Se que­bró la ne­go­cia­ción por una nue­va ley de Pro­cu­ra­ción

El Go­bierno no acep­tó los cam­bios que in­tro­du­jo el PJ

La Nacion - - POLÍTICA - Gus­ta­vo Yba­rra

La ten­sión in­ter­na del pe­ro­nis­mo, que tie­ne a su blo­que de se­na­do­res al bor­de de la frac­tu­ra, y la in­tran­si­gen­cia del Po­der Eje­cu­ti­vo se ali­nea­ron pa­ra ha­cer vo­lar por los aires el nue­vo in­ten­to del Go­bierno, el se­gun­do en po­co más de un año, por arra­sar con la im­pron­ta que Alejandra Gils Car­bó le im­pri­mió a la Pro­cu­ra­ción Ge­ne­ral.

El acuer­do se ca­yó ayer lue­go de que el pre­si­den­te pro­vi­sio­nal del Se­na­do, Fe­de­ri­co Pi­ne­do (Pro-Ca­pi­tal), re­cha­zó el bo­rra­dor de dic­ta­men que le ha­bían acer­ca­do des­de la Co­mi­sión de Jus­ti­cia y Asun­tos Pe­na­les, que pre­si­de Pe­dro Guas­ta­vino (FPV-En­tre Ríos), por con­si­de­rar que man­te­nía la es­truc­tu­ra crea­da por la pro­cu­ra­do­ra.

“Es ab­so­lu­ta­men­te ver­gon­zo­so lo que hi­zo Gils Car­bó en la pro­cu­ra­ción y no lo va­mos a con­va­li­dar”, sen­ten­ció Pi­ne­do en diá­lo­go con la pren­sa acre­di­ta­da en el Con­gre­so.

La pie­dra del es­cán­da­lo fue la eli­mi­na­ción de la cláu­su­la tran­si­to­ria que de­ja­ba sin efec­to los nom­bra­mien­tos de­cre­ta­dos por la pro­cu­ra­do­ra en los cin­co años que lle­va al fren­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal.

Pa­ra el Go­bierno, esa es­truc­tu­ra es­tá co­pa­da por mi­li­tan­tes kirch­ne­ris­tas, ra­zón por la cual el tex­to fue ca­li­fi­ca­do de inacep­ta­ble por el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano, que ter­mi­nó ba­ján­do­le el pul­gar a la ini­cia­ti­va. “Que­re­mos una ley es­tric­ta, du­ra y se­ria. O ha­ce­mos una bue­na ley de Mi­nis­te­rio Pú­bli­co o vol­ve­mos a em­pe­zar de ce­ro”, in­sis­tió Pi­ne­do.

En el pe­ro­nis­mo in­ten­ta­ron ex­pli­car los vai­ve­nes en la cri­sis in­ter­na que ge­ne­ró la ini­cia­ti­va, que que­dó al des­cu­bier­to la se­ma­na pa­sa­da cuan­do Jo­sé Ma­yans, vi­ce­pre­si­den­te de la ban­ca­da, se en­fren­tó en pú­bli­co con el je­fe del blo­que, Mi­guel Pi­chet­to.

En ese sen­ti­do, re­cor­da­ron que la ini­cia­ti­va me­re­ció se­ve­ras crí­ti­cas de la aso­cia­ción de fis­ca­les que pre­si­de Car­los Rí­vo­lo; la de­fen­so­ra Ge­ne­ral de la Na­ción, Ste­lla Ma­ris Mar­tí­nez, y de or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les y de de­re­chos hu­ma­nos.

En el blo­que pe­ro­nis­ta tam­bién se preo­cu­pa­ron por cri­ti­car el es­ca­so com­pro­mi­so de­mos­tra­do por el ofi­cia­lis­mo en el avan­ce de la ini­cia­ti­va. La que­ja apun­ta a la au­sen­cia de Pi­ne­do, au­tor del pro­yec­to, y el si­len­cio de los se­na­do­res de Cam­bie­mos du­ran­te el ini­cio del de­ba­te del pro­yec­to, la se­ma­na pa­sa­da.

Es­te es el se­gun­do in­ten­to del Go­bierno por cam­biar la es­truc­tu­ra de la Pro­cu­ra­ción que se frus­tra en el Con­gre­so. El an­te­rior fue el año pa­sa­do, cuan­do Elisa Ca­rrió ca­li­fi­có de in­cons­ti­tu­cio­nal una ini­cia­ti­va que el ofi­cia­lis­mo ha­bía con­sen­sua­do con el Fren­te Re­no­va­dor pa­ra des­pla­zar a Gils Car­bó del car­go.

Aho­ra que la pro­cu­ra­do­ra pre­sen­tó su re­nun­cia des­de el 31 de di­ciem­bre, se abre la in­cer­ti­dum­bre so­bre el ca­mino que se­gui­rá la Ca­sa Ro­sa­da pa­ra re­em­pla­zar­la.

Pa­ra Pi­ne­do, la au­sen­cia de un nue­vo mar­co nor­ma­ti­vo no im­pe­di­rá que el Go­bierno pos­tu­le a su can­di­da­to, aun cuan­do eso im­pli­que te­ner que con­se­guir una ma­yo­ría agra­va­da pa­ra su de­sig­na­ción. “Si no es­tán los dos ter­cios, se­gui­rá al fren­te el pro­cu­ra­dor ad­jun­to”, afir­mó. “No te­ner una ley se­ria es ma­lo pa­ra la Ar­gen­ti­na, no pa­ra el Go­bierno”, con­clu­yó el pre­si­den­te pro­vi­sio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.