Lle­gan car­tas

La po­si­ción ar­gen­ti­na

La Nueva - - OPINIÓN. -

GUE­RRA. En el mar­co de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, el go­bierno del pre­si­den­te Ra­món S. Castillo ha­bía man­te­ni­do una muy es­tric­ta neu­tra­li­dad con la po­si­bi­li­dad de que al ca­bo de las pró­xi­mas elec­cio­nes, el pro­ba­ble can­di­da­to a ser elec­to mos­tra­se un ses­go fa­vo­ra­ble a los alia­dos, con la con­si­guien­te in­quie­tud de los sec­to­res cas­tren­ses que sim­pa­ti­za­ban y se mos­tra­ban pro­cli­ves ha­cia las na­cio­nes del Eje. Has­ta que fi­nal­men­te, an­te la ame­na­za de ser la Ar- gen­ti­na ex­clui­da de la eta­pa fun­da­cio­nal de las Na­cio­nes uni­das, de­cla­rar la gue­rra a Ja­pón y a Ale­ma­nia por ser alia­da del im­pe­rio del sol na­cien­te.

Bas­ta acu­dir a los pa­rá­me­tros com­pa­ra­ti­vos de la Ar­gen­ti­na en el con­cier­to de las na­cio­nes en esos años pa­ra com­pro­bar que he­mos si­do so­bre­pa­sa­dos lar­ga­men­te por Ca­na­dá, con quien es­tá­ba­mos ca­si a la par y su­pe­rá­ba­mos a Aus­tra­lia. En La­ti­noa­mé­ri­ca éra­mos lí­de­res ab­so­lu­tos, con un PBI su­pe­rior a la su­ma de los PBI del res­to de las na­cio­nes la­ti­noa­me­ri­ca­nas.

Eu­ge­nio Luis Bez­zo­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.