Bue­na Vis­ta So­cial Club: a 20 años de la ex­plo­sión de la “World Mu­sic”

De un día pa­ra el otro el mun­do co­men­zó a es­cu­char mú­si­ca tra­di­cio­nal cu­ba­na. To­dos agra­de­ci­dos.

La Nueva Domingo - - DOMINGO -

El tí­tu­lo “Bue­na Vis­ta So­cial Club” re­mi­te, co­mo sig­ni­fi­ca­do in­me­dia­to, a una gra­ba­ción ocu­rri­da ha­ce 20 años que pu­so en re­lie­ve a la mú­si­ca tra­di­cio­nal po­pu­lar cu­ba­na y que, a raíz de su ines­pe­ra­do su­ce­so in­ter­na­cio­nal, ayu­dó a pro­pul­sar to­do un mo­vi­mien­to de mer­ca­do que in­te­gró mú­si­cas te­rri­to­ria­les ba­jo la no­men­cla­tu­ra de “World Mu­sic”.

Fue el re­gis­tro, en par­te aza­ro­so, de un co­lec­ti­vo de mú­si­cos cu­ba­nos tan ex­cel­sos co­mo pos­ter­ga­dos de to­do cré­di­to en un ges­to que se pro­po­nía reivin­di­car la tra­di­ción mu­si­cal cu­ba­na que ha­bía te­ni­do re­la­cio­nes con­tra­dic­to­rias con el pro­ce­so de la re­vo­lu­ción so­cia­lis­ta.

“Bue­na Vis­ta So­cial Club” es el nom­bre de un an­ti­guo club so­cial de La Ha­ba­na y el de una for­ma­ción cu­ba­na de los ‘90. Y fue el nom­bre con el que se pre­sen­tó una gra­ba­ción im­pul­sa­da por el gui­ta­rris­ta es­ta­dou­ni­den­se Ry Coo­der, pu­bli­ca­da el 16 de sep­tiem­bre de 1997, con mú­si­cos tra­di­cio­na­les de la is­la.

Allí es­ta­ban Ma­nuel “Pun­ti­lli­ta” Li­cea, Com­pay Se­gun­do, Ru­bén González, Ibrahim Fe­rrer, Pío Leyva, Oma­ra Por­tuon­do, Elia­des Ochoa, Ma­nuel “Gua­ji­ro” Mi­ra­bal, Ama­di­to Val­dés, Bar­ba­ri­to To­rres, Juan de Mar­cos González y Pa­pi Ovie­do.

Una pe­lí­cu­la cla­ve

El di­rec­tor de cine ale­mán Wim Wen­ders gra­bó una pre­sen­ta­ción rea­li­za­da en Ams­ter­dam, en 1998, se­gui­da de un se­gun­do con­cier­to en el Car­ne­gie Hall, de Nue­va York, que fue el cen­tro de su do­cu­men­tal (1999). El éxi­to de la cin­ta pre­ci­pi­tó un inusi­ta­do in­te­rés por la mú­si­ca cu­ba­na.

Fue el ini­cio de con­cier­tos, gi­ras, lan­za­mien­tos de dis­cos so­lis­tas de ca­da uno de sus in­te­gran­tes y la con­so­li- da­ción de una eti­que­ta de mer­ca­do, en tiem­pos en los que to­da­vía exis­tían las ba­teas, y que la in­dus­tria in­ten­tó re­pli­car y co­mer­cia­li­zar con ar­tis­tas lo­ca­les del “ter­cer mun­do” que es­ta­ban fue­ra de la es­ce­na in­ter­na­cio­nal.

El he­cho ori­gi­nal tu­vo su do­sis de azar: la reunión de mú­si­cos pa­ra que re­me­da­ran la “era de oro” de la mú­si­ca cu­ba­na (1930-1950) fue una idea sus­ti­tu­ta lue­go de que fra­ca­sa­ra el plan ori­gi­nal: una reunión en­tre ar­tis­tas cu­ba­nos y otros de Ma­lí, país con una ri­ca pro­sa­pia mu­si­cal. Ese en­cuen­tro fa­lli­do se con­cre­tó mu­chos años des­pués, en 2011, en otro dis­co ti­tu­la­do Afro­cu­bism, que bien me­re­ce ser es­cu­cha­do.

Bue­na Vis­ta era un club so­cial que lle­va­ba su nom­bre por el po­pu­lo­so ba­rrio en el que es­ta­ba an­cla­do.

“La so­cie­dad cu­ba­na y ca­ri­be­ña e in­clu­so la de New Or­leans es­ta­ba or­ga­ni­za­da al­re­de­dor de es­tos clu­bes so­cia­les. Ha­bía clu­bes de en­vol­ve­do­res de ci­ga­rri­llos, de ju­ga­do­res de béis­bol y ju­ga­ban car­tas y prac­ti­ca­ban de­por­tes y te­nían sus mas­co­tas, co­mo pe­rros.

En el ca­so del Bue­na Vis­ta So­cial Club, allí se reunían mú­si­cos, co­mo en los clu­bes de los Es­ta­dos Uni­dos”, en­fa­ti­zó Coo­der.

TÉLAM

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.