“Dé­bo­ra no te­nía un diag­nós­ti­co de he­pa­ti­tis”

El pe­rio­dis­ta Mar­ce­lo Bo­ne­lli acu­só al sa­na­to­rio de “em­ba­rrar la can­cha”, lue­go de que una ver­sión di­fun­di­da por la em­pre­sa in­di­ca­ra que la con­duc­to­ra mu­rió por pro­ble­mas de hí­ga­do.

La Nueva Domingo - - SOCIEDAD -

Dé­bo­ra Pé­rez Volpin "no te­nía un diag­nós­ti­co de he­pa­ti­tis", afir­ma­ron ayer fuen­tes cer­ca­nas a la que­re­lla de la fa­mi­lia, en re­fe­ren­cia al cua­dro com­ple­jo in­vo­ca­do por el cen­tro mé­di­co del Sa­na­to­rio Tri­ni­dad de Pa­ler­mo, don­de la le­gis­la­do­ra porteña y pe­rio­dis­ta mu­rió el mar­tes pa­sa­do du­ran­te una en­dos­co­pía.

"La he­pa­ti­tis re­per­cu­te en la san­gre, no te co­lap­sa los pul­mo­nes ni te per­fo­ra el es­tó­ma­go", di­je­ron fuen­tes cer­ca­nas a la que­re­lla de la fa­mi­lia de Pé­rez Volpin, quien mu­rió de un pa­ro cor­dio­rres­pi­ra­to­rio.

Se­gún una ver­sión di­fun­di­da por el dia­rio "Cla­rín", fuen­tes del sa­na­to­rio in­di­ca­ron que la le­gis­la­do­ra lle­gó al cen­tro mé­di­co con una "he­pa­ti­tis im­por­tan­te, lí­qui­do en ca­vi­dad ab­do­mi­nal y al­re­de­dor del hí­ga­do, de­rra­mes en el tó­rax, prin­ci­pio de hi­per­ten­sión por­tal e ic­te­ri­cia".

Pa­ra los abo­ga­dos de los fa­mi­lia­res de la le­gis­la­do­ra, lo que tras­cen­dió des­de la clí­ni­ca "no es una ex­pli­ca­ción de lo que pa­só", y acla­ra­ron que "sí es cier­to que una fa­mi­liar que es mé­di­ca en­con­tró un va­lor ele­va­do en el aná­li­sis (de san­gre) del lu­nes que po­dría in­di­car una he­pa­ti­tis, pe­ro no se mu­rió de he­pa­ti­tis".

Se­gún re­la­tó la fa­mi­lia, "en los días pre­vios (a la in­ter­na­ción), te­nía un do­lor de pan­za muy fuer­te, pa­re­ci­do a una gas­tri­tis crónica. Se ve­nía ha­cien­do aná­li­sis pe­ro no sur­gía na­da".

La le­gis­la­do­ra y pe­rio­dis­ta acu­dió el lu­nes pa­sa­do a la guar­dia del sa­na­to­rio La Tri­ni­dad con un do­lor ab­do­mi­nal muy fuer­te, allí le hi­cie­ron una se­rie de es­tu­dios "en los que no sa­lía na­da", por lo que que­dó in­ter­na­da pa­ra ha­cer­se una en­dos­co­pía al día si­guien­te.

Tras la ver­sión de que la "he­pa­ti­tis im­por­tan­te" hu­bie­ra te­ni­do un pa­pel en el desen­la­ce, el pe­rio­dis­ta Mar­ce­lo Bo­ne­lli, com­pa­ñe­ro du­ran­te más de una dé­ca­da de Pé­rez Volpin en Ca­nal 13, acu­só al sa­na­to­rio La Tri­ni­dad de "em­ba­rrar la can­cha".

"Más allá de esas ver­sio­nes an­to­ja­di­zas y no ofi­cia­les de la clí­ni­ca, lo con­cre­to es que Dé­bo­ra es­ta­ba sa­na, que te- nía un pro­ble­ma, por eso se in­ter­nó, pe­ro no por un pro­ble­ma pa­ra mo­rir­se al otro día", en­fa­ti­zó Bo­ne­lli en su pro­gra­ma de Ra­dio Mi­tre.

Bo­ne­lli, quien no pu­do con­te­ner el llan­to al re­la­tar la muer­te de su com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo, sa­lió con­tra esas ver­sio­nes.

"Los mé­di­cos des­pués que fa­lle­ció es­tu­vie­ron diez mi­nu­tos con los fa­mi­lia­res y di­je­ron in­cohe­ren­cias o co­sas co­mo di­cien­do que es­to es in­com­pren­si­ble. Se mu­rió por al­go con­cre­to y la clí­ni­ca, que aho­ra lan­za ver­sio­nes pa­ra tra­tar de em­pio­jar la co­sa, des­de el mi­nu­to uno en vez de de­cir las co­sas tal co­mo son, di­jo co­sas muy muy va­gas. Por eso to­dos es­ta­mos do­li­dos y que­re­mos que la co­sa se es­cla­rez­ca".

ARCHIVO LA NUE­VA.

Dé­bo­ra Pé­rez Volpin fue du­ran­te más de dos dé­ca­das una de las ca­ras vi­si­bles del Ca­nal 13 y con­du­jo "Arri­ba Ar­gen­ti­nos" con Mar­ce­lo Bo­ne­lli.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.