EN­TRE­TE­NI­MIEN­TO PA­RA LA FA­MI­LIA

La Nueva - - APLAUSOS -

Los Minions son pe­que­ñas cria­tu­ras de co­lor ama­ri­llo que, se­gún nos cuen­tan en la pe­lí­cu­la que se les de­di­ca, han exis­ti­do des­de el prin­ci­pio del tiem­po.

Evo­lu­cio­na­ron de los or­ga­nis­mos uni­ce­lu­la­res de Pan­gea, y su na­tu­ra­le­za y pro­pó­si­to es ser­vir al vi­llano más ma­lo que en­cuen­tren en su ca­mino.

La tor­pe­za de al­gu­nos de ellos hi­zo que nin­gún je­fe les du­ra­se de­ma­sia­do, y eso que ca­mi­na­ron en­tre di­no­sau­rios, hom­bres de las ca­ver­nas y sus su­ce­so­res ge­né­ri­cos, por to­do el mun­do ci­vi­li­za­do.

Tras una cri­sis de iden­ti­dad, Ke­vin, el más in­te­li­gen­te del nu­me­ro­so gru­po, de­ci­de em­pren­der un via­je acom­pa­ña­do por dos vo­lun­ta­rios, en bus­ca de un nue­vo ma­lo a quien se­cun­dar.

En­tre Nue­va York, Or­lan­do y Lon­dres, es­tos chi­cos vi­ven una ex­pe­rien­cia que los cru­za con los cri­mi­na­les más te­mi­dos, la pri­me­ra vi­lla­na de la Tie­rra, y has­ta la mis­mí­si­ma rei­na Isa­bel de In­gla­te­rra.

Pa­ra vol­ver a ver

Da la im­pre­sión de que Mi­nons es la cla­se de pe­lí­cu­las que se dis­fru­ta mu­cho más en las se­gun­das y ter­ce­ras vis­tas que en la pri­me­ra.

No es és­te un re­pro­che a la idea y de­sa­rro­llo de la his­to­ria. Por el con­tra­rio, es la an­sie­dad del es­pec­ta­dor la que jue­ga en con­tra del pri­mer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.