bi­ne­te ya de­cla­ró co­mo acu­sa­do.

No es la pri­me­ra vez que Fer­nán­dez cues­tio­na a la con­duc­ción de su es­pa­cio. Des­pués de la de­ten­ción de De Vi­do y Ama­do Bou­dou, el ex je­fe de Ga­bi­ne­te pi­dió que los di­ri­gen­tes de su par­ti­do de­ja­ran de “ha­cer­se los pe­lo­tu­dos”. Es­te fin de se­ma­na in­ten­tó ade­más vi­si­tar en el pe­nal de Mar­cos Paz al ex mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción, pe­ro no lo­gró la au­to­ri­za­ción de la Jus­ti­cia.

En el en­torno de Cris­ti­na na­die res­pon­dió a las crí­ti­cas, co­mo tam­po­co lo ha­bían he­cho an­te las car­tas de De Vi­do. Las lec­tu­ras en el cris­ti­nis­mo so­bre la fu­ria de Aní­bal son di­ver­sas. Al­gu­nos lo atri­bu­yen al enojo por ha­ber per­di­do pro­ta­go­nis­mo den­tro del ar­ma­do in­terno. Otros lo in­ter­pre­tan co­mo una ac­ti­tud de­fen­si­va an­te el avan­ce de las in­ves­ti­ga­cio­nes ju­di­cia­les que lo in­vo­lu­cran.

Cer­ca de la ex pre­si­den­ta des­ta­can ade­más que ella ya de­nun­ció pú­bli­ca­men­te que con­si­de­ra que las de­ten­cio­nes de ex fun­cio­na­rios de su go­bierno son par­te de una “per­se­cu­ción po­lí­ti­ca” im­pul­sa­da des­de la Ca­sa Ro­sa­da. Acla­ra­do ese pun­to, en La Cám­po­ra re­la­ti­vi­za­ron el im­pac­to de los cues­tio­na­mien­tos a la con­duc­ción de Cris­ti­na. “Es­ta­mos pri­vi­le­gian­do la ar­ti­cu­la­ción con cons­truc­cio­nes po­lí­ti­cas reales”, di­je­ron en La Cám­po­ra en re­fe­ren­cia al ar­ma­do elec­to­ral, en el que se pri­vi­le­gió la re­la­ción con los in­ten­den­tes. “¿Qué dipu­tado o se­na­dor res­pon­de a Aní­bal Fer­nán­dez?”, agre­ga­ron. En la car­ta, Aní­bal los til­dó de “ne­ni­tos”.

La úni­ca de­cla­ra­ción pú­bli­ca que hi­zo ayer Cris­ti­na fue en Twit­ter, don­de ce­le­bró de­cla­ra­cio­nes de Pa­blo Mo­yano con­tra la re­for­ma la­bo­ral que im­pul­sa el Go­bierno. “Es­pe­re­mos que go­ber­na­do­res, dipu­tados y se­na­do­res que can­tan la mar­cha y tie­nen cua­dros de Pe­rón y Evi­ta no vo­ten es­ta re­for­ma la­bo­ral en con­tra de los tra­ba­ja­do­res”, di­jo el di­ri­gen­te de Ca­mio­ne­ros, a lo que la ex pre­si­den­ta agre­gó: “Con Pa­blo Mo­yano nos une la es­pe­ran­za”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.