EE.UU. y Cu­ba dan por he­cho un acuer­do his­tó­ri­co

Res­ta­ble­cen re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas, con la reaper­tu­ra de em­ba­ja­das en La Ha­ba­na y Was­hing­ton.

La Nueva - - AL DÍA - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

¿FIN AL EM­BAR­GO ECO­NÓ­MI­CO? Cu­ba y Es­ta­dos Uni­dos acor­da­ron for­mal­men­te en la vís­pe­ra el res­ta­ble­ci­mien­to de las re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas bi­la­te­ra­les, tras dos años de ne­go­cia­cio­nes en­tre los ex ri­va­les de la Gue­rra Fría cu­yos víncu­los es­ta­ban ro­tos des­de 1961.

Los pre­si­den­tes Raúl Cas­tro y Ba­rack Oba­ma con­fir­ma­ron el his­tó­ri­co pac­to que per­mi­ti­rá la reaper­tu­ra de em­ba­ja­das en las ca­pi­ta­les de los dos paí­ses du­ran­te el ve­rano bo­real.

"Ha­ce un año pu­do pa­re­cer im­po­si­ble que Es­ta­dos Uni­dos vol­vie­ra a izar su ban­de­ra, de ba­rras y es­tre­llas, en una em­ba­ja­da en La Ha­ba­na", di­jo Oba­ma, quien ha­bló en los jar­di­nes de la Ca­sa Blan­ca.

El se­cre­ta­rio de Es­ta­do es­ta­dou­ni­den­se, John Kerry, via­ja­rá a La Ha­ba­na a fi­nes de es­te mes a una ce­re­mo­nia de iza­mien­to de ban­de­ra pa­ra la reaper­tu­ra de la em­ba­ja­da es­ta­dou­ni­den­se en la ca­pi­tal cu­ba­na.

En tan­to, Cas­tro sos­tu­vo "que la par­te cu­ba­na asu­me es­ta decisión, ani­ma­da por la in­ten­ción re­cí­pro­ca de desa­rro­llar re­la­cio­nes res­pe­tuo­sas y de coo­pe­ra­ción", se­gún una car­ta di­ri­gi­da a Oba­ma y que fue leí­da por la te­le­vi­sión es­ta­tal.

El anun­cio for­mal de am­bos man­da­ta­rios cum­ple con el com­pro­mi­so rea­li­za­do ha­ce seis me­ses y me­dio cuan­do di­je­ron que tra­ba­ja­rían por re­lan­zar los ne­xos di­plo­má­ti­cos.

Des­pués de 18 me­ses de ne­go­cia­cio­nes se­cre­tas apo­ya­das por la me­dia­ción del Pa­pa Fran­cis­co y el Go­bierno de Ca­na­dá, los dos lí­de­res anun­cia­ron en di­ciem­bre de 2014 que pla­nea­ban re­abrir las em­ba­ja­das en sus res­pec­ti­vas ca­pi­ta­les y nor­ma­li­zar las re­la­cio­nes.

La ac­tual Sec­ción de In­tere­ses de Es­ta­dos Uni­dos en La Ha­ba­na, fun­da­da en 1977 du­ran­te el Go­bierno del de­mó­cra­ta Jimmy Car­ter, se con­ver­ti­rá en em­ba­ja­da, lo mis­mo que su­ce­de­rá con la mi­sión di­plo­má­ti­ca de Cu­ba en Was­hing­ton.

El man­da­ta­rio cu­bano, que re­em­pla­zó en 2008 a su her­mano Fidel por ra­zo­nes de sa­lud en la pre­si­den­cia del país, di­jo en una de­cla­ra­ción que con el re­lan­za­mien­to de los víncu­los di­plo­má­ti­cos con­clu­ye la pri­me­ra eta­pa de lo que "se­rá un lar­go y com­ple­jo pro­ce­so ha­cia la nor­ma­li­za­ción".

"No po­drá ha­ber re­la­cio­nes nor­ma­les en­tre Cu­ba y Es­ta­dos Uni­dos mien­tras se man­ten­ga el blo­queo (em­bar­go) eco­nó­mi­co, co­mer­cial y fi­nan­cie­ro que se apli­ca con to­do ri­gor, pro­vo­ca da­ños y ca­ren­cias al pue­blo cu­bano y es el prin­ci­pal obs­tácu­lo al de­sa­rro­llo de nues­tro país", agre­gó.

Con las re­la­cio­nes di­plo­má­ti­cas res­tau­ra­das, Was­hing­ton y la Ha­ba­na en­fren­tan el re­to más di­fí­cil: la nor­ma­li­za­ción de los ne­xos en ge­ne­ral.

Los prin­ci­pa­les obs­tácu­los in­clu­yen el em­bar­go eco­nó­mi­co a la is­la ca­ri­be­ña y la de­vo­lu­ción de la ba­se na­val es­ta­dou­ni­den­se en la Bahía de Guantánamo, en el ex­tre­mo más orien­tal de la is­la, que Was­hing­ton ha ren­ta­do des­de 1903.

El acuer­do con Cu­ba es un gran lo­gro di­plo­má­ti­co pa­ra Oba­ma, quien fue cri­ti­ca­do por sus tro­pie­zos en po­lí­ti­ca ex­te­rior.

ARCHIVO

Ba­rack Oba­ma, jun­to a Raúl Cas­tro, los lí­de­res de un acuer­do que, de re­fren­dar­se, ter­mi­na­rá con 54 años de un du­rí­si­mo dis­tan­cia­mien­to..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.