La ame­na­za­ron pa­ra sus­traer­le di­ne­ro y jo­yas

Los la­dro­nes sor­pren­die­ron a Ana Ig­nis­ci en el pa­tio de su ca­sa y le apun­ta­ron con ar­mas pa­ra ro­bar­le.

La Nueva - - SEGURIDAD. -

Una di­fí­cil si­tua­ción vi­vió una mu­jer cuan­do se en­con­tra­ba en el pa­tio de su ca­sa de Vi­lla Sol­da­ti y fue sor­pren­di­da por dos la­dro­nes ar­ma­dos, quie­nes sal­ta­ron un pa- re­dón y la obli­ga­ron a en­tre­gar­les jo­yas y di­ne­ro.

El he­cho se pro­du­jo al­re­de­dor de las 18.30 del miér­co­les, en la vi­vien­da ubi­ca­da en Pun­ta Al­ta 428, y re­sul­tó dam­ni­fi­ca­da Ana Ig­nis­ci (63).

Ro­ber­to La­mo­ne­ga (66) ex­pli­có que su es­po­sa se en­con­tra­ba so­la cuan­do la asal­ta­ron.

Des­cri­bió tam­bién que los de­lin­cuen­tes ac­tua­ron con los ros­tros cu­bier­tos por bu­fan­das y go­rros, aun­que des­ta­có que no agre­die­ron fí­si­ca­men­te a su mu­jer.

“Se­gún pa­re­ce, en­tra­ron por la ca­sa de un ve­cino, quien di­jo que cuan­do sal­ta­ron pa­ra mi pa­tio le rom­pie­ron unos ca­ños de plás­ti­co co­lo­ca­dos en­tre la pa­red mía y la de él. Pe­ro a ese hom­bre no le ro­ba­ron na­da”, ex­pre­só La­mo­ne­ga.

In­di­có que en ese mo­men­to Ig­nis­ci se en­con­tra­ba en el pa­tio y fue abor­da­da por los des­co­no­ci­dos.

“La en­ca­ño­na­ron con dos ar­mas y le di­je­ron que les die­ra lo que te­nía, en­ton­ces ella les en­tre­gó to­das las jo­yas de oro que te­nía pues­tas. Des­pués fue­ron a aden­tro de nues­tra ca­sa y le or­de­na­ron que les die­ra pla­ta, así que les dio al­re­de­dor de 5.000 pe­sos”, agre­gó.

“Por suer­te no la las­ti­ma­ron, pe­ro la in­ti­mi­da­ron de ma­ne­ra ver­bal di­cién­do­le `da­me to­do, da­me to­do´, mien­tras la em­pu­ja­ban de un la­do pa­ra el otro”.

Ex­pli­có que en de­ter­mi­na­do mo­men­to uno de los in­di­vi­duos aler­tó al otro pa­ra es- ca­par del si­tio.

“Des­pués de ro­bar, uno de los la­dro­nes le em­pe­zó a de­cir al otro `va­mos, va­mos´ y se es­ca­pa­ron por la puer­ta del por­tón del ga­ra­je, que del la­do de aden­tro tie­ne pi­ca­por­te. Ya era la tar­de-no­che y es­ta­ba em­pe­zan­do a os­cu­re­cer, pe­ro las lu­ces de afue­ra to­da­vía no es­ta­ban pren­di­das. Ca­paz que es­tu­vie­ron cin­co mi­nu­tos o me­nos”, sos­tu­vo.

“To­da­vía no sa­be­mos si nos ro­ba­ron al­go más, por eso aho­ra nos va­mos a po­ner a re­vi­sar to­da la ca­sa. Es la pri­me­ra vez que nos ro­ban acá, don­de vi­vi­mos siem­pre, y es­pe­ro que ha­ya si­do la úl­ti­ma. Aho­ra va­mos a ir a ra­di­car la de­nun­cia”, con­clu­yó

Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

Ro­ber­to La­mo­ne­ga des­cri­bió el mal mo­men­to que so­por­tó su es­po­sa al ser asal­ta­da..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.