Gre­cia se acer­ca al re­fe­ren­do pro­fun­da­men­te con­fun­di­da

Ma­ña­na po­dría de­ci­dir­se el fu­tu­ro de la na­ción he­lé­ni­ca den­tro de la zo­na eu­ro, mien­tras las dis­tin­tas en­cues­tas mues­tran que las opi­nio­nes es­tán di­vi­di­das ca­si en par­tes igua­les.

La Nueva - - EL MUNDO - Agen­cia Reuters

ATE­NAS - Mi­les de grie­gos sa­lie­ron a las ca­lles ayer pa­ra ma­ni­fes­tar­se por el re­fe­ren­do de es­te fin de se­ma­na que po­dría de­ci­dir el fu­tu­ro de su na­ción den­tro de la zo­na eu­ro, mien­tras los son­deos mues­tran que las opi­nio­nes es­tán di­vi­di­das ca­si en par­tes igua­les.

El pri­mer mi­nis­tro, Ale­xis Tsi­pras, elec­to en enero en me­dio de pro­me­sas de po­ner fin a 6 años de aus­te­ri­dad, ex­hor­tó a sus com­pa­trio­tas a re­cha­zar las du­ras con­di­cio­nes de un acuer­do de ayu­da pro­pues­to por acree­do­res in­ter­na­cio­na­les pa­ra man­te­ner al país a flo­te.

Sus so­cios europeos ad­vir­tie­ron que un vo­to por el "no" po­ne en pe­li­gro la per­ma­nen­cia de Gre­cia en la zo­na eu­ro.

Tsi­pras di­ce que exa­ge­ran por te­mor a las con­se­cuen­cias pa­ra Eu­ro­pa y la economía glo­bal. Pe­ro un vo­to por el "sí" po­dría de­ter­mi­nar su sa­li­da del go­bierno e inau­gu­rar un nue­vo pe­rio­do de ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca pa­ra un país que tam­ba­lea tras 5 días de ban­cos ce­rra­dos y lí­mi­tes a los re­ti­ros de efec­ti­vo.

Re­pi­tien­do la em­bes­ti­da con­tra sus so­cios europeos, a quie­nes acu­só de chan­ta­je y de plan­tear ul­ti­má­tums a Gre­cia, Tsi­pras pi­dió cal­ma de ca­ra a la vo­ta­ción de ma­ña­na.

"Lo que es­tá en jue­go no es la per­ma­nen­cia de Gre­cia en Eu­ro­pa, sino si el chan­ta­je nos obli­ga­rá a acep­tar la con­ti­nua­ción de una po­lí­ti­ca que los mis­mos pres­ta­mis­tas re­co­no­cen que es un ca­lle­jón sin sa­li­da", es­gri­mió.

"Lo que es­tá en jue­go el do­min­go es si da­re­mos con­sen­ti­mien­to a la muer­te len­ta de la economía", agre­gó.

Sus ri­va­les lo acu­san de ju­gar­se el fu­tu­ro helénico con un ple­bis­ci­to a las apu­ra­das que pa­ra un or­ga­nis­mo eu­ro­peo de de­re­chos hu­ma­nos no cum­ple con los es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les de im­par­cia­li­dad.

Tal re­fe­ren­do es con­vo­ca- do pa­ra que los grie­gos de­ci­dan si acep­tan o re­cha­zan las con­di­cio­nes del acuer­do.

Los son­deos mues­tran una muy ajus­ta­da ven­ta­ja pa­ra el "sí”.

Se­ña­les

Pe­ro de­trás de la re­tó­ri­ca hu­bo se­ña­les más con­cre­tas de la pre­sión que Eu­ro­pa pue­de ejer­cer so­bre Gre­cia.

El fon­do de res­ca­te de la Eu­ro­zo­na, que es el ma­yor acree­dor del país, anun­ció que se re­ser­va el de­re­cho de re­cla­mar el pa­go de to­da la deu­da de 130.900 mi­llo­nes de eu­ros an­tes de lo pro­gra­ma­do, des­pués de que Ate­nas in­cum­plió es­ta se­ma­na con un des­em­bol­so al Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal (FMI). Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Más de 40.000 grie­gos lle­na­ron el cen­tro de Ate­nas en dos con­cen­tra­cio­nes mul­ti­tu­di­na­rias pa­ra res­pal­dar el "sí" y el "no" en la con­sul­ta.

REUTERS

En me­dio de una ten­sión cre­cien­te, en la his­tó­ri­ca Syn­tag­ma, el pue­blo em­pe­zó una vez más a ma­ni­fes­tar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.