FMI avi­sa de un enor­me agu­je­ro fi­nan­cie­ro grie­go

El to­do­po­de­ro­so or­ga­nis­mo aler­tó que Gre­cia ne­ce­si­ta mi­les de mi­llo­nes y ali­vio. Es­tá cla­ro que el re­fe­ren­do del do­min­go de­ci­di­rá el fu­tu­ro del país en Eu­ro­pa.

La Nueva - - EL MUNDO - Agen­cia Reuters

LA CIU­DA­DA­NÍA ES­TÁ MO­LES­TA E IN­QUIE­TA

ATE­NAS - El Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal ad­vir­tió ayer que Gre­cia se en­fren­ta a un enor­me agu­je­ro fi­nan­cie­ro, mien­tras sus mo­les­tos ciu­da­da­nos se pre­pa­ran pa­ra vo­tar en un re­fe­ren­do que po­dría de­ci­dir su fu­tu­ro en Eu­ro­pa.

A so­lo días de que Gre­cia in­cum­plió par­te de su deu­da con el FMI, par­te de la troi­ka de acree­do­res que fi­nan­ció sus res­ca­tes, la en­ti­dad di­jo que el país ne­ce­si­ta­rá 50.000 mi­llo­nes de eu­ros más de fon­dos en los pró­xi­mos 3 años pa­ra man­te­ner­se a flo­te, que in­clu­yen 36.000 mi­llo­nes de eu­ros de sus so­cios europeos. Ade­más, Gre­cia re­quie­re un sig­ni­fi­ca­ti­vo ali­vio de su deu­da.

La ad­ver­ten­cia del FMI des­ta­có la mag­ni­tud de los pro­ble­mas que afron­ta Ate­nas, sea cual sea el re­sul­ta­do del re­fe­ren­do pa­ra apro­bar o re­cha­zar la ofer­ta he­cha por sus acree­do­res europeos el mes pa­sa­do.

El re­cha­zo del pri­mer mi­nis­tro de Gre­cia, Ale­xis Tsi­pras, a los tér­mi­nos del chan­ta­je de sus acree­do­res, que exi­gen re­cor­tes de gas­tos y al­zas de im­pues­tos, in­dig­nó tan­to a los so­cios del país que no hay es­pe­ran­za de un acer­ca­mien­to an­tes de la con­sul­ta del do­min­go.

En el cuar­to día de cie­rre de ban­cos y de con­tro­les de ca­pi­ta­les, el des­tino del go- bierno iz­quier­dis­ta de­pen­de de lo que de­ci­dan los mo­les­tos vo­tan­tes grie­gos, que se de­ba­ten en­tre el re­sen­ti­mien­to ha­cia los pres­ta­mis­tas y el enojo con sus pro­pios po­lí­ti­cos.

Pa­sa­do ma­ña­na los grie­gos de­be­rán to­mar una decisión so­bre un te­ma que su go­bierno fue in­ca­paz de de­ci­dir en me­ses de ás­pe­ras ne­go­cia­cio­nes con sus so­cios de Eu­ro­pa.

"Les es­ta­mos pi­dien­do que vo­ten con sus ojos abier­tos pen­san­do en to­das las con­se­cuen­cias de un vo­to 'no', que pue­de lle­var a Gre­cia fue­ra de la zo­na eu­ro", di­jo el pri­mer mi­nis­tro fran­cés Ma­nuel Valls, en los már­ge­nes de una cum­bre eco­nó­mi­ca en Lyon.

El co­men­ta­rio re­fle­ja el te­mor de mu­chos en la zo­na eu­ro a que la sa­li­da de Gre­cia cam­bie la esen­cia de la unión mo­ne­ta­ria de 15 años, a la que se pre­ten­día in­que­bran­ta­ble.

Tsi­pras tie­ne mu­cho en jue­go. Lo más pro­ba­ble es que su Po­der Eje­cu­ti­vo cai­ga si los vo­tan­tes res­pal­dan el plan de res­ca­te que él re­cha­zó por con­si­de­rar­lo co­mo una hu­mi­lla­ción pa­ra Gre­cia.

Su coa­li­ción se es­tá des­mo­ro­nan­do por­que una se­rie de dipu­tados del par­ti­do de los Grie­gos In­de­pen­dien­tes, su so­cio me­nor en la alian­za de go­bierno, ya avi­sa­ron que apo­ya­rán el "sí".

El úni­co son­deo am­plio da­do a co­no­cer des­pués de que se con­vo­có al re­fe­ren­do mos­tró que el "no" lle­va una ven­ta­ja, pe­ro el apo­yo a es­ta pos­tu­ra es­tá de­ca­yen­do rá­pi­da­men­te y el ban­do del "sí" es­ca­ló des­de que los ban­cos de­ja­ron de abrir.

Al día si­guien­te de la con­sul­ta to­dos se­re­mos uno en el es­fuer­zo de sa­car al país de la cri­sis, que sin du­da la su­pe­rará".

Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

ALE­XIS TSI­PRAS PRI­MER MI­NIS­TRO HELÉNICO

REUTERS

Am­bas ban­de­ras, por aho­ra, mar­chan jun­tas. Te­mor en la zo­na eu­ro a que la sa­li­da de Gre­cia cam­bie la esen­cia de to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.