Con el bol­so car­ga­do de tris­te­za y desa­zón

El plan­tel re­tor­nó al país tras per­der la final de la Co­pa con Chile. No hu­bo de­cla­ra­cio­nes en Ezei­za.

La Nueva - - DEPORTES - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

La Se­lec­ción ar­gen­ti­na de fút­bol re­gre­só al país en la ma­dru­ga­da de ayer, ho­ras des­pués de la de­cep­cio­nan­te de­rro­ta fren­te a Chile en la final de la Co­pa Amé­ri­ca, con mu­cha tris­te­za en los ros­tros de sus ju­ga­do­res, que no hi­cie­ron de­cla­ra­cio­nes pú­bli­cas al ser re­ci­bi­dos por ape­nas un pu­ña­do de hin­chas en el ae­ro­puer­to de Ezei­za.

La de­le­ga­ción na­cio­nal co­man­da­da por el en­tre­na­dor Ge­rar­do Mar­tino re­tor­nó del país tras­an­dino en un vue­lo char­ter y fue re­ci­bi­do por un re­du­ci­do gru­po de per­so­nas.

En­tre otros, se pu­do ver pa­sar a Lio­nel Mes­si, Ser­gio Agüe­ro, Ja­vier Mas­che­rano y Ja­vier Pas­to­re, quie­nes ca­mi- na­ron uno a uno por una zo­na res­guar­da­da del com­ple­jo de Ezei­za, que ha­bía si­do pre­pa­ra­da pre­vien­do la gen­te que iba a acer­car­se en ca­so de ha­ber ob­te­ni­do el tí­tu­lo. Lue­go de igua­lar sin go­les en el tiem­po re­gla­men­ta­rio, el con­jun­to ar­gen­tino per­dió por pe­na­les 4 a 1 an­te Chile y su­mó su ter­ce­ra final con­ti­nen­tal con de­rro­ta, ya que ha­bía caí­do en las de­fi­ni­cio­nes de las edi­cio­nes Pe­rú 2004 y Ve­ne­zue­la 2007 an­te Brasil.

Sin rea­li­zar de­cla­ra­cio­nes los ju­ga­do­res se subie­ron a un au­to­bús que es­pe­ra­ba den­tro de la pis­ta al pie del avión pa­ra no pa­sar por la ter­mi­nal ae­ro­por­tua­ria y que los tras­la­dó al pre­dio de la Aso­cia­ción del Fút­bol Ar­gen­tino (AFA).

En ese ca­mino, hu­bo unas cin­cuen­ta per­so­nas pa­ra dar­le su apo­yo a la Se­lec­ción desafian­do la ma­dru­ga­da y el in­ten­so frío con un ter­mó­me­tro que mar­ca­ba tem­pe­ra­tu­ras ba­jo ce­ro.

Los fut­bo­lis­tas fue­ron li­be­ra­dos y ten­drán unos días de des­can­so an­tes de re­tor­nar a sus res­pec­ti­vos clu­bes pa­ra la pretemporada.

Una vez en Bue­nos Ai­res, fue el la­te­ral iz­quier­do Mar- cos Ro­jo el que com­par­tió su pen­sa­mien­to a tra­vés de su cuen­ta oficial en las re­des so­cia­les.

"La ver­dad es que no hay mu­cho que de­cir... Ha­blar de de­cep­ción, do­lor o tris­te­za es po­co. #Chi­le2015", es­cri­bió el ju­ga­dor del Man­ches­ter Uni­ted.

Y com­ple­tó: "Aún, hay que agra­de­cer­les a los hin­chas por to­da la fuer­za y el ca­ri­ño. Gra­cias a mi gen­te.

El pró­xi­mo par­ti­do de la Se­lec­ción ar­gen­ti­na se­rá el 8 de sep­tiem­bre cuan­do se en­fren­te en un par­ti­do amis­to­so in­ter­na­cio­nal con su par de Mé­xi­co en el es­ta­dio AT&T de Ar­ling­ton, en Te­xas.

En tan­to, tres días de esa fe­cha se rea­li­za­rá la con­fir­ma­ción oficial pa­ra un en­cuen­tro an­te Brasil en una ciu­dad a de­sig­nar y tam­bién en los Es­ta­dos Uni­dos.

Lo que res­ta por de­fi­nir es el pro­gra­ma de las Eliminatorias sud­ame­ri­ca­nas, que se sor­tea­rán en las pró­xi­mas se­ma­nas en una asam­blea que se rea­li­za­rá en Bue­nos Ai­res.

REUTERS

Sin con­sue­lo, el plan­tel ar­gen­tino su­frió la de­rro­ta fren­te a Chile, por la Co­pa Amé­ri­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.