LA NACION

En me­nos de un año, el Go­bierno creó o subió 14 im­pues­tos

Los ana­lis­tas tri­bu­ta­rios advierten que se des­in­cen­ti­va la in­ver­sión pri­va­da

- María Ju­lie­ta Ru­mi

Des­de que asu­mió la pre­si­den­cia Al­ber­to Fer­nán­dez, el 10 de di­ciem­bre pa­sa­do, se crea­ron o au­men­ta­ron 14 im­pues­tos, in­clui­dos los que es­tán en la ley de pre­su­pues­to y el im­pues­to a la ri­que­za, que ya tu­vo me­dia san­ción en Dipu­tados.

“La Argentina vol­vió al sen­de­ro del in­cre­men­to de la pre­sión fis­cal, cen­trán­do­se en ob­te­ner más re­cur­sos pa­ra pa­liar el déficit, pe­ro sin po­ner el fo­co en el aná­li­sis del gas­to pú­bli­co”, afir­mó el tri­bu­ta­ris­ta Se­bas­tián Domínguez, so­cio de SDC Ase­so­res Tri­bu­ta­rios, y au­tor del in­for­me que ha­ce el re­cuen­to de los nue­vos im­pues­tos o de aque­llos que su­frie­ron mo­di­fi­ca­cio­nes.

De acuer­do con Domínguez, las cons­tan­tes mo­di­fi­ca­cio­nes en las re­glas de jue­go “ge­ne­ran des­in­cen­ti­vos a la in­ver­sión”, co­mo de­no­ta el cam­bio de re­si­den­cia fis­cal de em­pre­sa­rios muy co­no­ci­dos “que se han ido de la Argentina por ra­zo­nes tri­bu­ta­rias”.

En­tre los tri­bu­tos que se crea­ron fi­gu­ran el im­pues­to PAIS –que gra­va con un 30% la com­pra de mo­ne­da ex­tran­je­ra–, la con­tri­bu­ción so­bre las pri­mas de se­gu­ros pa­ra au­to­mó­vi­les y el im­pues­to a la ri­que­za.

Lue­go, en la ges­tión ac­tual, se au­men­ta­ron las alí­cuo­tas del im­pues­to a los bie­nes per­so­na­les, de las re­ten­cio­nes y del im­pues­to al che­que; no se ac­tua­li­zó por in­fla­ción el mí­ni­mo no im­po­ni­ble pa­ra con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les y se sus­pen­dió la ba­ja del im­pues­to a las ga­nan­cias pa­ra so­cie­da­des, en­tre otros cambios tri­bu­ta­rios rea­li­za­dos.

Des­de que asu­mió la pre­si­den­cia Al­ber­to Fer­nán­dez el 10 de di­ciem­bre pa­sa­do, se crea­ron o au­men­ta­ron 14 im­pues­tos, in­clui­dos los que es­tán en la ley de pre­su­pues­to y el im­pues­to a la ri­que­za, que tu­vo me­dia san­ción de Dipu­tados.

“La Argentina vol­vió al sen­de­ro del in­cre­men­to de la pre­sión fis­cal, cen­trán­do­se en ob­te­ner más re­cur­sos pa­ra pa­liar el déficit, pe­ro sin po­ner el fo­co en el aná­li­sis del gas­to pú­bli­co”, afir­mó el tri­bu­ta­ris­ta Se­bas­tián Domínguez, so­cio de SDC Ase­so­res Tri­bu­ta­rios y au­tor del in­for­me que ha­ce el re­cuen­to de los nue­vos im­pues­tos o de aque­llos que su­frie­ron mo­di­fi­ca­cio­nes y se de­ta­lla más aba­jo en es­ta no­ta.

Se­gún Domínguez, las cons­tan­tes mo­di­fi­ca­cio­nes en las re­glas de jue­go “ge­ne­ran des­in­cen­ti­vos a la in­ver­sión”, co­mo de­no­ta el cam­bio de re­si­den­cia fis­cal de em­pre­sa­rios muy co­no­ci­dos “que se han ido del país por ra­zo­nes tri­bu­ta­rias”.

