Fran­cia y Ale­ma­nia le de­jan la puer­ta abier­ta a Gre­cia

An­te un Ale­xis Tsi­pras vic­to­rio­so, Pa­rís y Ber­lín coin­ci­die­ron en las mis­mas pa­la­bras pa­ra exi­gir­le pro­pues­tas, de­ján­do­le un pe­que­ño mar­gen pa­ra ne­go­ciar el sal­va­men­to helénico, en es­ta­do de ur­gen­cia fi­nan­cie­ra.

La Nueva - - EL MUNDO. -

PA­RIS - Fran­cia y Ale­ma­nia de­ja­ron ayer abier­ta la puer­ta al diá­lo­go con Gre­cia tras el triun­fo del "no" en el re­fe­ren­do del do­min­go, pe­ro avi­sa­ron que el tiem­po apre­mia más que nun­ca y que so­lo acep­ta­rán una pro­pues­ta se­ria y creí­ble.

El pre­si­den­te fran­cés, Fra­nçois Ho­llan­de, y la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel, se reunie­ron du­ran­te ho­ra y me­dia en el Elí­seo pa­ra bus­car una res­pues­ta con­jun­ta al re­cha­zo grie­go a las úl­ti­mas pro­pues­tas de los acree­do­res in­ter­na­cio­na­les, des­pués de cier­tas di­so­nan­cias en­tre Ber­lín y Pa­rís la se­ma­na pa­sa­da.

El men­sa­je fue tan cla­ro co­mo es­pe­ra­do: exis­te un res­qui­cio pa­ra el en­ten­di­mien­to, pe­ro aho­ra es res­pon­sa­bi­li­dad del pri­mer mi­nis­tro grie­go, Ale­xis Tsi­pras, pre­sen­tar de for­ma ur­gen­te un plan acep­ta­ble y pre­ci­so.

Se espera que la nue­va pro­pues­ta grie­ga lle­gue ma­ña­na a la cum­bre de je­fes de Es­ta­do y de go­bierno de la zo­na eu­ro.

"La puer­ta es­tá abier­ta a las dis­cu­sio­nes. Aho­ra le to­ca al go­bierno de Tsi­pras ha­cer pro­pues­tas se­rias y creí­bles pa­ra que es­ta vo­lun­tad de se­guir en la zo­na eu­ro pue­da tra­du­cir­se en un pro­gra­ma du­ra­de­ro", sen­ten­ció Ho­llan­de en una de­cla­ra­ción con­jun­ta con Mer­kel.

En el mis­mo tono gra­ve y apre­mian­te, el man­da­ta­rio ga­lo re­cor­dó que no que­da mu­cho tiem­po y que es ur­gen­te, tan­to pa­ra Gre­cia co­mo pa­ra Eu­ro­pa, ha­llar un acuer­do que per­mi­ta a Ate­nas afron­tar el pa­go de sus deu­das.

Aun­que sus pa­la­bras fue­ron muy si­mi­la­res, la can­ci­ller, a di­fe­ren­cia de su co­le­ga, di­jo que Eu­ro­pa de­mos­tró ya mu­cha so­li­da­ri­dad ha­cia Gre­cia.

Y lan­zó un avi­so: la úl­ti­ma pro­pues­ta eu­ro­pea - re­cha­za­da de for­ma abru­ma­do­ra por los grie­gos- era muy ge­ne­ro­sa, lo que au­gu­ra unas ne­go­cia­cio­nes bo­rras­co­sas.

Mer­kel, ade­más, in­sis­tió en que ha­brá que es­pe­rar a ver cuál es la reac­ción de los otros 18 paí­ses del eu­ro, por­que "eso tam­bién es la de­mo­cra­cia, y te­ne­mos una so­be­ra­nía com­par­ti­da".

A la espera del re­sul­ta­do de la cru­cial cum­bre de hoy, to­do ha­ce in­di­car que los ban­cos grie­gos no abri­rán has­ta el pró­xi­mo jue­ves pa­ra evi­tar una ma­si­va sa­li­da de ca­pi­ta­les.

Mien­tras, el Ban­co Cen­tral Eu­ro­peo ( BCE) man­ten­drá sin cam­bios la can­ti­dad de li­qui­dez má­xi­ma ( 89.000 mi­llo­nes de eu­ros) que los ban­cos grie­gos pue­den pe­dir al Ban­co de Gre­cia.

Las dis­cu­sio­nes con los acree­do­res ten­drán a par­tir de aho­ra a un nue­vo nom­bre al fren­te del mi­nis­te­rio grie­go de Fi­nan­zas, el de Eu­cli­dis Tsa­ka­lo­tos.

En un ges­to con­ci­lia­dor ha­cia los so­cios, Tsa­ka­lo­tos re­em­pla­za­rá a Ya­nis Va­ru­fa­kis, que se sen­tía "abo­rre­ci­do" por el Eu­ro­gru­po. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va. com

El Fon­do Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal es­tá dispuesto a ayu­dar a Gre­cia si se lo pi­den, afi rmó la di­rec­to­ra del or­ga­nis­mo, Ch­ris­ti­ne La­gar­de.

REUTERS

En Bruselas,

se­de de la Unión Eu­ro­pea, por aho­ra la ban­de­ra co­mu­ni­ta­ria fl amea jun­to a la grie­ga. Cues­tión de días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.