LA NACION

Ten­sión en Chi­le tras la sa­li­da del je­fe po­li­cial y un nuevo re­ti­ro de fon­dos de pen­sión

El di­rec­tor de Ca­ra­bi­ne­ros re­nun­ció lue­go de que dos me­no­res fue­ron ba­lea­dos; Pi­ñe­ra ame­na­za con ir a la Cor­te pa­ra fre­nar el uso de re­cur­sos ju­bi­la­to­rios pa­ra pa­liar la cri­sis

- Víc­tor Gar­cía Crime · Society · Human Rights · Politics · Chile · Santiago de los Caballeros · United Nations · Inter-American Commission on Human Rights · Talca · Carabineros de Chile · Sebastian Pinera · Human Rights Watch · University of Talca

SAN­TIA­GO, Chi­le.– En una nue­va fa­se de la cri­sis po­lí­ti­ca y so­cial que atra­vie­sa el país des­de la re­vuel­ta po­pu­lar de oc­tu­bre del año pa­sa­do, y que ges­tó un ple­bis­ci­to que de­ter­mi­nó cam­biar la Cons­ti­tu­ción, Chi­le ele­vó ayer su cli­ma de ten­sión tras una se­rie de acon­te­ci­mien­tos pro­ta­go­ni­za­dos por su po­li­cía uni­for­ma­da que pro­vo­ca­ron la re­nun­cia del ge­ne­ral di­rec­tor de Ca­ra­bi­ne­ros, Mario Rozas.

El in­ci­den­te que ter­mi­nó por se­llar la sa­li­da del je­fe po­li­cial ocu­rrió anteayer en un or­fa­na­to de la ciu­dad de Tal­cahuano, más de 500 ki­ló­me­tros al sur de San­tia­go, cuan­do, en me­dio de un pro­ce­di­mien­to, dos fun­cio­na­rios ba­lea­ron a dos me­no­res de 17 y 14 años re­si­den­tes de un cen­tro del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Me­no­res (Se­na­me) de la Re­gión del Bio­bío.

Los ado­les­cen­tes re­ci­bie­ron he­ri­das de ba­la en sus ex­tre­mi­da­des, mien­tras que uno de los ca­ra­bi­ne­ros in­vo­lu­cra­dos en el en­fren­ta­mien­to, con un gru­po de ocho me­no­res, su­frió una he­ri­da cor­tan­te y una frac­tu­ra en el bra­zo. “En Chi­le hay un prin­ci­pio, que es el prin­ci­pio de res­pon­sa­bi­li­dad en el uso de la fuer­za, y eso in­vo­lu­cra no so­lo a quie­nes eje­cu­tan ac­cio­nes de ma­ne­ra di­rec­ta, sino tam­bién a quie­nes tie­nen la obli­ga­ción de im­par­tir ór­de­nes”, cri­ti­có Pa­tri­cia Mu­ñoz, de la De­fen­so­ría de la Ni­ñez, ins­ti­tu­ción pú­bli­ca en­car­ga­da de la pro­mo­ción y pro­tec­ción de de­re­chos de ni­ñas y ni­ños.

Con la po­lé­mi­ca ins­ta­la­da y con cues­tio­na­mien­tos in­clu­so de los pro­pios par­ti­dos del ofi­cia­lis­mo por la con­ti­nui­dad de Rozas, de pro­fe­sión pe­rio­dis­ta, al go­bierno no le que­dó más que ce­der an­te la pre­sión.

“El ge­ne­ral di­rec­tor Mario Rozas me ha plan­tea­do su re­nun­cia, me dio sus ra­zo­nes y ar­gu­men­tos. Yo com­par­to sus ra­zo­nes y ar­gu­men­tos y, en con­se­cuen­cia, he acep­ta­do su re­nun­cia”, di­jo el pre­si­den­te Se­bas­tián

Pi­ñe­ra, uno de lo má­xi­mos de­fen­so­res de la ges­tión del uni­for­ma­do, que fue ob­je­to de crí­ti­cas por las de­nun­cias de vio­la­cio­nes de los de­re­chos hu­ma­nos en que incurrió la ins­ti­tu­ción du­ran­te el es­ta­lli­do so­cial del año pa­sa­do.

Pre­ci­sa­men­te, ese as­pec­to ter­mi­nó por de­mo­ler la fi­gu­ra del je­fe po­li­cial, que en sus dos años de ges­tión a car­go de ca­ra­bi­ne­ros re­ci­bió más de 36 que­re­llas en la Jus­ti­cia por su res­pon­sa­bi­li­dad en de­li­tos aso­cia­dos al con­trol del or­den pú­bli­co y trans­gre­sión de los de­re­chos hu­ma­nos, que de­ja­ron cer­ca de 400 he­ri­dos ocu­la­res por el uso de ar­mas con per­di­go­nes en las pro­tes­tas.

