LA NACION

El FMI in­sis­te en un acuer­do con con­sen­so

Tras el cie­rre de la mi­sión, se­ña­ló que ve “avan­ces”; du­das por las in­ter­nas ofi­cia­les

- Ra­fael Mat­hus Ruiz

WAS­HING­TON.– El Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI) y el Go­bierno co­men­za­ron a hil­va­nar un nue­vo pro­gra­ma eco­nó­mi­co, que ten­drá “un con­jun­to de po­lí­ti­cas cui­da­do­sa­men­te ca­li­bra­das” pa­ra cum­plir con la do­ble mi­sión de es­ta­bi­li­zar la eco­no­mía sin des­ca­rri­lar la reac­ti­va­ción. Ade­más, apun­ta­rá a te­ner un “am­plio con­sen­so po­lí­ti­co y so­cial”, un ob­je­ti­vo del que du­dan en Was­hing­ton an­te las di­vi­sio­nes que rei­nan en el ofi­cia­lis­mo.

Ayer, al cie­rre de una nue­va mi­sión del staff en Buenos Aires, que mar­có el ini­cio for­mal de las ne­go­cia­cio­nes, los dos téc­ni­cos del FMI a car­go de la Argentina,

Ju­lie Ko­zack y Luis Cu­bed­du, di­je­ron en un co­mu­ni­ca­do que lo­gra­ron “buenos avan­ces” con el Go­bierno pa­ra per­fi­lar el plan eco­nó­mi­co, y que de aho­ra en más las dis­cu­sio­nes con­ti­nua­rán de ma­ne­ra vir­tual “du­ran­te las pró­xi­mas se­ma­nas”.

Ko­zack y Cu­bed­du in­di­ca­ron que el tra­ba­jo con las au­to­ri­da­des ar­gen­ti­nas y el equi­po que li­de­ra el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Mar­tín Guzmán, co­men­zó “a de­li­near los con­tor­nos de un pro­gra­ma con el FMI que po­dría res­pal­dar los pla­nes del Go­bierno pa­ra ha­cer fren­te a los pro­fun­dos desafíos eco­nó­mi­cos y so­cia­les del país”.

WAS­HING­TON.– El Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal ( FMI ) y el Go­bierno co­men­za­ron a hil­va­nar un nue­vo pro­gra­ma eco­nó­mi­co que ten­drá “un con­jun­to de po­lí­ti­cas cui­da­do­sa­men­te ca­li­bra­das” pa­ra cum­plir con la do­ble mi­sión de es­ta­bi­li­zar la eco­no­mía sin des­ca­rri­lar la reac­ti­va­ción, y ade­más apun­ta­rá a te­ner un “am­plio con­sen­so po­lí­ti­co y so­cial”, un ob­je­ti­vo del que du­dan en Was­hing­ton an­te las di­vi­sio­nes que rei­nan en el ofi­cia­lis­mo.

Al cie­rre de una nue­va mi­sión del staff en Buenos Aires, que mar­có el ini­cio for­mal de las ne­go­cia­cio­nes, los dos téc­ni­cos del FMI a car­go de la Argentina, Ju­lie Ko­zack y Luis Cu­bed­du, di­je­ron en un co­mu­ni­ca­do que lo­gra­ron “buenos avan­ces” con el Go­bierno pa­ra per­fi­lar el plan eco­nó­mi­co y que de aho­ra en más las dis­cu­sio­nes con­ti­nua­rán de ma­ne­ra vir­tual “du­ran­te las pró­xi­mas se­ma­nas”.

Ko­zack y Cu­bed­du in­di­ca­ron que el tra­ba­jo con las au­to­ri­da­des ar­gen­ti­nas y el equi­po que li­de­ra el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Mar­tín Guzmán, co­men­zó “a de­li­near los con­tor­nos de un pro­gra­ma con el FMI que po­dría res­pal­dar los pla­nes del Go­bierno pa­ra ha­cer fren­te a los pro­fun­dos desafíos eco­nó­mi­cos y so­cia­les del país”, agra­va­dos por la pan­de­mia del co­ro­na­vi­rus.

