Un edi­fi­cio que espera y no de­ses­pe­ra

La To­rre Bi­cen­te­na­rio es­tá lis­ta, pe­ro la ma­yor par­te si­gue de­socu­pa­da. Ase­gu­ran que los pi­sos es­tán ven­di­dos y que so­lo fal­ta con­cre­tar con­tra­tos de al­qui­ler.

La Nueva - - LA CIUDAD - Ma­rio Mi­ner­vino mmi­ner­vino@la­nue­va.com

FI­NA­LI­ZA­CIÓN DEL EX CEN­TRO CÍ­VI­CO La sen­sa­ción es par­ti­cu­lar ape­nas se ac­ce­de a la plan­ta ba­ja de la To­rre Bi­cen­te­na­rio, en la pri­me­ra cua­dra de Dra­go. Si bien el lu­gar apa­re­ce ter­mi­na­do, ge­ne­ra la sen­sa­ción de ser un es­pa­cio en cons­truc­ción o, al me­nos, en eta­pa de ter­mi­na­ción.

Un ama­ble por­te­ro ocu­pa un mos­tra­dor pre­ca­rio o cir­cuns­tan­cial mien­tras un gru­po de ope­ra­rios avan­za con la co­lo­ca­ción del pi­so en el lo­cal a la ca­lle, fu­tu­ra se­de del Mu­seo del De­por­te.

La es­ca­le­ra que con­du­ce al pri­mer pi­so, so­bre uno de los cos­ta­dos del hall, im­pac­ta con su re­ves­ti­mien­to de már­mol y su tra­za cur­va, pe­ro to­da­vía ca­re­ce de pa­sa­ma­nos. Se per­ci­be, en ge­ne­ral, un mo­vi­mien­to que pa­re­ce inade­cua­do al as­pec­to in­te­gral del lu­gar.

Inau­gu­ra­do ha­ce dos años, el edi­fi­cio es­tá ocu­pa­do en un 30%, con 6 de sus 10 pi­sos aún li­bres. "El con­tex­to es di­fí­cil y mu­chas de­ci­sio­nes se de­mo­ran an­te un pa­no­ra­ma de in­cer­ti­dum­bre ge­ne­ral", se­ña­lan des­de Bue­nos Ai­res los in­te­gran­tes de la fir­ma Amer­cón SA, de di­la­ta­da tra­yec­to­ria en el cam­po in­mo­bi­lia­rio e in­te­gran­te del fi­dei­co­mi­so que en 2011 com­ple­tó la cons­truc­ción de la to­rre pa­ra­li­za­da des­de 1969.

La fir­ma men­cio­nó a es­te dia­rio que to­dos los pi­sos "ya fue­ron ven­di­dos", con lo cual lo que fal­ta es con­cre­tar con­tra­tos de al­qui­ler.

"Hay va­rios in­tere­sa­dos, que se­gu­ra­men­te ter­mi­na­rán de de­ci­dir­se con los me­ses y la economía asen­ta­da", se­ña­la­ron.

En la ac­tua­li­dad, en el lu­gar fun­cio­nan el Con­su­la­do de Es­pa­ña (4º pi­so), una de­le­ga­ción del IN­TI (Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Tec­no­lo­gía In­dus­trial) y del Con­su­la­do de Fran­cia (7º pi­so) y una fir­ma de­di­ca­da a la in­for­má­ti­ca y al de­sa­rro­llo de soft­wa­re (9º). El res­to se man­tie­ne de­socu­pa­do, es­tan­do el se­gun­do pi­so, pro­pie­dad del mu­ni­ci­pio, ce­di­do en co­mo­da­to a la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal del Sur.

Los edi­fi­cios des­ti­na­dos a ofi­ci­nas fue­ron una ti­po­lo­gía usual en los pri­me­ros años del si­glo pa­sa­do y se con­so­li­da­ron a fi­nes de la dé­ca­da del '50. Pri­me­ro fue­ron pa­la­ce­tes con "es­cri­to­rios pa­ra al­qui­lar", por ca­so los ubi­ca­dos en la Cen­tral Mu­ñiz, de O'Hig­gins y Chi­cla­na, así co­mo los de la Ga­le­ría Peu­ser o New Lon­don.

A me­dia­dos del si­glo apa­re­cie­ron los pri­me­ros en al­tu­ra, por ca­so La Co­mer­cia­li­na (San Mar­tín y Al­si­na) y el Pi­zá Ro­ca (Dra­go y ave­ni­da Co­lón).

La ac­tua­li­dad de la To­rre Bi­cen­te­na­rio re­cuer­da lo ocu­rri­do --sal­van­do las es­ca­las-- con el Em­pi­re Sta­te Buil­ding de Nue­va York. Inau­gu­ra­do en 1931, ple­na de­pre­sión eco­nó­mi­ca mun­dial, la fal­ta de in­tere­sa­dos en ocu­par sus 102 pi­sos lle­vó a re­bau­ti­zar­lo co­mo "Em­pty" (va­cío). El lu­gar no fue ren­ta­ble has­ta 1950, sien­do hoy uno de los si­tios me­jor co­ti­za­dos de esa ciu­dad.

En la to­rre fun­cio­na­rá fi­nal­men­te el Mu­seo del De­por­te. An­tes se en­con­tra­ba en la Es­ta­ción Sud y se ana­li­zó lle­var­lo al sub­sue­lo de la Mu­ni­ci­pa­li­dad.

Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS - LA NUE­VA.

La To­rre Bi­cen­te­na­rio, un em­pren­di­mien­to que vol­vió a vi­vir. La obra ha­bía per­ma­ne­ci­do pa­ra­li­za­da des­de 1969.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.