“De­be­ría pen­sar­se en una re­for­ma tri­bu­ta­ria y pre­vi­sio­nal con una re­duc­ción de im­pues­tos y con el com­pro­mi­so de es­ta­bi­li­dad nor­ma­ti­va que sir­va de ba­se pa­ra pro­mo­ver las in­ver­sio­nes y el desa­rro­llo del país”, agre­gó.

Por su par­te, Cé­sar Lit­vin, CEO del es­tu­dio Li­sic­ki, Lit­vin & Aso­cia­dos, coin­ci­dió. “El sis­te­ma tri­bu­ta­rio de un país bien es­truc­tu­ra­do, con nor­mas cla­ras y pre­ci­sas, es un fac­tor de su­ma tras­cen­den­cia en la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca. Ade­más, es una mag­ní­fi­ca he­rra­mien­ta pa­ra pro­mo­ver el desa­rro­llo pro­duc­ti­vo y una jus­ta re­dis­tri­bu­ción de la ri­que­za. En sen­ti­do in­ver­so, un con­jun­to de le­yes com­ple­jas, con nor­mas con­tra­pues­tas, de di­fí­cil cum­pli­mien­to por par­te de los con­tri­bu­yen­tes, pue­de des­mo­ti­var de­ci­sio­nes eco­nó­mi­cas y da­ñar la pro­duc­ti­vi­dad. El pa­no­ra­ma se com­pli­ca si le adi­cio­na­mos una al­tí­si­ma pre­sión fis­cal que so­por­tan los con­tri­bu­yen­tes cum­pli­do­res pa­ra fi­nan­ciar al Es­ta­do que no es cui­da­do­so en la ad­mi­nis­tra­ción y prio­ri­za­ción de las ero­ga­cio­nes esen­cia­les”, ase­gu­ró.

“To­das es­tas úl­ti­mas nor­mas van por el ca­mino equi­vo­ca­do de lo que se es­tá ne­ce­si­tan­do por par­te de los con­tri­bu­yen­tes y em­pre­sas que sos­tie­nen el gas­to pú­bli­co. Lle­ga un pun­to de as­fi­xia y sa­tu­ra­ción que ha­ce que la re­cau­da­ción, le­jos de au­men­tar, ba­je por me­nor ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca”, con­ti­nuó.

En tan­to, Iván Sa­sovsky, fun­da­dor de Sa­sovsky & Aso­cia­dos, di­jo que, “si hay más im­pues­tos y la re­cau­da­ción en tér­mi­nos re­la­ti­vos no au­men­ta, no sir­ven pa­ra na­da”.

“La crea­ción de es­tos im­pues­tos que se die­ron du­ran­te el go­bierno de Al­ber­to Fer­nán­dez no tie­ne com­pa­ra­ción so­bre to­do por­que el go­bierno de Mauricio Ma­cri ve­nía de un pro­ce­so de sim­pli­fi­ca­ción a par­tir del cual se ha­bía fir­ma­do el Pac­to Fis­cal, se ha­bía in­cor­po­ra­do la ba­ja de Ga­nan­cias y se ha­bían ba­ja­do las re­ten­cio­nes. En­ton­ces, lo pri­me­ro que hi­cie­ron fue res­ti­tuir mu­chas de esas co­sas y agra­var­las con la crea­ción del im­pues­to PAIS, que no es un im­pues­to sino la for­ma­li­za­ción del des­do­bla­mien­to cam­bia­rio, y el im­pues­to a la ri­que­za, que tie­ne un ca­rác­ter más ideo­ló­gi­co que re­cau­da­to­rio. Con el blan­queo que anun­cia­ron tam­bién se crea­rá un nue­vo im­pues­to, aun­que el Go­bierno no tu­vo el ti­ming de apro­bar­lo”, ex­pli­có.

Los im­pues­tos que se crea­ron o au­men­ta­ron en la ges­tión ac­tual:

1 Im­pues­to PAIS

La ley 27.541, que en­tró en vi­gor el 23 de di­ciem­bre del año pa­sa­do, creó el im­pues­to PAIS. Im­pli­ca un 30% adi­cio­nal so­bre la com­pra de mo­ne­da ex­tran­je­ra pa­ra ate­so­ra­mien­to, con­su­mos con tar­je­tas de cré­di­to en mo­ne­da ex­tran­je­ra, ad­qui­si­ción de ser­vi­cios en el ex­te­rior me­dian­te agen­cias de tu­ris­mo y ad­qui­si­ción de trans­por­te con des­tino al ex­te­rior.

Pa­ra el ca­so de los ser­vi­cios di­gi­ta­les, ta­les co­mo Net­flix, Spo­tify, Apple Music, Goo­gle Play, en­tre otros, la alí­cuo­ta es del 8%.

2 Bie­nes Per­so­na­les

Tam­bién en la ley 27.541 se im­ple­men­tó un au­men­to en las alí­cuo­tas del im­pues­to a los bie­nes per­so­na­les. Pa­só de un mí­ni­mo de 0,25% y un má­xi­mo de 0,75% a un mí­ni­mo de 0,5% y un má­xi­mo de $156.250 más 1,25%. Ade­más, pa­ra te­nen­cias fue­ra del país la alí­cuo­ta má­xi­ma tre­pó a 2,25%. Y, co­mo agre­ga­do, se mantuvo sin cambios el mí­ni­mo no im­po­ni­ble a par­tir del cual se pa­ga el tri­bu­to: $2 mi­llo­nes.

3 Cos­tos la­bo­ra­les

Si­guien­do con la men­cio­na­da ley, tam­bién se de­ro­gó la obli­ga­ción del Es­ta­do de ac­tua­li­zar por in­fla­ción –53,8% en 2019– el mí­ni­mo no im­po­ni­ble pa­ra con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les, que es­ta­ba en $7003. Al man­te­ner­lo por un año más en ese ni­vel, hu­bo un al­za en los cos­tos de los em­plea­do­res por efec­to de la in­fla­ción.

Pe­ro, ade­más, pre­vio a esa ley, la nor­ma­ti­va fi­ja­ba una con­ver­gen­cia gra­dual de la alí­cuo­ta de con­tri­bu­cio­nes pa­tro­na­les al 19%, lo que im­pli­ca­ba una suba pa­ra las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas más una ba­ja pa­ra las más gran­des. La ley de so­li­da­ri­dad in­te­rrum­pió esa con­ver­gen­cia de­te­nien­do la suba pa­ra py­mes en el 18%, des­de el 17% pre­vio, mien­tras que con­ge­ló en el 20,4% la alí­cuo­ta pa­ra em­pre­sas gran­des, pa­ra las que es­ta­ba pre­vis­ta una ba­ja.

4 Ga­nan­cias pa­ra so­cie­da­des

Otra ba­ja de car­ga im­po­si­ti­va de­ja­da de la­do por la ley de so­li­da­ri­dad fue la de apli­ca­ción del im­pues­to a las ga­nan­cias pa­ra so­cie­da­des. Se pos­ter­gó la apli­ca­ción de la ta­sa del 25% pa­ra so­cie­da­des pre­vis­ta pa­ra es­te año por un año más, lo que es lo mis­mo que de­cir que se ex­ten­dió un año más la ta­sa del 30%.

5 Im­pues­to a las ga­nan­cia­sa­jus­te por in­fla­ción

La ley 27.541 mo­di­fi­có la nor­ma 27.430 y aho­ra las em­pre­sas pue­den compu­tar los que­bran­tos que les cau­sa la in­fla­ción so­bre sus re­sul­ta­dos has­ta un tope. Los ex­ce­den­tes por so­bre ese tope se pue­den compu­tar en años ve­ni­de­ros, los si­guien­tes “pe­río­dos fis­ca­les” en el len­gua­je téc­ni­co. Has­ta 2019 se po­día impu­tar en ter­cios den­tro de 3 pe­río­dos fis­ca­les y, lue­go de la ley de so­li­da­ri­dad, pa­só a po­der impu­tar­se en sex­tos: a lo lar­go de seis años. Así, el im­pac­to de la in­fla­ción en los re­sul­ta­dos su­je­tos a im­pues­tos se li­cúa a lo lar­go del tiem­po, lo que es un cos­to fi­nan­cie­ro pa­ra las em­pre­sas en fa­vor del fis­co.

6 Im­pues­to so­bre los dé­bi­tos y cré­di­tos en cuen­tas ban­ca­rias

La ley 27.541 in­cre­men­tó el im­pues­to al dé­bi­to al do­ble cuan­do se rea­li­zan ex­trac­cio­nes en efec­ti­vo por ope­ra­cio­nes al­can­za­das por el im­pues­to. Es de­cir, en esos ca­sos el tri­bu­to pa­sa del 0,6% al 1,2%.

No se apli­ca es­te in­cre­men­to pa­ra las per­so­nas hu­ma­nas co­mo así tam­po­co pa­ra las per­so­nas ju­rí­di­cas que sean mi­cro y pe­que­ñas em­pre­sas con Cer­ti­fi­ca­do MIPY­ME.

7 De­re­chos de ex­por­ta­ción

Me­dian­te el de­cre­to 39/2019, la ley

27.541 y di­ver­sas re­so­lu­cio­nes se mo­di­fi­ca­ron los de­re­chos de ex­por­ta­ción, de­no­mi­na­dos ha­bi­tual­men­te co­mo re­ten­cio­nes a las ex­por­ta­cio­nes. De esa for­ma se in­cre­men­ta­ron los de­re­chos a las ex­por­ta­cio­nes de so­ja y otros pro­duc­tos lle­ván­do­los has­ta un má­xi­mo del 33%. En oc­tu­bre se de­ci­dió una ba­ja del 3%, del 2% pa­ra no­viem­bre y de 1% pa­ra di­ciem­bre. Los de­re­chos de ex­por­ta­ción so­bre las ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios dis­mi­nu­ye­ron del 12% al

5%, pe­ro al sa­car­les el tope en pe­sos que ha­bía dispuesto el go­bierno an­te­rior, hoy ter­mi­nan sien­do más al­tos que en el pa­sa­do.

8 Per­cep­ción del 35% so­bre la com­pra de dó­la­res

A tra­vés de la re­so­lu­ción ge­ne­ral (AFIP) 4815, se creó un ré­gi­men de per­cep­ción del 35% que se apli­ca so­bre los mis­mos he­chos im­po­ni­bles del im­pues­to PAIS. Los mo­no­tri­bu­tis­tas pue­den compu­tar ese 35% co­mo pa­go a cuen­ta de Bie­nes Per­so­na­les; los res­tan­tes su­je­tos, co­mo un in­gre­so a cuen­ta de Ga­nan­cias.

Quie­nes no son con­tri­bu­yen­tes po­drán pe­dir la de­vo­lu­ción a par­tir del año si­guien­te al ha­ber su­fri­do la re­ten­ción. La ex­pe­rien­cia no es bue­na en cuan­to a los pro­ce­di­mien­tos y tiem­pos pa­ra lo­grar la de­vo­lu­ción de per­cep­cio­nes si­mi­la­res.

9 Im­pues­tos in­ter­nos a pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos y elec­tró­ni­cos

Pa­ra se­guir con la enu­me­ra­ción de au­men­tos de im­pues­tos de­ci­di­dos en el úl­ti­mo año hay que pa­sar al tex­to de la ley de pre­su­pues­to 2021, en don­de se re­to­can va­rios tri­bu­tos. Uno de ellos son los im­pues­tos in­ter­nos so­bre pro­duc­tos tec­no­ló­gi­cos. Pe­san so­bre ce­lu­la­res y otros elec­tró­ni­cos y pa­sa­rán del 10,5% al 17%, en ge­ne­ral, y del 0% al 6,55% pa­ra los pro­du­ci­dos en Tie­rra del Fue­go, a par­tir de enero pró­xi­mo. Es una mar­cha atrás res­pec­to de una me­di­da de Mauricio Ma­cri, que ha­bía es­ta­ble­ci­do una re­duc­ción gra­dual pa­ra esos tri­bu­tos.

La suba de la car­ga im­po­si­ti­va, que no afec­ta a compu­tado­ras, im­pli­ca, ade­más de una ma­yor re­cau­da­ción pa­ra el fis­co, un au­men­to del mar­gen de pro­tec­ción pa­ra los bie­nes pro­du­ci­dos en Tie­rra del Fue­go, ya que am­plía el di­fe­ren­cial de alí­cuo­tas.

10 Fon­do de In­cen­ti­vo Do­cen­te

La ley de pre­su­pues­to 2021 (aún no pu­bli­ca­da en el Bo­le­tín Ofi­cial) res­ta­ble­ce la vi­gen­cia por un año del Fon­do de In­cen­ti­vo Do­cen­te, re­sis­ti­do en el go­bierno de Fer­nan­do de la Rúa y que ter­mi­nó de­ro­gán­do­se. Es­te fon­do se de­bía pa­gar so­bre los au­to­mo­to­res cu­yo cos­to de mer­ca­do su­pe­ra­ba los $4000, mo­to­ci­cle­tas y mo­tos de más de 200 cen­tí­me­tros cú­bi­cos de ci­lin­dra­da, em­bar­ca­cio­nes y ae­ro­na­ves re­gis­tra­dos o ra­di­ca­dos en el te­rri­to­rio na­cio­nal. Es del 1% o del 1,5%, se­gún el ca­so.

11 Tri­bu­to a las apues­tas on­li­ne

En el tex­to de la ley de pre­su­pues­to

2021 tam­bién se es­con­de otro au­men­to. Es el que se de­ci­dió so­bre las apues­tas on­li­ne. Tal co­mo fue apro­ba­da en las dos cá­ma­ras, la ley es­ta­ble­ce una suba del 2% al 5% en el im­pues­to al jue­go on­li­ne. Se apli­ca­rá a cual­quier transac­ción por apues­ta rea­li­za­da de for­ma di­gi­tal, mien­tras que el gra­va­men se­rá del

10% pa­ra aque­llas em­pre­sas que ope­ren des­de paí­ses “no coope­ran­tes o de ba­ja o nu­la tri­bu­ta­ción”, los co­no­ci­dos co­mo pa­raí­sos fis­ca­les. La ba­se im­po­ni­ble, sin em­bar­go, to­da­vía no fue es­pe­ci­fi­ca­da.

12 Con­tri­bu­ción so­bre las pri­mas de se­gu­ros pa­ra au­to­mó­vi­les

La ley de pre­su­pues­to 2021 tam­bién crea una con­tri­bu­ción obli­ga­to­ria de 0,5% so­bre las pri­mas de se­gu­ro au­to­mo­tor co­rres­pon­dien­tes a las pó­li­zas con­tra­ta­das con en­ti­da­des de se­gu­ros so­bre to­dos los vehícu­los afec­ta­dos a ser­vi­cios de trans­por­te de pa­sa­je­ros de ju­ris­dic­ción na­cio­nal y que ten­drá co­mo des­tino la Co­mi­sión Re­gu­la­do­ra del Trans­por­te.

13 Con­tri­bu­ción so­bre pri­mas de se­gu­ros pa­ra el ma­ne­jo del fue­go

Ade­más, el ar­tícu­lo 102 de la ley de pre­su­pues­to crea el de­no­mi­na­do Fon­do Na­cio­nal del Ma­ne­jo del Fue­go, que es­ta­rá com­pues­to, en­tre otros con­cep­tos, por una con­tri­bu­ción obli­ga­to­ria del 3 por mil de las pri­mas de se­gu­ros (ex­cep­to las del ra­mo vi­da), a car­go de las ase­gu­ra­do­ras. Tal con­tri­bu­ción, se dis­po­ne, no po­drá ser tras­la­da­ble a las pri­mas a abo­nar por los to­ma­do­res, y de­be­rá ser li­qui­da­da por las com­pa­ñías de se­gu­ros a la Su­pe­rin­ten­den­cia de Se­gu­ros de la Na­ción.

14 Im­pues­to a la ri­que­za

Es­te im­pues­to por úni­ca vez, en los he­chos, to­da­vía no es una reali­dad. Re­cién el miér­co­les pa­sa­do con­si­guió la me­dia san­ción de Dipu­tados.

 ?? Ma­xi ver­naz­za ?? El lla­ma­do im­pues­to a la ri­que­za avan­za en el Con­gre­so
Ma­xi ver­naz­za El lla­ma­do im­pues­to a la ri­que­za avan­za en el Con­gre­so

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina