Preo­cu­pan los de­li­tos en un ba­rrio de Tres Arro­yos

En ape­nas nue­ve días se re­gis­tra­ron dos ro­bos en do­mi­ci­lios del mis­mo sec­tor. En uno de los he­chos ac­tua­ron tres de­lin­cuen­tes ar­ma­dos.

La Nueva - - SEGURIDAD -

ES­PE­RAN ÓR­DE­NES DE ALLA­NA­MIEN­TO

Los ve­ci­nos del ba­rrio Re­si­den­cial de Tres Arro­yos es­tán preo­cu­pa­dos, lue­go que dos vi­vien­das de esa zo­na re­sul­ta­ran blan­co de los la­dro­nes en ape­nas nue­ve días.

El he­cho más vio­len­to se pro­du­jo an­te­ayer, en el in­mue­ble ubi­ca­do en Is­ti­lart 516, per­te­ne­cien­te a Gra­cie­la Viz­zo­li­ni.

Allí in­gre­sa­ron tres de­lin­cuen­tes ar­ma­dos y en­ca­pu­cha­dos, quie­nes re­du­je­ron a las per­so­nas que se en­con­tra­ban cui­dan­do el lu­gar, tras el fa­lle­ci­mien­to de la mu­jer ocu­rri­do en no­viem­bre del año pa­sa­do.

Tras­cen­dió que los des­co­no­ci­dos es­ca­pa­ron del si­tio con un bo­tín que os­ci­la­ría los 20 mil pe­sosl.

Pe­ro en la vís­pe­ra se pu­do sa­ber que pre­vio a ese he­cho, pre­ci­sa­men­te el do­min­go 21 de ju­nio, fue per­pe­tra­do otro ro­bo en la vi­vien­da si­tua­da en Pe­lle­gri­ni 291, per­te­ne­cien­te a la fa­mi­lia Mar­tí­nez Ro­se­lló, aun­que en es­ta oca­sión el ilí­ci­to se co­me­tió en cir­cuns­tan­cias que no ha­bía mo­ra­do­res en el lu­gar. Tal co­mo con­fir­mó un alle­ga­do a los pro­pios dam­ni­fi­ca­dos, quie­nes se ex­cu­sa­ron de ha­cer de­cla­ra­cio­nes, los su­je­tos in­gre­sa­ron lue­go de sal­tar una pa­red que da so­bre la ca­lle Fa­lu­cho y for­za­ron la per­sia­na de una ven­ta­na que da a la co­ci­na.

Se­gún pu­do sa­ber­se, los la­dro­nes se lle­va­ron dis­tin­tos ele­men­tos en­tre los que se ha­lla­ban be­bi­das, he­rra­mien­tas, perfumes y pren­das de ves­tir.

Lla­ma­ti­va­men­te no sus­tra­je­ron nin­guno de los elec­tro­do­més­ti­cos, co­mo por ejem­plo cá­ma­ras fo­to­grá­fi­cas, el te­le­vi­sor y otros ele­men­tos elec­tró­ni­cos.

Los dam­ni­fi­ca­dos fue­ron ad­ver­ti­dos de lo su­ce­di­do por un ve­cino que se co­mu­ni­có te­le­fó­ni­ca­men­te al ad­ver­tir que es­ta­ba abier­ta una de las ho­jas de la puer­ta del ga­ra­je, su­pues­ta­men­te uti­li­za­da por los de­lin­cuen­tes pa­ra re­ti­rar­se de la vi­vien­da.

Una par­ti­cu­la­ri­dad de es­te he­cho es que los la­dro­nes eli­gie­ron las be­bi­das y los perfumes que sus­tra­je­ron, ya que úni­ca­men­te de­ja­ron los de fa­bri­ca­ción na­cio­nal, lle­ván­do­se los im­por­ta­dos.

En tan­to, con res­pec­to al he­cho co­me­ti­do en la ca­sa de la fa­mi­lia Viz­zo­li­ni, la po­li­cía con­ti­nua­ba aguar­dan­do las ór­de­nes de alla­na­mien­to, que per­mi­tie­ran ob­te­ner al­gu­nas prue­bas de car­go en el mar­co de las in­ves­ti­ga­cio­nes lle­va­das ade­lan­te.

AGEN­CIA TRES ARRO­YOS

En Pe­lle­gri­ni al 200 in­gre­sa­ron en au­sen­cia de los due­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.