Am­bos fun­cio­na­rios di­je­ron que re­ci­bie­ron “po­si­ti­va­men­te” la in­ten­ción del Go­bierno de con­se­guir “un am­plio con­sen­so po­lí­ti­co y so­cial” pa­ra el pro­gra­ma, y afir­ma­ron: “Exis­te una vi­sión com­par­ti­da en­tre el equi­po y las au­to­ri­da­des: pa­ra abor­dar los desafíos de cor­to y me­diano pla­zo de la Argentina se re­que­ri­rá un con­jun­to de po­lí­ti­cas cui­da­do­sa­men­te ca­li­bra­das pa­ra fo­men­tar la es­ta­bi­li­dad, res­ta­ble­cer la con­fian­za, pro­te­ger a los más vul­ne­ra­bles y es­ta­ble­cer las ba­ses pa­ra un cre­ci­mien­to sos­te­ni­ble e in­clu­si­vo”.

A la par del cie­rre de la mi­sión, Guzmán co­men­zó a bus­car el res­pal­do in­ter­na­cio­nal que ne­ce­si­ta­rá el Go­bierno en el board del FMI. Ayer pi­dió ayu­da a los paí­ses del G-20, di­jo que las po­lí­ti­cas ma­cro­eco­nó­mi­cas “ten­drán en cuen­ta la reali­dad del país” y reite­ró la lí­nea ofi­cial de que el úl­ti­mo pro­gra­ma con el Fon­do –que que­dó en el lim­bo– fue un “prés­ta­mo po­lí­ti­co” a fa­vor de Mauricio Ma­cri.

“El si­guien­te pa­so pa­ra re­sol­ver nues­tra cri­sis ma­cro­eco­nó­mi­ca y de deu­da es el pro­gra­ma con el FMI, que re­em­pla­zar á al acuer­do stand-by que la Argentina y el or­ga­nis­mo fir­ma­ron en 2018”, di­jo Guzmán en una reunión vir­tual con los mi­nis­tros de Fi­nan­zas del G-20. “Aho­ra tam­bién los ne­ce­si­ta­re­mos, y les pi­do su apo­yo en es­te pro­ce­so”, agre­gó.

El tra­ba­jo de la mi­sión dio el pri­mer pa­so en las ne­go­cia­cio­nes pa­ra ce­rrar un nue­vo acuer­do y re­fi­nan­ciar la de­vo­lu­ción de los US$44.000 mi­llo­nes que to­mó el go­bierno de Ma­cri ba­jo ese acuer­do stand-by. El pro­gra­ma de Ma­cri, que con­tem­pla­ba un to­tal de US$57.000 mi­llo­nes, nau­fra­gó a me­dia­dos del año úl­ti­mo con la de­rro­ta de Cam­bie­mos en las pri­ma­rias pre­si­den­cia­les. Es­ta vez, el Fon­do bus­ca un pro­gra­ma ro­bus­to que per­mi­ta ba­jar la in­fla­ción, fre­nar la san­gría de re­ser­vas y ce­rrar el déficit fis­cal, y a la vez apor­ta su­fi­cien­te oxí­geno co­mo pa­ra dar­le ai­re a la reac­ti­va­ción que se avi­zo­ra el año pró­xi­mo.

La mi­sión del FMI que­dó tras­to­ca­da por el con­ta­gio de co­ro­na­vi­rus de uno de los miem­bros del staff, pe­ro, so­bre to­do, por la car­ta del blo­que de se­na­do­res del Fren­te de To­dos. La mi­si­va, con el aval de la vi­ce­pre­si­den­ta, Cris­ti­na Kirch­ner, lan­zó du­ras crí­ti­cas al pro­gra­ma de Ma­cri, al Fon­do, y postuló una se­rie de exi­gen­cias in­com­pa­ti­bles con los pro­gra­mas del or­ga­nis­mo. La mo­vi­da de un sec­tor del ofi­cia­lis­mo su­mó rui­do a la ne­go­cia­ción y fue re­ci­bi­da por in­ver­so­res en Es­ta­dos Uni­dos co­mo un nue­vo apor­te al de­ba­te so­bre “quién es­tá a car­go”, al de­jar al des­cu­bier­to las di­vi­sio­nes en la coa­li­ción ofi­cia­lis­ta.

El Fon­do ya ha­bía di­cho que el plan eco­nó­mi­co de­bía te­ner un am­plio con­sen­so po­lí­ti­co pa­ra te­ner éxi­to, una idea que que­dó re­afir­ma­da en el co­mu­ni­ca­do. En Was­hing­ton, quie­nes mi­ran a la Argentina aguar­dan aho­ra co­no­cer los de­ta­lles de ese plan.

Héctor to­rres, quien re pre­sen­tó ala Argentina en el di­rec­to­rio del Fon­do, di­jo a la na­cion que la car­ta no ha­bía ayu­da­do por­que el acuer­do que bus­ca el Go­bierno, un acuer­do de fa­ci­li­da­des ex­ten­di­das, o EFF, de lar­go alien­to, sue­le in­cluir re­for­mas que pa­san de un go­bierno a otro, y por eso re­quie­ren jus­ta­men­te de un am­plio res­pal­do. Es uno de los mo­ti­vos por los que el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Mar­tín Guzmán, ha di­cho que el pro­gra­ma de­be ser ava­la­do por el Con­gre­so. “La car­ta su­gie­re que no hay con­sen­so in­clu­so den­tro de la pro­pia tro­pa del Go­bierno”, re­su­mió To­rres.

Ale­jan­dro Wer­ner, di­rec­tor del De­par­ta­men­to pa­ra el He­mis­fe­rio

Oc­ci­den­tal del FMI, quien tu­vo un pa­pel muy vi­si­ble en el di­se­ño y el se­gui­mien­to del pro­gra­ma que el Fon­do tra­ba­jó jun­to al go­bierno de Ma­cri, di­jo en Was­hing­ton an­tes de la mi­sión que la Argentina de­bía ofre­cer un plan “cohe­ren­te” con un “con­sen­so am­plio”.

“Cuan­do ha­ce­mos es­tos pro­gra­mas, se ha­cen con el con­ven­ci­mien­to de que la pro­ba­bi­li­dad de éxi­to del pro­gra­ma es ele­va­da. El fra­ca­so pa­sa­do no tie­ne por qué ser de­ter­mi­nan­te de los re­sul­ta­dos fu­tu­ros. Ob­via­men­te, va a ser muy im­por­tan­te ge­ne­rar un con­sen­so am­plio en la so­cie­dad de la ne­ce­si­dad de es­tas me­di­das. Es el tra­ba­jo que las au­to­ri­da­des es­tán rea­li­zan­do pa­ra que es­te pro­gra­ma no so­lo sea téc­ni­ca­men­te un pro­gra­ma só­li­do, pe­ro pa­ra que tam­bién ten­ga un apo­yo am­plio en su im­ple­men­ta­ción”, afir­mó Wer­ner.

Clau­dio Lo­ser, quien ocu­pó el car­go de Wer­ner, coin­ci­dió con To­rres en que la car­ta po­ne en du­da la cons­truc­ción de ese con­sen­so y, en úl­ti­ma ins­tan­cia, la sa­lud de un futuro pro­gra­ma.

“Es­ta car­ta ge­ne­ra pro­ble­mas por­que una de los te­mas im­por­tan­tes que se ha­bían men­cio­na­do era bus­car al­gún gra­do de con­sen­so en la Argentina”, di­jo Lo­ser.

“El Pre­si­den­te y el mi­nis­tro tie­nen en cla­ro có­mo ne­go­ciar con el Fon­do. Es­toy se­gu­ro. Es una ne­go­cia­ción di­fí­cil, pe­ro ra­zo­na­ble. El pro­ble­ma es que es­to les ata las manos al Pre­si­den­te y al mi­nis­tro. Si el pre­si­den­te Fer­nán­dez di­ce: ‘Yo no pue­do ha­cer nin­gún ti­po de ajus­te’, eso pa­ra­ría la ne­go­cia­ción”, afir­mó Lo­ser a la na­cion.

La ne­go­cia­ción con el FMI pue­de tam­bién que­dar en el lim­bo unos me­ses has­ta que ter­mi­ne de des­pe­jar­se el pa­no­ra­ma po­lí­ti­co en Es­ta­dos Uni­dos. El res­pal­do del Te­so­ro y de la Ca­sa Blan­ca es in­dis­pen­sa­ble pa­ra con­se­guir el vis­to bueno en el board del FMI, y más aho­ra cuan­do la Argentina irá a pe­dir la re­fi­nan­cia­ción de un prés­ta­mo que, en su mo­men­to, ge­ne­ró ro­ces en­tre Was­hing­ton y los paí­ses eu­ro­peos. El tras­pa­so de po­der en­tre Do­nald Trump y Joe Bi­den, por aho­ra con­ge­la­do, pue­de de­mo­rar la fir­ma al me­nos has­ta fe­bre­ro del año pró­xi­mo.

 ?? M. de eco­no­mía ?? Guzmán par­ti­ci­pó ayer de un en­cuen­tro vir­tual con mi­nis­tros de Fi­nan­zas del G-20
M. de eco­no­mía Guzmán par­ti­ci­pó ayer de un en­cuen­tro vir­tual con mi­nis­tros de Fi­nan­zas del G-20

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina