En­tre la grie­ta ju­di­cial, el acue­duc­to que se de­mo­ra y la ju­ga­da del mas­sis­mo

La Nueva Domingo - - ENTRE TASAS Y CAFÉ - Por Juan Flo­rín jur­na@la­nue­va.com

¡Uy uy uy, qué ca­ri­pe­la, Juanma! Da­le, que to­da­vía no que­da­ron afue­ra. Mi­rá, con un 4 a 0 pa­san us­te­des...

-No te ha­gas el vi­vo, que por lo me­nos no­so­tros es­ta­mos pe­lean­do una co­pa con­ti­nen­tal. Us­te­des, que yo se­pa, le ga­na­ron a Brown de Madryn por la co­pi­ta esa Ar­gen­ti­na. Y que me per­do­nen los mu­cha­chos del sur, pe­ro no­so­tros apun­ta­mos a otra co­sa.

-Sí, a ga­nar­les a un equi­po bo­li­viano que los de­jó ca­si afue­ra con un 3 a 0 la­pi­da­rio... Pe­ro bueno, pa­ra ser sin­ce­ro, la se­rie to­da­vía si­gue abier­ta. Aun­que ya sin Ala­rio, no les veo uñas de gui­ta­rre­ro a los de­lan­te­ros que les que­da­ron. ¡Scoc­co pa­re­ció un no­va­to en Co­cha­bam­ba!

-Bueno, bueno... La ta­ba se pue­de dar vuel­ta. Aguan­tá has­ta el jue­ves...

-Te sa­có del fo­bal, da­le. ¿Así que se pos­ter­gó la li­ci­ta­ción de la obra del Co­lo­ra­do? -Sí, co­mo pu­bli­có ayer “La Nue­va.”,

no lle­ga­ron con to­dos los pa­sos ad­mi­nis­tra­ti­vos, so­bre to­do en lo que ha­ce a la ce­sión de al­gu­nos lo­tes que se re­quie­ren pa­ra la ins­ta­la­ción de cis­ter­nas, por ejem­plo en Ce­rri, Bos­que Al­to y zo­na del par­que In­de­pen­den­cia. -¿Pue­de pe­li­grar la obra? -Pa­ra na­da, mal que les pe­se a no po­cos que se in­cli­nan por otras al­ter­na­ti­vas de abas­te­ci­mien­to, la obra se va a ha­cer. Aho­ra su­frió una pos­ter­ga­ción, de he­cho me di­je­ron des­de La Pla­ta que la li­ci­ta­ción se co­rrió pa­ra me­dia­dos de no­viem­bre.

-Mien­tras que no la si­gan pa­tean­do pa­ra ade­lan­te...

-Es­pe­re­mos que no, por­que si es la obra ele­gi­da, más allá de las di­fe­ren­cias de opi­nio­nes que exis­ten, más va­le que se ha­ga y lo an­tes po­si­ble.

-Bueno, con­ta­me al­go del ám­bi­to ju­di­cial. Vos que siem­pre te­nés al­gu­na per­li­ta de Es­tom­ba 34. -“La grie­ta...”. -¡¿Eh?!, no te pe­dí una opi­nión so­bre lo que ge­ne­ra Cris­ti­na ca­da vez que apa­re­ce pú­bli­ca­men­te...

-No, me re­fie­ro a que en Tri­bu­na­les “la grie­ta” es­tá más abier­ta que nun­ca. -¿A qué te re­fe­rís? -A que exis­ten dos sec­to­res, cla­ra­men­te iden­ti­fi­ca­dos. Unos, que son mal lla­ma­dos “ga­ran­tis­tas”, por­que ga­ran­tis­tas de­ben ser to­dos, pe­ro se re­fie­re a quie­nes de al­gu­na ma­ne­ra ha­cen pre­va­le­cer los de­re­chos de los impu­tados por so­bre los de la víc­ti­ma, y otros, al otro ex­tre­mo, siem­pre re­la­cio­na­dos con la mano du­ra.

-¿Y aho­ra qué pa­só, se agra­vó el con­flic­to?

-Pa­re­ce que sí. Al me­nos des­pués de un fa­llo de la Cá­ma­ra Pe­nal que re­vo­ca­ba otro de la jue­za Cal­ci­ne­lli, aban­de­ra­da del pri­mer gru­po, so­bre las fa­cul­ta­des de la po­li­cía pa­ra iden­ti­fi­car per­so­nas en la vía pública.

-Ah, lo leí el lu­nes en “la­nue­va.com.”. Creo que fue así: de no­che, un hom­bre fue iden­ti­fi­ca­do en la ca­lle por dos po­li­cías y en esas cir­cuns­tan­cias su­pues­ta­men­te se le ca­yó de en­tre sus ro­pas una es­co­pe­ta re­cor­ta­da y fue de­te­ni­do. Cal­ci­ne­lli anu­ló lo ac­tua­do por­que con­si­de­ró que ha­bía exis­ti­do una vir­tual pri­va­ción ile­gal de la li­ber­tad, aun­que la Cá­ma­ra re­cha­zó esa pos­tu­ra y con­fir­mó la de­ten­ción.

-Exac­to. Lo que me di­ce mi ami­go el bo­ga es que se agu­di­za­ron las di­fe­ren­cias. -Me ima­gino... -Es­tán quie­nes de­fien­den la pos­tu­ra de la Cá­ma­ra y otros que se ma­ni­fes­ta­ron muy preo­cu­pa­dos. A uno de es­tos se lo es­cu­chó de­cir que es­ta re­so­lu­ción “for­ta­le­ce el Es­ta­do de Po­li­cía por so­bre el Es­ta­do de De­re­cho”. Que no ha­bía “ne­ce­si­dad ni ra­zo­na­bi­li­dad” pa­ra rea­li­zar el ope­ra­ti­vo.

-Pe­ro es­te hom­bre, el de­te­ni­do, es­ta­ba ar­ma­do...

-Sí, lo que di­cen del sec­tor “ga­ran­tis­ta” es que to­da la ju­ris­pru­den­cia sos­tie­ne que no se pue­de con­va­li­dar el de­li­to de ori­gen con el re­sul­ta­do. Pa­ra de­cir­lo en crio­llo, que el fin no jus­ti­fi­ca los me­dios.

-En de­fi­ni­ti­va, se pue­de de­cir que son pos­tu­ras ca­si irre­con­ci­lia­bles, co­mo pa­sa con la po­lí­ti­ca y la so­cie­dad.

-Se­gu­ro, a tal pun­to que a otro ma­gis­tra­do se lo es­cu­chó de­cir que Cal­ci­ne­lli acá so­bre­sa­le bá­si­ca­men­te por las cam­pa­ñas me­diá­ti­cas en su con­tra y que en otros de­par­ta­men­tos ju­di­cia­les, co­mo Mar del Pla­ta o San Isi­dro, se­ría una más.

-Bueno, eso ya me pa­re­ce un po­co exa­ge­ra­do, pe­ro son opi­nio­nes.

-¿Y don­de tam­bién de­ben es­tar las aguas re­vuel­tas es en el plano po­lí­ti­co, no?

-Te di­ría que la cam­pa­ña con mi­ras a oc­tu­bre ya em­pe­zó a to­mar ca­lor y pa­ra es­ta se­ma­na se es­pe­ra la vi­si­ta de Flo­ren­cio Ran­daz­zo, el mar­tes, y la de Mar­ga­ri­ta Stol­bi­zer, tam­bién ese día, pe­ro por la zo­na, y la gen­te de Mas­sa em­pe­za­rá a pi­sar fuer­te con la mi­ra pues­ta en au­men­tar el es­ca­so cau­dal de vo­tos lo­gra­do en las PA­SO y as­pi­rar a me­ter al me­nos un con­ce­jal. -¿Y qué tie­nen pen­sa­do? -Mi­rá, por lo que me di­je­ron Martín Sa­la­berry y su gru­po, acom­pa­ña­dos tam­bién por el dipu­tado Pa­blo Ga­ra­te, van a co­men­zar en dis­tin­tos ba­rrios con la ins­ta­la­ción de la red de Alar­ma Co­mu­ni­ta­ria y Bo­tón An­ti­pá­ni­co, el sis­te­ma de se­gu­ri­dad traí­do des­de los pa­gos de Ser­gio Mas­sa, y que muy bue­nos re­sul­ta­dos lo­gró en la co­mu­ni­dad de Ti­gre, por men­cio­nar al­gu­na.

-Con­ta­me más por­que el te­ma de la se­gu­ri­dad siem­pre in­tere­sa...

-Es un sis­te­ma gra­tui­to y los mu­cha­chos de Mas­sa ase­gu­ran su man­te­ni­mien­to en el tiem­po. Aho­ra van a em­pe­zar por el ba­rrio UOM – Plan Fe­de­ral, don­de se in­cor­po­ra­rán más de 180 fa­mi­lias, lue­go con­ti­nua­rán por el ba­rrio 17 de Ma­yo, pe­ga­do a Es­po­ra, y el ter­ce­ro se­rá Sán­chez Elía. -¿Cuán­do arran­can? - Van a em­pe­zar el miér­co­les y la idea es con­ti­nuar ar­mán­do­lo en dis­tin­tos sec­to­res, só­lo es ne­ce­sa­rio que los ve­ci­nos se jun­ten y quie­ran for­mar par­te del sis­te­ma lla­ma­do “Aler­ta Bue­nos Ai­res”. Sa­la­berry pa­re­ce muy en­tu­sias­ma­do con el te­ma, so­bre to­do por­que con­si­de­ra que de es­ta for­ma, y con ac­cio­nes con­cre­tas, se re­em­pla­za la fal­ta de po­lí­ti­cas de pre­ven­ción por par­te del Es­ta­do y se pue­den evi­tar de­li­tos gra­ves, co­mo por ejem­plo las en­tra­de­ras.

-Co­mo di­ría un com­pa­ñe­ro nues­tro aho­ra de­ve­ni­do en can­tor de tan­gos: to­do su­ma...

-Che, ¿te dis­te una vuel­ta por la jor­na­da de ener­gías re­no­va­bles?

-Por su­pues­to, pe­ro no só­lo me di una vuel­ta por el cóc­tel que sir­vie­ron en “La Nue­va.”,

sino que tam­bién es­tu­ve en la Bi­blio­te­ca Ri­va­da­via. Real­men­te im­pe­ca­ble, asis­tie­ron to­dos los prin­ci­pa­les ac­to­res vin­cu­la­dos con el te­ma, des­de fun­cio­na­rios, es­pe­cia­lis­tas y miem­bros de las em­pre­sas vin­cu­la­das con la lo­gís­ti­ca, to­dos reuni­dos en un mis­mo ám­bi­to don­de pu­die­ron de­ba­tir de qué ma­ne­ra pue­den ha­cer­se me­jor las co­sas.

-¿Y qué con­clu­sión te tra­jis­te?

-Que se vie­nen va­rios me­ses muy bue­nos pa­ra Bahía. Que lo que res­ta del año y el pró­xi­mo van a ser in­ten­sos en lo re­fe­ren­te al mo­vi­mien-

Pe­se a que no se lle­gó con to­dos los pla­zos ad­mi­nis­tra­ti­vos, ase­gu­ran que el acued­cu­to del Co­lo­ra­do se­ría li­ci­ta­do a me­dia­dos del mes de no­viem­bre pró­xi­mo.

pró­xi­mo van a ser in­ten­sos en lo re­fe­ren­te al mo­vi­mien­to de ae­ro­ge­ne­ra­do­res y obras ci­vi­les y que ya no que­dan du­das que el nues­tro va a ser el prin­ci­pal puer­to del país en el te­ma, ade­más de to­do lo que se vie­ne pa­ra Va­ca Muer­ta.

-Ha­blan­do de in­ver­sio­nes, ¿te lla­mó la aten­ción lo que Nue­va.” pú­bli­có “La en torno al ofre­ci­mien­to de ABSA a las em­pre­sas del Po­lo Pe­tro­quí­mi­co?

-No, por­que ha­ce tiem­po que el Es­ta­do quie­re que las com­pa­ñías se ha­gan car­go de la cons­truc­ción de las eta­pas que res­tan pa­ra lo­grar el reúso de las aguas cloa­ca­les por par­te de la in­dus­tria.

-¿Pe­ro esa plan­ta no es­tá en cons­truc­ción?

-Sí, pe­ro la obra abar­ca las eta­pas de tra­ta­mien­to pri­ma­rio y se­cun­da­rio, es de­cir, re­mo­ción de ba­rros, fos­fa­tos y ni­tró­geno, pe­ro pa­ra su uti­li­za­ción se ne­ce­si­tan rea­li­zar las eta­pas 3 y 4, pa­ra que en­tien­das me­jor; una es­pe­cie de ul­tra­fil­tra­ción. Si eso se lo­gra, se po­drá dis­po­ner de unos 79 mil m3 dia­rios de agua pa­ra uso in­dus­trial. Ve­re­mos có­mo si­guen las ne­go­cia­cio­nes, pe­ro la idea es que las em­pre­sas fi­nan­cien la in­ver­sión y ABSA les va­ya pa­gan­do con agua.

-Cam­bian­do de te­ma, con­ta­me al­go de las inun­da­cio­nes. Pa­re­ce que la mano vie­ne bra­va al nor­te de la re­gión...

-Y ni te ima­gi­nás có­mo se va a po­ner la se­ma­na que vie­ne. -¿Por qué lo de­cís? -Por­que pa­ra los pró­xi­mos días es­tá pre­vis­ta una nue­va reunión del Co­mi­té de Cuen­ca de Las En­ca­de­na­das del Oes­te, y te pue­do ase­gu­rar que el am­bien­te va a es­tar más cal­dea­do que nun­ca.

-¿Lo de­cís por el pe­di­do de tras­va­sar agua a Epe­cuén?

-No só­lo por eso, sino por có­mo se fue­ron moviendo las fi­chas en los úl­ti­mos días pa­ra lo­grar que el sub­se­cre­ta­rio pro­vin­cial de In­fraes­truc­tu­ra Hi­dráu­li­ca, Ro­dri­go Sil­vo­sa, fi­nal­men­te ac­ce­da a en­viar agua des­de las la­gu­nas de Gua­mi­ní ha­cia la de Adol­fo Al­si­na. -Da­le, con­tá... -El te­ma vie­ne de ha­ce ra­to, pe­ro se agra­vó con las llu­vias del fin de se­ma­na pa­sa­do. En al­gu­nos si­tios de la cuen­ca ca­ye­ron has­ta 100 mi­lí­me­tros, el agua re­cu­pe­ró en dos días el te­rreno que ha­bía per­di­do en un mes y se cal­dea­ron to­dos los áni­mos. Por eso, a me­dia se­ma­na am­bos con­ce­jos de­li­be­ran­tes san­cio­na­ron pro­yec­tos que ex­pre­san qué pos­tu­ra lle­va­rán a la pró­xi­ma reunión del Co­mi­té de Cuen­ca. Co­mo pa­ra ir abrien­do el pa­ra­guas y que na­die se ha­ga el sor­pren­di­do...

-¿Y cuá­les son esas pos­tu­ras?

-Gua­mi­ní, bá­si­ca­men­te, exi­ge que la Pro­vin­cia abra las com­puer­tas de Ro­li­to, en la la­gu­na Del Ve­na­do, y en­víe par­te del agua de sus la­gu­nas a Epe­cuén. Adol­fo Al­si­na, co­mo ya te ima­gi­na­rás, de­man­da que no mue­van ni un cen­tí­me­tro esas com­puer­tas sin cum­plir an­tes el com­pro­mi­so de al­tear el ca­mino de El Ma­ta­co, que se­pa­ra las la­gu­nas Del Mon­te y Del Ve­na­do.

-¿Esa obra ya fue li­ci­ta­da, no?

-Sí, pe­ro en las úl­ti­mas se­ma­nas ha­bía que­da­do en stand-by. Reanu­dar el pro­yec­to lle­va­ría un tiem­po que la gen­te de Gua­mi­ní no es­tá dis­pues­ta a so­por­tar.

-¿Tan com­pli­ca­da es la si­tua­ción?

-Mi­rá, el ar­gu­men­to que lle­va­rá Gua­mi­ní a la reunión del co­mi­té es que tie­ne su te­rri­to­rio sa­tu­ra­do de agua y sus la­gu­nas, es­pe­cial­men­te Al­si­na, es­tán al lí­mi­te. Es­to ha ele­va­do las na­pas y el ni­vel de los po­zos cie­gos, por lo que hay po­bla­cio­nes que se en­cuen­tran en es­ta­do de emer­gen­cia sa­ni­ta­ria. -¿Pa­ra tan­to, che? -En Bo­ni­fa­cio, por ejem­plo, no hay desagües cloa­ca­les y las na­pas es­tán ca­si al ni­vel del pi­so, lo que equi­va­le a de­cir que es­tán a cen­tí­me­tros de las aguas ser­vi­das. En al­gu­nas ca­sas el lí­qui­do bro­ta del pi­so. -Gra­ve. -Muy gra­ve. Por eso Gua­mi­ní va a so­li­ci­tar un ges­to de solidaridad de Adol­fo Al­si­na. En es­te pe­di­do es­pe­ra re­ci­bir el res­pal­do del res­to de los distritos de la cuen­ca, más los de otras re­gio­nes que no quie­ren sa­ber na­da con la po­si­bi­li­dad de re­ci­bir el agua que so­bra en el sis­te­ma de Las En­ca­de­na­das del Oes­te. -¿Y si no es su­fi­cien­te? -Muy pro­ba­ble­men­te jue­guen una car­ta que va a le­van­tar mu­cha po­lé­mi­ca: se­gún un in­for­me de es­pe­cia­lis­tas de una ca­sa de al­tos es­tu­dios, en es­ta emer­gen­cia el ni­vel de Epe­cuén po­dría cre­cer has­ta 4 me­tros sin que se pro­duz­can afec­ta­cio­nes de con­si­de­ra­ción.

-Real­men­te me sor­pren­de­ría mu­cho ver que la po­bla­ción de Car­hué, que aún man­tie­ne vi­vo en su me­mo­ria el ho­rror por el hun­di­mien­to de la vi­lla Epe­cuén, ac­ce­da a re­ci­bir tan­ta agua.

-A mí tam­bién, pe­ro no es me­nos cier­to que Gua­mi­ní ne­ce­si­ta un ali­vio ur­gen­te. Y pa­ra eso qui­zá no sea ne­ce­sa- rio ele­var Epe­cuén 4 me­tros, sino ape­nas uno o me­nos. Ne­go­cia­cio­nes son ne­go­cia­cio­nes. A ve­ces uno pi­de de más pa­ra lo­grar un ob­je­ti­vo me­nor...

-Es­pe­re­mos a ver qué su­ce­de, en­ton­ces, con los me­jo­res de­seos de que pri­me la co­la­bo­ra­ción, la solidaridad y la sen­sa­tez. -Sin du­das. -Bueno, mien­tras pe­dís otro ca­fé te cuen­to que si que­rés en­te­rar­te có­mo ven va­rios es­pe­cia­lis­tas el fu­tu­ro in­me­dia­to del país en po­lí­ti­ca y eco­no­mía, ma­ña­na te­nés una bue­na opor­tu­ni­dad. -¿Cuál es? -La cuar­ta jor­na­da que or­ga­ni­zan la Cá­ma­ra del Co­mer­cio de Bahía y la Cá­ma­ra Ar­gen­ti­na de Co­mer­cio: en el Teatro Mu­ni­ci­pal ha­bla­rán Dan­te Si­ca, Enrique Zu­le­ta Pu­cei­ro y Jor­ge Asís. Tres en­fo­ques dis­tin­tos pe­ro muy atrac­ti­vos...

--Es pa­ra ir a es­cu­char­los. Gra­cias. ¿Al­go del cam­po?

—Ten­go una del cam­po, o me­jor di­cho de la ex­po­si­ción de Bor­deu, que em­pie­za en 15 días.

—Sí, ya sé, los ga­na­de­ros se que­jan por la pre­sión im­po­si­ti­va, por­que no pue­den ex­por­tar y por­que el pre­cio del ga­na­do en pie no les cie­rra.

—Na­da que ver. Le pi­fias­te en la ma­yo­ría de los co­men­ta­rios. Las abun­dan­tes llu­vias, en es­pe­cial en el sec­tor más ári­do del cen­tro-sur del sud­oes­te bo­nae­ren­se, han re­no­va­do el áni­mo —y las pas­tu­ras— y, más allá de que al­gu­nos di­cen que pa­gan el mis­mo im­pues­to dos o tres ve­ces, el mer­ca­do es­tá sos­te­ni­do y de­man­dan­te. En es­te sen­ti­do, con lo in­terno cu­bier­to no se preo­cu­pan de­ma­sia­do en agre­gar ki­los a los ani­ma­les pa­ra ex­por­tar, al me­nos con es­te va­lor del dó­lar que, ase­gu­ran, es­tá re­tra­sa­do. Los vien­tres se re­tie­nen y el stock bo­vino con­ti­núa en al­za.

—La ex­po­si­ción se ha­rá con buen cli­ma en­ton­ces...

—Sí, aun­que ha­brá que con­sul­tar a “Me­teo­ri­to” pa­ra ter­mi­nar de re­don­dear la idea. —Sí leí ayer en Con el Cam

po que vol­vió a su­bir el re­gis­tro de ani­ma­les pa­ra las ju­ras de cla­si­fi­ca­ción. ¿Se sa­be al­go res­pec­to de las ven­tas?

—Los re­ma­tes de ex­po­si­cio­nes y de ca­ba­ñas vie­nen a un rit­mo por de­más in­tere­san­te y, co­mo en Bor­deu se obli­ga a ven­der to­do lo ju­ra­do, na­die du­da que los va­lo­res que lo­gra­rán se­rán ex­ce­len­tes por­que la de­man­da por más ge­né­ti­ca es­tá ins­ta­la­da. La re­fe­ren­cia a su­pe­rar es de 13.618.700 pe­sos, que se co­mer­cia­li­zó el lu­nes de ven­tas del año pa­sa­do. El Sa­pi­to Bioc­ca es­ta­rá en­fras­ca­do en es­te te­ma, cla­ro.

—En­ton­ces ima­gino que ven­drán los mi­nis­tros de Agroin­dus­tria, más aún que es­ta­re­mos a tres se­ma­nas de las elec­cio­nes...

—Hummmm... Leo­nar­do Sar­quís, el bo­nae­ren­se, tie­ne un com­pro­mi­so en el ex­te­rior y Ri­car­do Bur­yai­le siem­pre an­da con la agen­da car­ga­da. Pe­ro pue­de ha­ber sor­pre­sas: se es­tá ges­tio­nan­do la pre­sen­cia de otro mi­nis­tro de la Na­ción, so­bre lo cual só­lo pue­do de­cir, an­tes que in­sis­tas en pre­gun­tar­me, que se­ría el je­fe de to­dos ellos. Ha­brá que es­pe­rar... -¿Al­go más? -Sí, sa­cá los co­co­dri­los y pa­gá que nos va­mos. Has­ta la se­ma­na que vie­ne...

Con muy bue­nas ex­pec­ta­ti­vas se es­pe­ra la pró­xi­ma edi­ción de la ex­po­si­ción de Bor­deu, que ten­drá lu­gar en­tre el ve­ni­de­ro jue­ves 28 y el 2 de oc­tu­bre.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Pe­se a la pos­ter­ga­ción en la li­ci­ta­ción, na­da ha­ce pe­li­grar la rea­li­za­ción del acue­duc­to del Co­lo­ra­do.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

no dan tre­gua. El ce­men­te­rio de Bo­ni­fa­cio se en­cuen­tra ba­jo agua. Las inun­da­cio­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.