Un me­cá­ni­co sui­ci­da ro­bó un avión va­cío y lue­go se es­tre­lló

El hom­bre se apo­de­ró de un bi­mo­tor sin pa­sa­je­ros en Seattle y efec­tuó va­rias acro­ba­cias con el apa­ra­to an­tes de es­tre­llar­se en la bahía de esa ciu­dad del no­roes­te de Es­ta­dos Uni­dos.

La Nueva Domingo - - EL MUNDO -

El hom­bre, de 29 años, era re­si­den­te de Pier­ce y ac­tuó so­lo, in­di­có la po­li­cía. No ha­bía pa­sa­je­ros en el avión cuan­do se es­tre­lló en la bahía.

Un me­cá­ni­co “sui­ci­da” de 29 años ro­bó un bi­mo­tor sin pa­sa­je­ros en Seattle y efec­tuó va­rias acro­ba­cias con el apa­ra­to an­tes de es­tre­llar­se en la bahía de es­ta ciu­dad del no­roes­te de Es­ta­dos Uni­dos.

La po­li­cía lo­cal des­car­tó rá­pi­da­men­te el ca­rác­ter “te­rro­ris­ta” del in­ci­den­te y ase­gu­ró que el me­cá­ni­co de la com­pa­ñía Alas­ka Air­li­nes ac­tuó so­lo y que te­nía cier­tas ten­den­cias sui­ci­das.

La di­rec­ción del ae­ro­puer­to de Seattle-Ta­co­ma, si­tua­do al sur de es­ta gran me­tró­po­lis del Es­ta­do de Was­hing­ton, no de­ta­lló las cir­cuns­tan­cias en que el me­cá­ni­co lo­gró ha­cer des­pe­gar el avión, un bi- mo­tor a hé­li­ce Bom­bar­dier Q400, con ca­pa­ci­dad pa­ra cer­ca de 80 per­so­nas.

Dos ca­za-bom­bar­de­ros F-15 per­si­guie­ron al avión tras su des­pe­gue, pe­ro “no es­tu­vie­ron in­vo­lu­cra­dos en el in­ci­den­te”, in­di­ca­ron por su la­do los ser­vi­cios de la po­li­cía lo­cal.

Un vi­deo ama­teur di­fun­di­do en las re­des so­cia­les mos­tra­ba el avión ha­cien­do una acro­ba­cia en el ai­re, y lue­go vo­lan­do a ba­ja al­tu­ra so­bre el agua.

La ae­ro­na­ve se es­tre­lló en Pu­get Sound, el es­tre­cho de mar que co­lin­da con Seattle, in­di­có el ae­ro­puer­to de Seattle-Ta­co­ma, sub­ra­yan­do que las ope­ra­cio­nes ha­bían si­do re­to­ma­das con nor­ma­li­dad en esa ter­mi­nal.

“Em­pe­cé a fil­mar por­que me pa­re­ció ex­tra­ño”, ase­gu­ró en de­cla­ra­cio­nes a la CNN John Wal­dron, que fil­mó el ví­deo del ac­ci­den­te pu­bli­ca­do en Twit­ter.

Wal­dron ex­pli­có a la ca­de­na es­ta­dou­ni­den­se que pa­sea­ba por la is­la de Ke­tron cuan­do vio dos avio­nes mi­li­ta­res que per­se­guían al bi­mo­tor. En un prin­ci­pio, cre­yó que se tra­ta­ba de un en- tre­na­mien­to, pe­ro rá­pi­da­men­te se dio cuen­ta de que los dos F-15 in­ten­ta­ban de­te­ner la na­ve de Alas­ka Air­li­nes que hi­zo un gi­ro de 360 gra­dos en el ai­re.

“Es in­creí­ble que pu­die­ra en­de­re­zar la na­ve”, afir­mó Wal­dron, quien re­cor­dó que lo más ba­jo que se en­con­tró el avión fue­ron “unos 30 me­tros por en­ci­ma de la su­per­fi­cie del agua”.

El avión se di­ri­gió en­se­gui­da ha­cia la is­la de Ke­tron. Wal­dron de­jó de gra­bar en­ton­ces y co­rrió pa­ra po­ner­se a cu­bier­to.

“Cuan­do me di la vuel­ta, vi un des­te­llo de luz y lue­go una hu­ma­ra­da. Así que pen­sé: Dios mío, creo que se ha es­tre­lla­do”, ex­pli­có Wal­dron.

Un re­gis­tro del au­dio en­tre el me­cá­ni­co iden­ti­fi­ca­do co- mo “Rich” o “Ri­chard” y la torre de con­trol es­bo­za un re­tra­to com­ple­jo del jo­ven, al­ter­na­ti­va­men­te ex­ci­ta­do, con­fu­so y cal­ma­do, se­gún el au­dio di­fun­di­do por el pe­rió­di­co Seattle Ti­mes.

El hom­bre di­jo pri­me­ro que te­nía su­fi­cien­te ga­so­li­na “pa­ra ir a ver la mon­ta­ña Olim­pus”, ubi­ca­da en el es­ta­do de Was­hing­ton, cer­ca de la fron­te­ra ca­na­dien­se, an­tes de preo­cu­par­se de que el com­bus­ti­ble se hu­bie­ra con­su­mi­do “más rá­pi­do de lo que pen­sa­ba”, se­gún el au­dio di­fun­di­do por el ro­ta­ti­vo.

Des­pués de que la torre de con­trol in­ten­tó con­ven­cer­lo de que ate­rri­za­ra en una ba­se mi­li­tar cer­ca­na, el hom­bre di­jo que te­mía que los mi­li­ta­res “le hi­cie­ran pa­sar un mal mo­men­to”.

REUTERS

Mo­men­tos de in­cer­ti­dum­bre se vi­vie­ron en­tre los pa­sa­je­ros de Alas­ka Air­li­nes al en­te­rar­se del in­ci­den­te pro­du­ci­do por un me­cá­ni­co de esa com­pa­ñía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.