Ade­más, la pro­pia ins­ti­tu­ción fue ob­je­to de 2329 de­man­das en los tri­bu­na­les y or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, co­mo la ONU, Hu­man Rights Watch y la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos, que en di­fe­ren­tes in­for­mes es­ta­ble­cie­ron abu­sos por par­te de las fuer­zas del or­den. To­do ese cú­mu­lo de de­nun­cias con­tri­bu­yó a am­pli­fi­car la ima­gen de Mario Rozas, que se con­vir­tió en em­ble­ma de la re­pre­sión du­ran­te el es­ta­lli­do so­cial.

Pre­sión so­bre Pi­ñe­ra

Ade­más de la cri­sis de los ca­ra­bi­ne­ros y la caí­da del je­fe po­li­cial que va­rios ana­lis­tas lo­ca­les in­ter­pre­ta­ron co­mo una de­rro­ta de Pi­ñe­ra, el man­da­ta­rio ha es­ta­do en el cen­tro de la po­lé­mi­ca por su pos­tu­ra an­te el avan­ce del pro­yec­to de ley que per­mi­te un se­gun­do re­ti­ro an­ti­ci­pa­do del 10% de los fon­dos de pen­sio­nes pri­va­dos.

La ten­sión po­lí­ti­ca se ele­vó al má­xi­mo cuan­do, en un en­cuen­tro con em­pre­sa­rios, el pro­pio pre­si­den­te acu­só a un gru­po de par­la­men­ta­rios de con­so­li­dar el ca­mino pa­ra la “des­truc­ción de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad” y anun­ció que re­cu­rri­rá al Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal pa­ra blo­quear el se­gun­do re­ti­ro de los fon­dos de pen­sio­nes. “[El po­pu­lis­mo] ge­ne­ra una sen­sa­ción pa­sa­je­ra de bie­nes­tar, pe­ro ge­ne­ra pos­te­rior­men­te con­se­cuen­cias per­ma­nen­tes y gra­ví­si­mas en la ca­li­dad del cuer­po so­cial”, di­jo.

La crí­ti­ca del je­fe de Es­ta­do al Con­gre­so, por cier­to, re­ci­bió de in­me­dia­to una du­ra res­pues­ta de la opo­si­ción, que anticiparo­n la po­si­bi­li­dad de acu­sar cons­ti­tu­cio­nal­men­te a Pi­ñe­ra y de ge­ne­rar, al mis­mo tiem­po, las con­di­cio­nes pa­ra que se pro­duz­ca un nuevo es­ta­lli­do so­cial, en me­dio de la de­ba­cle eco­nó­mi­ca ge­ne­ra­da por la pan­de­mia.

In­clu­so hu­bo al­gu­nas pro­tes­tas en San­tia­go con­vo­ca­das pa­ra cues­tio­nar la ges­tión del man­da­ta­rio en la cri­sis de ca­ra­bi­ne­ros y en la inac­ción del go­bierno en re­la­ción con las me­di­das eco­nó­mi­cas y so­cia­les de emer­gen­cia.

“En lo que si­gue, se­rá un go­bierno de me­ra ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro en nin­gún ca­so se con­ver­ti­rá en un go­bierno de ges­tión. Tie­ne un per­ma­nen­te blo­queo en el Con­gre­so, in­clu­so por par­te de dipu­tados y se­na­do­res de su pro­pia coa­li­ción. En sín­te­sis, el go­bierno so­lo as­pi­ra a ter­mi­nar de la ma­ne­ra más dig­na po­si­ble”, di­jo Mau­ri­cio Mo­ra­les, cien­tis­ta po­lí­ti­co de la Uni­ver­si­dad de Tal­ca so­bre el ca­da vez más com­pli­ca­do man­da­to de Pi­ñe­ra.

 ?? Afp ?? Pi­ñe­ra anun­ció ayer la sa­li­da del je­fe de Ca­ra­bi­ne­ros en el Pa­la­cio de la Mo­ne­da, se­de del go­bierno chi­leno
Afp Pi­ñe­ra anun­ció ayer la sa­li­da del je­fe de Ca­ra­bi­ne­ros en el Pa­la­cio de la Mo­ne­da, se­de del go­bierno chi­leno

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina